Los al­cal­des ho­me­na­jean el “Bar­ce­lo­na po­sa’t gua­pa”

El II Con­grés Internacional de Pai­sat­ge Ur­bà reúne a Pas­qual Ma­ra­gall, Joan Clos, Jor­di He­reu y Xa­vier Trias

La Vanguardia - - VIVIR - LUIS BENVENUTY Bar­ce­lo­na

Los exal­cal­des de Bar­ce­lo­na Joan Clos y Jor­di He­reu se pu­sie­ron ayer por la tar­de a re­cor­dar un mon­tón de ba­ta­lli­tas de los años ochen­ta. No lo pu­die­ron evi­tar. Y Pas­qual Ma­ra­gall, sen­ta­do en la pri­me­ra fi­la del sa­lón de ac­tos del Cai­xaFò­rum ubi­ca­do en la fal­da de Mont­juïc, se des­ter­ni­lla­ba de ri­sa una y otra vez, so­bre to­do cuan­do le re­cor­da­ban los nom­bres de su equi­po, so­bre to­do cuan­do ha­bla­ron de Se­rra Mar­tí... Y es que el II Con­grés Internacional de Pai­sat­ge Ur­bá quie­re es­tos días ren­dir ho­me­na­je a una ini­cia­ti­va que hi­zo his­to­ria en el de­ve­nir de la ca­pi­tal ca­ta­la­na: la cam­pa­ña “Bar­ce­lo­na po­sa’t gua­pa”. En ver­dad se tra­ta de re­co­no­ci­mien­to a to­da la ciu­da­da­nía. Tam­bién es­tu­vie­ron pre­sen­tes Xa­vier Trias, y en re­pre­sen­ta­ción de Ada Co­lau, que aún es­tá de ba­ja ma­ter­nal y se­lec­cio­na con mu­cho cui­da­do sus apa­ri­cio­nes pú­bli­cas, la te­nien­te de al­cal­de de Ur­ba­nis­mo, Ja­net Sanz. No es­ta­ba Nar­cís Se­rra, pero es que su man­da­to fue an­te­rior a es­ta his­to­ria.

“Fue po­lé­mi­co has­ta el nom­bre –re­cor­dó Clos en la ta­ri­ma–... al­gu­nos lle­ga­ron a de­cir que era un aten­ta­do con­tra la len­gua... La ver­dad es que no te­nía­mos ni un du­ro, y si hu­bié­ra­mos te­ni­do al­go de di­ne­ro os ase­gu­ro que no lo ha­bría­mos de­di­ca­do a arre­glar fa­cha­das. ¡Te­nía­mos mu­chos pro­ble­mas más im­por­tan­tes!”. Ma­ra­gall tam­bién se rio an­te el co­men­ta­rio so­bre los ba­res. Al pa­re­cer, en aque­llos tiem­pos abun­da­ban en la ciu­dad ba­res que no tie­nen na­da que ver con los de hoy en día: muy apes­to­sos y sin pes­ti­llo en el aseo. Y bue­na par­te del res­to de la ca­pi­tal ca­ta­la­na te­nía un as­pec­to muy pa­re­ci­do. Bar­ce­lo­na, re­cuer­dan mu­chos, era en­ton­ces gris, tris­te, os­cu­ra... “Sí –si­guió Clos–, has­ta pen­sa­mos en ha­cer una lí­nea de ayu­das a los ba­res. El ca­so es que Pas­qual, des­de un via­je que hi­zo a Es­ta­dos Uni­dos, te­nía me­ti­da una pa­la­bra en la ca­be­za: es­pon­so­ri­za­ción”. Llá­men­lo pa­tro­ci­nio, llá­men­lo co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da, llá­men­lo in­clu­so em­po­de­ra­mien­to po­pu­lar... “Pero aque­llo se ex­ten­dió a to­da ve­lo­ci­dad. La gen­te co­men­zó a des­cu­brir que sus fa­cha­das eran de otro co­lor que nun­ca ha­bían ima­gi­na­do, y mu­chos, so­bre to­do el Ei­xam­ple, no po­dían per­mi­tir que sus ve­ci­nos lu­cie­ran más que ellos”.

Por­que una de las cla­ves de es­ta cam­pa­ña fue su ca­pa­ci­dad de des­per­tar el or­gu­llo ciu­da­dano, de re­for­zar el sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia, de ha­cer sen­tir a la gen­te que Bar­ce­lo­na for­ma­ba par­te de sus vidas. De otro mo­do, sin la im­pli­ca­ción de la gen­te, hu­bie­ra si­do im­po­si­ble lle­var a ca­bo la gran trans­for­ma­ción. Los Jue­gos Olím­pi­cos fue­ron el es­ce­na­rio, la fe­cha que sub­ra­yar en el ca­len­da­rio de las con­me­mo­ra­cio­nes, pero la fuer­za... “Por­que el pai­sa­je ur­bano es un ele­men­to fun­da­men­tal de la vi­da co­ti­dia­na de la gen­te –ex­pli­có He­reu en uno de los po­cos mo­men­tos en los que se pu­so se­rio, li­ge­ra­men­te se­rio–, y sin la im­pli­ca­ción de la gen­te los gran­des cam­bios nun­ca son po­si­bles, nun­ca no pue­den sa­lir ade­lan­te”.

Aho­ra, trein­ta y tan­tos años des­pués, con­tó el de­mó­cra­ta Trias cuan­do lle­gó su turno, Bar­ce­lo­na se en­fren­ta al re­to de ges­tio­nar to­dos sus éxi­tos, tie­ne que con­se­guir que las nue­vas tec­no­lo­gías me­jo­ren la vi­da co­ti­dia­na de la ciu­da­da­nía, tie­ne que en­fren­tar­se al cambio de­mo­grá­fi­co, “ha de con­ver­tir­se una vez más en to­do un ejem­plo”. “Y ello –aña­dió el je­fe de la opo­si­ción– só­lo po­drá lo­grar­lo des­de el con­sen­so. En es­tos mo­men­tos vol­ve­mos a en­fren­tar­nos a la gran trans­for­ma­ción de Bar­ce­lo­na. Te­ne­mos que acor­dar­la en­tre to­dos, tam­bién en­tre el go­bierno mu­ni­ci­pal y la opo­si­ción”.

Un emo­ti­vo ac­to de me­mo­ria his­tó­ri­ca reivin­di­ca la re­cu­pe­ra­ción del or­gu­llo de ciu­dad

ÀLEX GARCIA

Jor­di He­reu, Xa­vier Trias, Pas­qual Ma­ra­gall, Joan Clos y Ja­net Sanz, en el Cai­xaFo­rum de Bar­cleo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.