Las mil fe­rias de Swab

La fe­ria de ar­te de Bar­ce­lo­na ce­le­bra, des­de ayer y has­ta el do­min­go, su dé­ci­mo aniver­sa­rio

La Vanguardia - - CULTURA - TERESA SESÉ Bar­ce­lo­na

La Tras­te­ra es un pe­que­ño es­pa­cio ex­po­si­ti­vo que na­ció en el 2015 en un ga­ra­je y un año des­pués se mu­dó a un con­tai­ner del puer­to de Se­gur de Ca­la­fell. Es­tá im­pul­sa­do por un co­lec­ti­vo de ar­tis­tas y des­de la pe­ri­fe­ria –que no la mar­gi­na­li­dad– apues­tan por la ex­pe­ri­men­ta­ción y la rein­ven­ción cons­tan­te. Prue­ba de ello es la pro­pues­ta con la que des­de ayer y has­ta el do­min­go par­ti­ci­pan en la fe­ria de ar­te Swab, en el pa­be­llón Ita­liano de Fi­ra de Mont­juïc, don­de ca­da día re­nue­va com­ple­ta­men­te su es­tand y la úl­ti­ma jor­na­da los vi­si­tan­tes prác­ti­ca­men­te se lo po­drán lle­var con­si­go en for­ma de obras co­mes­ti­bles.

La Tras­te­ra for­ma par­te de Swab Seed, sec­ción que da vi­si­bi­li­dad a los ca­da vez más nu­me­ro­sos es­pa­cios in­de­pen­dien­tes que es­tán cons­tru­yen­do nue­vas redes de tra­ba­jo y re­vi­ta­li­zan­do el pa­no­ra­ma del ar­te. Aquí, en Swab, fe­ria que des­de su pri­me­ra edi­ción –y ya van diez– ha apos­ta­do por tras­cen­der lo pu­ra­men­te mer­can­til, para mos­trar las tendencias de la crea­ción con­tem­po­rá­nea, su pre­sen­cia tie­ne to­do el sen­ti­do. Co­mo la tie­ne esa Bal­sa de Cri­mea que la ar­tis­ta ucra­nia­na Ma­ria Ku­li­kows­ka con­vir­tió en su ho­gar cuan­do per­dió su ca­sa, y que es­tos días, des­de el ex­te­rior del pa­be­llón, lla­ma la aten­ción so­bre la vul­ne­ra­bi­li­dad y el aban­dono que su­fren los des­pla­za­dos. O esa má­qui­na re­crea­ti­va idea­da por la ar­tis­ta ar­gen­ti­na Natalia Car­mi­na­ti con la que el vi­si­tan­te pue­de ju­gar a ser un ar­tis­ta de­vo­ra­dor de obras de ar­te y, si tie­ne suerte, po­drá al­zar­se con un pre­mio que no va­le na­da.

Por­que pe­se a sus más de 70 ga­le­rías, Swab vuel­ve a ser una fe­ria a es­ca­la hu­ma­na, con pre­cios ase­qui­bles (des­de 3 a 50.000 eu­ros) y en la que uno no de­be li­mi­tar­se a pa­sear por el pa­si­llo cen­tral sino que me­re­ce la pe­na per­der­se por los már­ge­nes, don­de a me­nu­do asal­ta la sor­pre­sa y se pal­pa la ex­ci­ta­ción de lo no ob­vio. La fe­ria fun­da­da por el ar­qui­tec­to Joa­quín Díez-Cas­cón, que ha ido con­so­li­dan­do su per­fil in­ter­na­cio­nal, po­ne es­te año su fo­co en el Me­di­te­rrá­neo, con ga­le­rías de Ma­rrue­cos y el Lí­bano, pe­ro tam­bién de Li­bia o Si­ria. De es­te úl­ti­mo país se pre­sen­ta AllAr­tNow, el pri­mer es­pa­cio co­lec­ti­vo que se creó en la ciu­dad de Da­mas­co y que hoy, des­de Es­to­col­mo, tra­ba­ja con ar­tis­tas des­pla­za­dos que han he­cho de la crea­ción una te­ra­pia para su­pe­rar el trau­ma del exi­lio.

De for­ma na­tu­ral, Swab ha ido am­plian­do la pre­sen­cia la­ti­noa­me­ri­ca­na –el efec­to bo­ca a ore­ja, ase­gu­ra Díez-Cas­cón– y por pri­me­ra vez cuen­ta con ga­le­rías bra­si­le­ñas co­mo Por­tas Vi­la­se­ca, que mues­tra el tra­ba­jo de Iris He­le­na, ar­tis­ta que im­pri­me imá­ge­nes de São Pau­lo so­bre post-it o blis­ters de pas­ti­llas y crea es­cul­tu­ras con re­ci­bos de com­pras. La fe­ria cuen­ta tam­bién con una ha­bi­ta­ción de ar­tis­tas, que son los que, en un via­je a la in­ver­sa, dan en­tra­da a sus ga­le­rías. Se lla­ma In/ Out, co­mi­sa­ria­do por Fre­de­ric Mon­tor­nés e Im­ma Prieto, que reúne tra­ba­jos de ar­tis­tas co­mo Re­gi­na Gi­mé­nez, Fran­cesc Ruiz, Font­cu­ber­ta, Mar Aza o Fito Co­ne­sa. Es­te úl­ti­mo pre­sen­ta el ví­deo Non Uní­sono, un co­ro mas­cu­lino for­ma­do por jóvenes que es­tán en pro­ce­so de cam­bio de voz y que aquí com­ple­ta con un bo­de­gón cu­yo pro­ta­go­nis­ta es un pá­ja­ro li­ra, ave sin voz pro­pia pe­ro ca­paz de imi­tar ca­si cual­quier so­ni­do.

El pa­be­llón Ita­liano de Mont­juïc mi­ra al Me­di­te­rrá­neo, con ga­le­rías de Ma­rrue­cos, el Lí­bano, Li­bia o Si­ria

KIM MAN­RE­SA

Es­tand del Cen­tre Des Arts Vi­vants De Ra­dès, con obras de Sa­fia Far­hat y Ai­cha Fi­la­li

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.