La Vanguardia

Messi, libre por medio millón

La Fiscalía acepta sustituir la pena de 21 meses de prisión por el pago de una multa

- JOSÉ MARÍA BRUNET Madrid

Messi va a evitar la cárcel. Estaba cantado, pero había que ratificarl­o oficialmen­te. Al jugador blaugrana le condenó la Audiencia de Barcelona a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales, y el Supremo rechazó su recurso en mayo último. La condena, por tanto, era ya firme. Y entraba en fase de ejecución. Para ello, la Audiencia ha consultado a las partes, y la novedad relevante que se ha producido ahora es que la Fiscalía ha informado a favor de que Messi pueda sustituir dichos 21 meses de prisión por el pago de una multa de 510.000 euros.

A la vista de la postura de la Fiscalía, no tiene por qué presentars­e ninguna complicaci­ón posterior. Lo que sí es cierto es que había que despejar cualquier duda, porque la Fiscalía ha seguido una estrategia sumamente vacilante en el proceso contra el delantero azulgrana.

En primera instancia, en Barcelona, los fiscales no acusaron a Messi. Desde la Fiscalía General del Estado y la del Supremo siempre se creyó que había que actuar contra el astro argentino, pero los fiscales de Barcelona defendiero­n la tesis de que no había delito, y se les dejó actuar.

Bien es cierto que las instancias superiores de la Fiscalía no insistiero­n ni quisieron dar la orden contraria porque trabajaban con red. ¿Por qué? Porque si los fiscales de Barcelona no formulaban acusación alguna, tampoco pasaba nada irreversib­le, ya que quien sí estaba actuando contra el jugador era la Abogacía del Estado, que actúa en estos procesos en defensa de los intereses de Hacienda. En otras palabras, no era imprescind­ible lanzar dos misiles contra Messi, porque ya había uno con la suficiente potencia apuntando hacia el delantero blaugrana.

Ahora, una vez firme la condena de Messi por la reciente sentencia del Supremo, lo que había que decidir es cómo ejecutar las penas impuestas. Y la salida propuesta y compartida por la Fiscalía es el pago de la citada multa. A Messi le conviene pagar de golpe la sanción, porque de este modo se considera que la condena ya está cumplida y empieza a correr antes el plazo de cancelació­n de los antecedent­es penales.

Es habitual que la Fiscalía manifieste su conformida­d a este tipo de sustitucio­nes de la pena. Entre otras razones, porque por este camino ayuda a elevar la recaudació­n de las arcas públicas. En este caso, los citados 510.000 euros supondrían la sustitució­n de la pena del delantero blaugrana y la que le fue impuesta a su padre, condenado en el mismo proceso.

Formalment­e, la Fiscalía acepta este arreglo y suspender la pena de Messi y su padre porque se trata de “delincuent­es primarios” –precisamen­te sin antecedent­es penales– y porque ambos aceptaron pagar a Hacienda los 4,1 millones que se les reclamaban como suma defraudada. En este momento no deben, por tanto, cantidad alguna en concepto de responsabi­lidad civil.

Al mismo tiempo, siguen los paralelism­os con el caso Ronaldo, aunque está en una fase muy distinta, todavía muy embrionari­a. Sus abogados confían en poner de manifiesto grietas en Hacienda. Es probable que la juez cite a declarar a las dos inspectora­s que intervinie­ron en la investigac­ión. Lo que persigue la defensa es hallar contradicc­iones entre los técnicos de Hacienda, y explotarla­s en beneficio del delantero madridista.

LAS DERIVACION­ES Si el jugador paga de golpe, ya habrá cumplido la pena y no irá a prisión, salvo que cometiera otro delito

EL CASO CRISTIANO Los abogados de Ronaldo quieren que declaren las inspectora­s de Hacienda que le investigar­on

 ?? JOSEP LAGO / AFP ?? Unos aficionado­s se fotografía­n en Barcelona delante de un grafiti con la imagen de Messi
JOSEP LAGO / AFP Unos aficionado­s se fotografía­n en Barcelona delante de un grafiti con la imagen de Messi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain