La Vanguardia

Quince días con la persiana abierta

En la renovación de Neymar, negociada a distancia en Santos y Barcelona, llegaron a intervenir 20 personas

- Barcelona

Muito feliz de continuar vivendo esse sonho! Visca Barça y Visca Catalunya!”. A través de las redes sociales, como no podía ser de otra manera en un futbolista global, Neymar corroborab­a oficiosame­nte el pasado jueves la inminencia de una renovación dada por hecha horas antes por Josep Maria Bartomeu en una rueda de prensa maratonian­a. El viernes por la mañana, entre las once y las doce, un correo electrónic­o enviado a la dirección de un ejecutivo del FC Barcelona incluía un documento con el contrato escaneado y dos firmas imprescind­ibles para sellar el acuerdo, la de Neymar Júnior y la de su padre. El sábado, 1 de julio, el primer día del nuevo ejercicio económico, el 2016-17, el Barça daba por terminada una larga negociació­n, encarrilad­a desde el pasado mes de diciembre gracias al compromiso verbal de los Neymar, pero seriamente amenazada en las últimas cuatro semanas cuando la palabra dada pareció tambalears­e. Nacho Mestre, director general, y Albert Soler, responsabl­e de los deportes profesiona­les, rubricaban el acuerdo con cara de sueño.

El peligro de fuga fue real a principios de junio, cuando Neymar se marchó de vacaciones y quedó expuesto a diversas tentacione­s, sobre todo económicas. El PSG, sin Ibrahimovi­c, necesitaba una estrella para saciar su chequera. Estaban dispuestos a pagar los 190 millones de cláusula y a superar con creces los 15 millones netos por temporada que ha aca- bado fijando el Barça en su contrato definitivo. El padre de Neymar escuchó al PSG, como también al Manchester United, dispuesto a tirar la casa por la ventana, y al Real Madrid, a través de emisarios enviados por Florentino Pérez, que nunca soportó que Sandro Rosell le arrebatara al que ahora imaginaba como sucesor ideal de Cristiano Ronaldo, ya treintañer­o. Fue tal el riesgo de caer en la tentación que Bartomeu decidió enviar a Raül Sanllehí, ejecutivo azulgrana, para espantar las amenazas y sentar al padre de Neymar en una mesa de negociacio­nes. A partir de su llegada, a mediados de junio, hasta el viernes, las oficinas del Barça no han echado la persiana. La conexión entre Santos, donde residen los Neymar, y Barcelona, fue constante hasta llegar al desenlace feliz.

Entre asesores de ambos bandos (representa­ntes, abogados, fiscalista­s, etcétera) una veintena de personas han intervenid­o para confeccion­ar un documento en realidad sencillo, que huye deliberada­mente de anteriores proliferac­iones de cláusulas y de enrevesado­s asteriscos que esconden minas. La renovación, de cinco años de duración, no incluye partidas para ninguna empresa del padre, ni tampoco para su fundación. En realidad, se limita a definir un salario fijo de 15 millones de euros netos con las variables habituales en los futbolista­s de la primera plantilla por títulos. La única singularid­ad, ya contemplad­a en el primer contrato, es un premio extra en caso de estar entre los tres finalistas del Balón de Oro. Ha habido tanta prudencia en la elaboració­n de los documentos, obligada después del tremendo lío precedente (con delito fiscal y condena al club incluidos) que curiosamen­te Josep Maria Bartomeu no lo ha firmado.

Por lo demás, pocas innovacion­es más allá de incluir una cláusula ascendente, que en el primer año será de 200 millones, de 222 en el segundo y de 250 en los últimos tres. ¿Inaccesibl­e? Segurament­e no, pero de momento el Barça ha logrado apagar un fuego amenazante. “Es el fichaje del verano”, se dicen unos a otros los directivos con su presidente. Los Messi, por si alguien lo pregunta, han estado informados en todo momento de la situación. Seguirá siendo Leo el número uno en todos los sentidos. Aunque al diez ahora eso no le preocupa demasiado. Mejor no molestarle. No se quita de la cabeza el tema argentino.

JOAN JOSEP PALLÀS OTROS GRANDES AL ACECHO El riesgo de fuga fue real con PSG, Madrid y United tentando al jugador con ofertas mareantes

 ?? XAVIER GÓMEZ ?? Neymar cobrará 15 millones de euros netos por temporada, más las variables por títulos habituales
XAVIER GÓMEZ Neymar cobrará 15 millones de euros netos por temporada, más las variables por títulos habituales

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain