El Go­bierno re­nue­va el cu­po vas­co pa­ra re­con­quis­tar al PNV

La Vanguardia - - POLÍTICA - JO­KIN LE­CUM­BE­RRI CAR­MEN DEL RIE­GO Pam­plo­na / Ma­drid

El Con­se­jo de Mi­nis­tros apro­bó ayer el pro­yec­to de ley del Cu­po vas­co pa­ra 2017-2021 y la mo­di­fi­ca­ción del con­cier­to eco­nó­mi­co, que es­ta­ble­ce un cu­po ba­se de 1.300 mi­llo­nes de eu­ros an­tes de mi­no­rar las po­lí­ti­cas ac­ti­vas de em­pleo. Era lo pre­vis­to. En la rue­da de pren­sa el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Montoro, de­di­có más tiem­po en en­sal­zar el acuer­do al­can­za­do con el PNV y las ins­ti­tu­cio­nes del País Vas­co pa­ra la mo­di­fi­ca­ción del cu­po, que a ex­pli­car en qué con­sis­te. Montoro ne­ce­si­ta el apo­yo del PNV pa­ra apro­bar las cuen­tas del 2018 pe­ro por el ca­mino se ha cru­za­do la cues­tión ca­ta­la­na.

Si la ac­tua­ción po­li­cial del 1-O y la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155 ya ha­cían di­fí­cil el acer­ca­mien­to PNV-PP en el te­ma pre­su­pues­ta­rio, el en­car­ce­la­mien­to de los miem­bros del Go­vern en­re­dan más la ma­de­ja. La de­ri­va ju­di­cial en Ca­ta­lun­ya es­cue­ce en Sa­bin Et­xea, don­de se ve com­pli­ca­da una sa­li­da or­de­na­da al pro­ce­so que pue­da jus­ti­fi­car en Eus­ka­di su apo­yo a las Cuen­tas del PP. En­san­cha­mien­to del au­to­go­bierno, con­tra­par­ti­das y so­li­da­ri­dad con Ca­ta­lun­ya se de­ba­ten en un cru­ce de in­tere­ses en el que aho­ra mis­mo los pre­su­pues­tos son una qui­me­ra.

Los pla­zos del Go­bierno –has­ta el 31 de di­ciem­bre pa­ra pre­sen­tar­los– per­mi­ten sin em­bar­go ma­la­ba­ris­mo po­lí­ti­cos co­mo un gui­ño al PNV que con­tem­pla­ría la nor­ma­li­za­ción de la si­tua­ción en Ca­ta­lun­ya tras el 21-D, un cli­ma más pro­pi­cio pa­ra que los jel­tza­les se sen­ta­ran a ne­go­ciar. Pe­ro el con­flic­to va en sen­ti­do con­tra­rio.

“El Go­bierno, an­tes de po­ner­se a ha­blar de pre­su­pues­tos, tie­ne que so­lu­cio­nar de una ma­ne­ra ade­cua­da el te­ma ca­ta­lán”, ad­mi­tía es­te jue­ves el pre­si­den­te del par­ti­do vas­co, An­do­ni Or­tu­zar. Es­tas de­cla­ra­cio­nes su­ge­rían un le­ve des­hie­lo que cho­ca­ba po­cas ho­ras des­pués con las de­ten­cio­nes de los ex­con­se­llers.

La de­ci­sión de la Au­dien­cia Na­cio­nal, des­cri­ta por el lehen­da­ka­ri Ur­ku­llu co­mo “fal­ta de in­te­li­gen­cia po­lí­ti­ca”, ha sen­ta­do muy mal en el PNV, que vol­vió a re­cla­mar diá­lo­go pe­ro “des­de una frial­dad y un dis­tan­cia­mien­to cla­ros” con los po­pu­la­res. Fuen­tes jel­tza­les des­ta­can que “aho­ra mis­mo”

Los lí­de­res vas­cos no van a acer­car­se a Ra­joy mien­tras el vol­cán ca­ta­lán si­ga en erup­ción

es un “dis­pa­ra­te” que se sien­ten a ne­go­ciar los Pre­su­pues­tos. “Y me­nos aún mien­tras ti­pos co­mo Ca­sa­do nos ame­na­cen a los de­más con el 155 si no nos por­ta­mos bien”.

Des­de la in­ter­ven­ción de la au­to­no­mía, el PNV no só­lo ha echa­do ba­lo­nes fue­ra sino que ha se­ña­la­do a quie­nes de­ben ser los que den sus­ten­to a Ra­joy a par­tir de aho­ra: PSOE y Ciu­da­da­nos. “Si el PSOE ha apo­ya­do al PP en la de­ci­sión más gra­ve que se ha adop­ta­do en Es­pa­ña des­de el 23F, ¿có­mo no van a po­ner­se de acuer­do en al­go mu­cho me­nos tras­cen­den­te?”, ar­gu­men­tan.

La fir­me es­tra­te­gia po­lí­ti­ca del PNV con­den­sa­da en la vía vas­ca, con­sis­ten­te en au­men­tar el au­to­go­bierno en ba­se a ne­go­cia­cio­nes, cho­ca con el dra­ma po­lí­ti­co ca­ta­lán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.