La Vanguardia

Los barcelones­es sitúan el turismo como su primer problema y relegan el paro

El paro cede, por primera vez desde el 2009, el primer lugar en las inquietude­s ciudadanas

- RAMON SUÑÉ Barcelona

La afluencia masiva de visitantes es percibida con inquietud, pero cae al décimo lugar de las preocupaci­ones personales

En la tierra de las paradojas, el turismo, la actividad que durante los peores años de la crisis permitió a esta ciudad mantenerse a flote, y que todavía hoy es uno de los factores que explican que el paro haya caído hasta alcanzar niveles similares a los de antes de la recesión, se ha convertido en el problema número uno de Barcelona por delante del paro, que ocupaba esta posición desde el año 2009. Esta es la percepción de los barcelones­es que refleja el barómetro de junio del Ayuntamien­to, la encuesta semestral a partir de 812 entrevista­s realizada por la empresa Gesop entre los días 25 de mayo y 7 de junio. Sin duda, se trata de una cuestión subjetiva, alentada por algunos hechos reales –la saturación turística de algucabeza­do nos barrios es más que evidente, la presión sobre los precios de la vivienda, también– pero engordada por un discurso muy mediático alimentado desde el gobierno local. Por eso no extraña que, en el mismo barómetro, el turismo sólo aparezca en la décima posición de la lista los problemas personales más graves de los barcelones­es, una lista que, esta sí, continúa liderando la precarieda­d laboral.

El sondeo municipal presentado ayer por el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, sitúa, por primera vez en la historia, al turismo en lo más alto del ranking de problemas de la ciudad. Así lo identifica un 19 por ciento de los entrevista­dos.

El paro cae al segundo lugar (12,4%) y el tráfico se mantiene en el tercero (7%). Completan el top

5 de las preocupaci­ones ciudadanas la gestión municipal (6,6%) y el acceso a la vivienda (6,1%), un problema también de mucha actualidad que esta escalando posiciones.

En lo que respecta a los problemas personales de los barcelones­es, el más grave sigue siendo el paro (20,2%), por delante de los problemas económicos (9,7%) y los equipamien­tos y los servicios (5,8%).% Únicamente el 2,7 por ciento de los entrevista­dos señala al turismo como su principal preocupaci­ón.

Los resultados del barómetro fueron interpreta­dos ayer por el número dos del Ayuntamien­to como un aval a la gestión llevada a cabo por el gobierno de Ada Colau en la primera mitad del mandato. Los comunes están convencido­s de que el discurso que les llevó a la alcaldía en mayo del 2015 ha cuajado, que han sabido conectar con las inquietude­s de muchos barcelones­es. Pisarello destacó, en este sentido, que dos de cada tres entrevista­dos (67,1%) aprueban esa gestión y que un 54,8% –el mejor resultado desde marzo del 2004, cuando gobernaba un tripartito de izquierdas en- por el socialista Joan Clos– la califican de buena o muy buena. Puestos a hacer comparacio­nes, cabe decir que a mitad del mandato del convergent­e Xavier Trias (junio de 2013), el 68,7% de

Y SIN EMBARGO... La afluencia masiva de visitantes no es percibida como un problema personal

AVAL A LA GESTIÓN Dos de cada tres entrevista­dos aprueban la labor realizada por el gobierno

los entrevista­dos aprobaban la gestión del Ayuntamien­to, si bien el porcentaje de los que la considerab­an buena o muy buena era de 12 puntos menos que la referida al actual gobierno de comunes y socialista­s.

La encuesta del ecuador de mandato confirma la tendencia que ya se apuntaba en el anterior barómetro (diciembre del año pasado). Si las elecciones municipale­s se celebraran en este momento es muy probable que BComú volviera a ser la fuerza más votada. Este sondeo del Ayuntamien­to, como es norma de la casa, no muestra ni la estimación de voto ni la asignación de concejales, únicamente la intención de voto directa. La formación que lidera Ada Colau se mantiene en primera posición, con una intención de voto del 15,7% seis décimas más que en el anterior barómetro y medio punto mejor que el resultado (voto sobre el total del censo) cosechado en los comicios de mayo del 2015.

Sin embargo, la fuerza emergente es, sin duda, Esquerra Republican­a. Los independen­tistas recogen en este barómetro de junio la intención de voto más alta registrada jamás por este partido en una encuesta del Ayuntamien­to de Barcelona y con un 14,5% suben 2,6 puntos respecto al pasado diciembre y siguen reduciendo la distancia con BComú. En definitiva, ERC, también en Barcelona, se beneficia del tsunami soberanist­a para convertirs­e en una firme alternativ­a a Ada Colau.

Lo que para Esquerra parece un camino de rosas para el PDECat tiene visos de vía crucis. El refundado partido del exalcalde Xavier Trias se disputa la tercera posición, siempre en intención de voto y sin cocina de los resultados, con Ciutadans e incluso con un PSC que, por fin, parece levantar cabeza. La principal fuerza política de la oposición a Ada Colau, que tocó fondo en el barómetro de diciembre, recupera una décima y se sitúa en un 5,9%, el mismo registro que el partido naranja, y casi a la par con el PSC de Jaume Collboni. El socio minoritari­o del gobierno municipal gana un punto en intención de voto y, con un 6%, se coloca ligerament­e por delante de PDECat y Cs.

Otra formación que no parece atravesar su mejor momento es la CUP. Los anticapita­listas, que tocaron techo en las elecciones de 2015, cuando obtuvieron tres concejales, han ido cayendo y en la actualidad no pasan de una intención de voto del 2,4%, con un más que probable trasvase hacia BComú y, sobre todo. hacia ERC. Caso aparte es el PP, a quien este tipo de encuestas suele castigar severament­e. En esta última, su intención de voto es de sólo un 1,2% del censo, lo que hace pensar que la tradición de voto oculto que caracteriz­a a los populares sigue viva.

Por lo que respecta a la valoración de los líderes políticos, no hay grandes novedades respecto al barómetro de invierno. El republican­o Alfred Bosch vuelve a conseguir la mejor puntuación, con un 5,3 sobre 10. También aprueban la alcaldesa Ada Colau y su predecesor en el cargo, Xavier Trias, ambos con un 5,2, y el socialista Jaume Collboni, con un 5, mientras que suspenden la cabeza de lista de la CUP, María José Lecha (4,8) y el popular Alberto Fernández (3). Ada Colau consiguió su mejor nota, un 5,8, en el barómetro de junio de 2015, inmediatam­ente después de las elecciones municipale­s en las que logró la victoria.

A pesar de que la encuesta, en líneas generales, arroja unos resultados satisfacto­rios para el actual gobierno, aumenta la percepción de que en el último año la ciudad ha empeorado. Esta es la opinión expresada por el 40,9% de los entrevista­dos. El porcentaje de los que sostienen el criterio contrario y ven a Barcelona hoy mejor que hace un año es algo inferior, del 35,6%. Más extendida está, en cualquier caso, la opinión de que Catalunya y España han empeorado: así lo creen el 41,2 y el 57,2% de los entrevista­dos, respectiva­mente.

EL PRINCIPAL ADVERSARIO BComú mejora su intención de voto, pero Esquerra continúa limando diferencia­s

TRIPLE EMPATE La remontada del PSC le permite situarse a la par de Ciutadans y del PDECat

EL ESTADO DE LA CIUDAD Cuatro de cada diez entrevista­dos creen que Barcelona está hoy peor que hace un año

CUATRO APROBADOS Bosch es el líder municipal mejor valorado, por delante de Trias, Colau y Collboni

 ??  ??
 ??  ??
 ?? ROSER VILALLONGA ?? Una de las imágenes más habituales de Barcelona
ROSER VILALLONGA Una de las imágenes más habituales de Barcelona

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain