'Crowd­len­ding', la fi­nan­cia­ción al­ter­na­ti­va

La Vanguardia - - MONOGRÁFIC­O ESPECIAL - Pi­lar Mau­rell

Las em­pre­sas tra­di­cio­na­les bus­can nue­vas for­mas de fi­nan­ciar­se. Y una de ellas es el crowd­len­ding, “una fór­mu­la de fi­nan­cia­ción y de in­ver­sión en la que se po­ne en con­tac­to a in­ver­so­res que quie­ren pres­tar di­ne­ro, a cam­bio de ca­pi­tal e in­te­rés, con em­pre­sas que quie­ran ob­te­ner es­ta fi­nan­cia­ción”, ex­pli­ca Eloi No­ya, co­fun­da­dor y di­rec­tor de desa­rro­llo de ne­go­cio de Loa­nBook, una pla­ta­for­ma de

crowd­len­ding que ope­ra des­de oc­tu­bre de 2013 y que ya ha con­ce­di­do cré­di­tos a py­mes por un va­lor de 20,5 mi­llo­nes de eu­ros.

Loa­nBook aca­ba de sa­car un es­tu­dio so­bre el per­fil me­dio de las py­mes que acu­den a es­te ti­po de fi­nan­cia­ción y ha di­bu­ja­do un re­tra­to ro­bot sor­pren­den­te. “Exis­ten creen­cias erró­neas so­bre es­te ti­po de fi­nan­cia­ción que in­di­ca­rían que las em­pre­sas que lo so­li­ci­tan son muy jó­ve­nes y con pro­yec­tos muy ini­cia­les. Y no es así”, apun­ta No­ya. Y es que el re­sul­ta­do de su es­tu­dio afir­ma que el per­fil me­dio de las py­mes que re­cu­rren al crowd­len­ding en España es­tán con­so­li­da­das, tie­nen de me­dia 22 años de vi­da, es­tán com­pues­tas por nue­ve tra­ba­ja­do­res y tie­nen una fac­tu­ra­ción de 2,1 mi­llo­nes de eu­ros.

Loa­nBook es­tá es­pe­cia­li­za­da en cré­di­to a em­pre­sas “en lo que se re­fie­re a la fi­nan­cia­ción de cir­cu­lan­te, es de­cir, a cré­di­tos a seis me­ses o a un año y has­ta un má­xi­mo de dos años”, afir­ma No­ya que aña­de que des­de la pla­ta­for­ma se bus­can “em­pre­sas con­so­li­da­das con más de tres años de an­ti­güe­dad y con un ni­vel de fac­tu­ra­ción mí­ni­mo”. Y es­to es así “por­que es el ti­po de cré­di­to que más co­no­ce­mos por ex­pe­rien­cia profesiona­l y por­que nues­tros in­ver­so­res bus­can cier­ta se­gu­ri­dad, que con­se­gui­mos en el cor­to pla­zo y en em­pre­sas con­so­li­da­das, que es don­de exis­te me­nos in­cer­ti­dum­bre”.

100.000 EU­ROS A DE­VOL­VER EN UN AÑO

Se­gún el es­tu­dio, ba­sa­do en el aná­li­sis de las más de 400 ope­ra­cio­nes fi­nan­cia­das por Loa­nBook des­de su lan­za­mien­to, la ope­ra­ción ti­po es un prés­ta­mo de 100.000 eu­ros a de­vol­ver en 360 días y con un ti­po de in­te­rés de en­tre un 5 y un 7%. Res­pec­to a los prin­ci­pa­les sec­to­res de ac­ti­vi­dad, des­ta­can el co­mer­cio ma­yo­ris­ta y mi­no­ris­ta, la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra o la cons­truc­ción.

No­ya ase­gu­ra que el crowd­len­ding es un com­ple­men­to a la fi­nan­cia­ción tra­di­cio­nal pe­ro afir­ma que las em­pre­sas es­tán apos­tan­do por es­te ti­po de cré­di­tos “cuan­do tie­nen una ne­ce­si­dad a cor­to pla­zo” y, en es­te sen­ti­do, “el

crowd­len­ding les da una res­pues­ta rá­pi­da”. La co­mo­di­dad y la trans­pa­ren­cia tam­bién son, a jui­cio del co­fun­da­dor y di­rec­tor de desa­rro­llo de ne­go­cio de Loa­nBook, ele­men­tos cla­ve, aun­que hay un ter­cer fac­tor y es la ne­ce­si­dad de di­ver­si­fi­car las fuen­tes de fi­nan­cia­ción. “Cuan­do ha­bla­mos con di­rec­to­res fi­nan­cie­ros de em­pre­sas siem­pre in­sis­ti­mos en ello. En la úl­ti­ma dé­ca­da he­mos asis­ti­do a un en­torno du­ro en el que se ha re­cor­ta­do el cré­di­to, aun­que aho­ra pa­re­ce que vuelve a fluir. Y una re­fle­xión es­tra­té­gi­ca que les ha­ce­mos es que de­ben di­ver­si­fi­car las fuen­tes de fi­nan­cia­ción con otras al­ter­na­ti­vas a los ban­cos co­mo pue­de ser el crowd­len­ding”, afir­ma No­ya.

De he­cho, se­gún el in­for­me de Loa­nBook, en­tre los fac­to­res que de­can­tan a las py­mes a fa­vor del crowd­len­ding des­ta­can “la agi­li­dad –que les per­mi­te ac­ce­der a fon­dos en un má­xi­mo de 7 días–, la trans­pa­ren­cia y los me­no­res cos­tes de in­ter­me­dia­ción, has­ta un 4% in­fe­rio­res a los de la ban­ca y no con­di­cio­na­dos a la con­tra­ta­ción de otros pro­duc­tos o ser­vi­cios”. Ade­más, otra de las con­clu­sio­nes del es­tu­dio es su al­to gra­do de fi­de­li­dad una vez prue­ban el sis­te­ma, co­mo acre­di­ta una ta­sa de re­no­va­ción en Loa­nBook su­pe­rior al 85%.

El crowd­len­ding es to­da­vía una ten­den­cia en España aun­que en el res­to del mun­do es ya una reali­dad con­so­li­da­da. “Nos lle­van ven­ta­ja por­que em­pe­za­ron an­tes y el com­por­ta­mien­to de las em­pre­sas fue­ra de España es más on­li­ne, es­tán más acos­tum­bra­das a las al­ter­na­ti­vas fi­nan­cie­ras”, afir­ma No­ya, que aña­de que “en España, la ban­ca ha he­cho muy bien las co­sas y ha te­ni­do mu­cha pre­sen­cia a tra­vés de las ofi­ci­nas, de mo­do que ha con­se­gui­do una cuo­ta de mer­ca­do su­pe­rior que en otros paí­ses de nues­tro en­torno. Sin em­bar­go, es­ta­mos vi­vien­do una pro­gre­sión ex­po­nen­cial del

crowd­len­ding aquí en España”.

CON­SO­LI­DA­CIÓN

Y así es por­que mu­chos es­tu­dios apun­tan a una con­so­li­da­ción de es­te sis­te­ma de fi­nan­cia­ción en nues­tro país, co­mo el in­for­me

Sus­tai­ning Mo­men­tum, de la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge en co­la­bo­ra­ción con KPMG. Se­gún sus da­tos, en 2015 el crowd­len­ding pa­ra py­mes no so­lo vehi­cu­ló 21,8 mi­llo­nes de cré­di­to en España, sino que fue la mo­da­li­dad de fi­nan­cia­ción al­ter­na­ti­va que re­gis­tró un ma­yor cre­ci­mien­to: en con­cre­to, del 222% en los úl­ti­mos tres años, du­ran­te los cua­les han ne­go­cia­do un to­tal de 38 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún da­tos de la pla­ta­for­ma Len­dix.

El di­rec­tor ge­ne­ral de la pla­ta­for­ma de Len­dix España, Gré­goi­re de Les­ta­pis, con­si­de­ra que “en paí­ses co­mo España o Fran­cia, el mer­ca­do de prés­ta­mos pa­ra em­pre­sas es de en torno a 100.000 mi­llo­nes de eu­ros y cree­mos que en­tre el 1% y el 2% de es­te mer­ca­do pa­sa­rá a tra­vés de pla­ta­for­mas de prés­ta­mos los pró­xi­mos cin­co años”. Así, pues, se­gún las es­ti­ma­cio­nes de Len­dix, el

crowd­len­ding mo­ve­rá más de 2.000 mi­llo­nes de eu­ros en prés­ta­mos a em­pre­sas en España en los pró­xi­mos 5 años.

Unas pers­pec­ti­vas muy op­ti­mis­tas pa­ra un sec­tor que, efec­ti­va­men­te, va al al­za gra­cias a las in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y a la cul­tu­ra di­gi­tal, ca­da vez más arrai­ga­da.

"Nues­tros in­ver­so­res bus­can cier­ta se­gu­ri­dad, que con­se­gui­mos en el cor­to pla­zo y en em­pre­sas con­so­li­da­das, que es don­de exis­te me­nos in­cer­ti­dum­bre”

Eloi No­ya es co­fun­da­dor y di­rec­tor de desa­rro­llo de ne­go­cio de Loa­nBook.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.