La Vanguardia

Balón, te quiero

-

Hoy, día de Reyes, el balón vuelve a ser uno de los regalos favoritos. El regalo eterno. Siempre bien recibido, por deseado incluso cada día más por las niñas. En torno a un balón giran sueños, ilusiones y frustracio­nes. Hay quienes lo envían al palo, otros aciertan poniéndolo en la escuadra, y es ajeno a quienes discuten sobre si botó, antes de, en o después de la línea. Otros lo mandan al infinito, a un charco o a la copa de un árbol, cuando envejecen se les levanta la piel y es paradójica­mente cuando son más queridos.

Los hay que sueñan con tenerlo de oro y otros se hacen de oro con él. Siempre en silencio, en ocasiones, hace guiños de complicida­d cuando se cuela entre las piernas de un portero. Le gusta estar en su peso y llora en silencio en las largas noches oscuras en el rincón de un cuarto olvidado.

El balón une y combina con todos, sabe estar en las distancias cortas y si conviene es directo. Siempre redondos aunque hay quienes los ven cuadrados, a veces rebeldes, se rebotan o cogen raros efectos. Entrañable­s, majestuoso­s siempre. Dan muchas vueltas pero no se marean. Les gusta estar con los niños y las niñas para dibujarles recovecos.

Balón, te quiero.

JOSEP V. MADOLELL

Barcelona

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain