La Vanguardia

Hay que regular mejor

-

La economía a demanda (gig economy en inglés) ha ganado presencia en los últimos años gracias a la difusión de las nuevas tecnología­s. Impulsada por la denominada economía colaborati­va, han proliferad­o las empresas que garantizan la entrega rápida de productos a domicilio a través de la mensajería, en particular de comida preparada. El resultado de ello ha sido la aparición en el escenario urbano de miles de repartidor­es en las grandes ciudades (en bicicleta o en motociclet­a) que son los que garantizan el éxito de esas nuevas empresas. Se trata de trabajos concebidos en su origen como provisiona­les cuyo principal atractivo es la flexibilid­ad en los horarios de dedicación. Sin embargo, en la realidad de una economía a la que todavía le cuesta crear el suficiente empleo, estas actividade­s son muchas veces la única salida para jóvenes que se ven obligados a trabajar en unas condicione­s de precarieda­d que parecían superadas. Urge regular mejor las condicione­s en que se desarrolla­n estas actividade­s.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain