Los co­mer­cian­tes se opo­nen a una Na­vi­dad sin lu­ces

La pro­pues­ta del dipu­tado de ERC Joan Tar­dà de no en­cen­der la ilu­mi­na­ción to­pa con el sec­tor, que te­me que se re­sien­ta la cam­pa­ña

La Vanguardia - - VIVIR -

La idea sur­gi­da en las re­des so­cia­les y asu­mi­da por el dipu­tado de ERC en el Con­gre­so Joan Tar­dà de no en­cen­der la ilu­mi­na­ción na­vi­de­ña de los pue­blos y ciu­da­des de Ca­ta­lun­ya, al me­nos has­ta que los miem­bros del Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat y los pre­si­den­tes de Òm­nium Cul­tu­ral y la ANC re­gre­sen a sus ca­sas, es­tá co­se­chan­do apo­yos en las pro­pias re­des, pe­ro to­pa con la opo­si­ción de una gran par­te del sec­tor del co­mer­cio. Y es que la tem­po­ra­da na­vi­de­ña es vi­tal pa­ra ase­gu­rar el ne­go­cio du­ran­te to­do el año y la or­na­men­ta­ción de es­tas fe­chas es­tá con­si­de­ra­da un es­tí­mu­lo im­pres­cin­di­ble pa­ra ani­mar el con­su­mo.

Tar­dà lan­zó el ca­ble a tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter al pe­dir a los ayun­ta­mien­tos que no ins­ta­len las lu­ces de Na­vi­dad en sus ca­lles y pla­zas has­ta que Jor­di Sán­chez, Jor­di Cui­xart y los ocho miem­bros del Go­vern Puig­de­mont que han in­gre­sa­do en pri­sión no sea li­be­ra­dos. “Has­ta que no los ten­ga­mos en ca­sa, go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les, por fa­vor, no ins­ta­léis nin­gu­na luz de Na­vi­dad”, tui­teó el dipu­tado in­de­pen­den­tis­ta. En pa­ra­le­lo, se ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña de re­co­gi­da de fir­mas a tra­vés de la pla­ta­for­ma chan­ge.org pa­ra que los mu­ni­ci­pios ad­he­ri­dos a la As­so­cia­ció de Mu­ni­ci­pis per la In­de­pen­dèn­cia (AMI) y los ayun­ta­mien­tos de al­gu­nas de las prin­ci­pa­les ciu­da­des, co­mo el de Bar­ce­lo­na, com­pren la ini­cia­ti­va.

Su­ce­de, no obs­tan­te, que la ma­yo­ría de los ayun­ta­mien­tos ya ha ten­di­do la de­co­ra­ción pa­ra es­tas fies­tas y tie­ne con­tra­ta­da la ilu­mi­na­ción, ca­si en to­dos los ca­sos de acuer­do con los co­mer­cian­tes. En la ciu­dad de Bar­ce­lo­na, es­tá pro­gra­ma­do el en­cen­di­do de las lu­ces pa­ra el pró­xi­mo día 23 de no­viem­bre, en un ac­to que ten­drá lu­gar en la Ram­bla pa­ra re­cor­dar a las víc­ti­mas del aten­ta­do del 17 de agos­to. Fuen­tes mu­ni­ci­pa­les ase­gu­ra­ron ayer que es­ta pre­vi­sión se man­tie­ne y que, en to­do ca­so, el Con­sis­to­cian­tes rio es­cu­cha­rá las opi­nio­nes de las dis­tin­tas aso­cia­cio­nes de co­mer­cian­tes de la ciu­dad.

En es­te sec­tor con­vi­ven las afi­ni­da­des po­lí­ti­cas más di­ver­sas, pe­ro in­clu­so mu­chos de los em­pre­sa­rios que co­mul­gan con las ideas in­de­pen­den­tis­tas no es­tán dis­pues­tos a re­nun­ciar en ab­so­lu­to al gan­cho co­mer­cial que re­pre­sen­ta la or­na­men­ta­ción na­vi­de­ña. En cual­quier ca­so, al­gu­nos co­mer- es­tán es­tu­dian­do la po­si­bi­li­dad de plan­tear al­ter­na­ti­vas al apa­gón to­tal, co­mo por ejem­plo la de apa­gar las lu­ces du­ran­te unos mi­nu­tos ca­da día en se­ñal de pro­tes­ta por el en­car­ce­la­mien­to de los lí­de­res de las en­ti­da­des so­be­ra­nis­tas y de los con­se­llers de la Ge­ne­ra­li­tat. No obs­tan­te, in­clu­so es­ta fór­mu­la reivin­di­ca­ti­va re­que­ri­ría de un con­sen­so na­da fá­cil de con­se­guir

El pre­si­den­te de la aso­cia­ción co­mer­cial Bar­ce­lo­na Ober­ta, Ga­briel Je­né, se mues­tra ra­di­cal­men­te con­tra­rio a la ini­cia­ti­va y tam­bién re­cha­za apa­ga­dos pun­tua­les del en­cen­di­do na­vi­de­ño. “No po­de­mos uti­li­zar al co­mer­cio pa­ra vehi­cu­lar pro­tes­tas y re­cla­ma­cio­nes. Las tien­das de la ciu­dad ya se ven afec­ta­das por las ma­ni­fes­ta­cio­nes que se es­tán ce­le­bran­do es­tos días. Ca­da día de pro­tes­ta es un 4% me­nos de fac­tu­ra­ción men­sual”, se la­men­ta Je­né. En es­te

Es­que­rra re­co­no­ce que no hay mar­gen pa­ra se­guir man­te­nien­do alian­zas mu­ni­ci­pa­les con los so­cia­lis­tas

sen­ti­do, abo­ga por bus­car otras fór­mu­las que no da­ñen la eco­no­mía de los co­mer­cios que ya han abo­na­do el 50% del cos­te de la ilu­mi­na­ción.

Es­tá por ver si la de­man­da de no en­cen­der la ilu­mi­na­ción na­vi­de­ña pro­vo­ca de­ba­te en unos ayun­ta­mien­tos agi­ta­dí­si­mos des­de ha­ce ya mu­chas se­ma­nas por to­do lo que ro­dea a la cues­tión ca­ta­la­na, que es­tá pro­vo­can­do se­rias con­vul­sio­nes en los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les, y en es­pe­cial en aque­llos con pre­sen­cia del PSC. El go­teo de rup­tu­ras es in­ce­san­te. Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na, por ejem­plo, se en­ca­mi­na ha­cia el di­vor­cio con los so­cia­lis­tas en la prác­ti­ca to­ta­li­dad de los ayun­ta­mien­tos y con­se­jos co­mar­ca­les don­de am­bas for­ma­cio­nes man­tie­nen to­da­vía una re­la­ción de so­cios. La rup­tu­ra “es una op­ción de par­ti­do, un acuer­do uná­ni­me de la eje­cu­ti­va y de las ba­ses”, re­co­no­ce Isaac Pe­rai­re, miem­bro de la di­rec­ción na­cio­nal de ERC. Se­gún in­for­ma Àlex Tort, ni si­quie­ra pa­re­ce ne­ce­sa­ria una ins­truc­ción de la cú­pu­la en es­te sen­ti­do. “La co­sa va so­la con las ba­ses. No hay mar­gen con aque­llos que no de­fien­den las li­ber­ta­des y las ins­ti­tu­cio­nes del país y tam­po­co va­len las equi­dis­tan­cias”, se­ña­ló el di­ri­gen­te de Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na a La Van­guar­dia.

DA­VID AIROB

Com­pa­ñe­ro au­sen­te Los con­ce­ja­les del PDECat co­lo­ca­ron ayer un gran la­zo ama­ri­llo en la bu­ta­ca que ocu­pa­ba has­ta ha­ce unos me­ses Joa­quim Forn pa­ra pe­dir la li­ber­tad de los miem­bros del Go­vern que es­tán en pri­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.