Bar­ce­lo­na su­ma los co­mer­cios ge­nui­nos a su atrac­ti­vo tu­rís­ti­co

Una nue­va ru­ta de tres ho­ras pa­ra gru­pos re­du­ci­dos per­mi­te des­cu­brir y vi­si­tar las tien­das más sin­gu­la­res de la ciu­dad

La Vanguardia - - VIVIR -

Bar­ce­lo­na atrae a mi­llo­nes de per­so­nas de to­do el pla­ne­ta año tras año. Son vi­si­tan­tes se­du­ci­dos por su atrac­ti­vo ar­qui­tec­tó­ni­co, cul­tu­ral, de­por­ti­vo, por su am­bien­te… El con­sor­cio de pro­mo­ción Tu­ris­me de Bar­ce­lo­na tie­ne la in­ten­ción de que en­tre esos atrac­ti­vos es­tén las tien­das sin­gu­la­res, que di­fí­cil­men­te se pue­den en­con­trar en cual­quier otra ciu­dad, y que ten­gan un pa­pel des­ta­ca­do y pa­ra ello ha or­ga­ni­za­do una ru­ta tu­rís­ti­ca que re­co­rre es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos. Se tra­ta de ne­go­cios úni­cos que for­man par­te de la personalidad y la iden­ti­dad del te­ji­do co­mer­cial de Bar­ce­lo­na.

El pun­to de par­ti­da es la pla­za Sant Jau­me, des­de don­de ca­da vier­nes se or­ga­ni­za es­te sin­gu­lar iti­ne­ra­rio. “No se tra­ta só­lo de com­prar, son vi­si­tas guia­das don­de se da a co­no­cer la his­to­ria de ca­da tien­da y de sus pro­duc­tos”, afir­ma la di­rec­to­ra del pro­gra­ma Bar­ce­lo­na Shop­ping City, Mon­tse Ar­nau. Lo­ca­les de ar­te­sa­nías, ne­go­cios cen­te­na­rios, tien­das de mu­seos, pro­duc­tos gour­met, mo­da sos­te­ni­ble, di­se­ña­do­res lo­ca­les… el per­fil es va­rio­pin­to. “He­mos bus­ca­do la ex­clu­si­vi­dad, tien­das que só­lo se pue­dan en­con­trar en Bar­ce­lo­na y en nin­gún lu­gar más”. De mo­men­to, el iti­ne­ra­rio, que atra­vie­sa los ba­rrios del Gò­tic y Sant Pe­re, San­ta Ca­te­ri­na y la Ri­be­ra, cons­ta de una de­ce­na de pa­ra­das pe­ro la in­ten­ción, se­gún Ar­nau, es que se pue­dan am­pliar en un fu­tu­ro no muy le­jano.

Uno de los ejem­plos de es­ta­ble­ci­mien­tos que se pue­den co­no­cer a tra­vés de es­te pa­seo que du­ra tres ho­ras es la jo­ye­ría Hà­bit, en la ca­lle Lle­dó. Si­tua­da den­tro de un pa­la­cio del si­glo XIII, no es una jo­ye­ría nor­mal. “Nos ale­ja­mos de la co­mer­cia­li­za­ción ha­bi­tual y tra­ba­ja­mos con las mis­mas téc­ni­cas que ha­ce 500 años”, cuen­ta su res­pon­sa­ble, Mi­quel Bar­be­rà. “To­das las crea­cio­nes son pro­pias y úni­cas, no ha­go dos pie­zas igua­les”, ase­gu­ra el ar­te­sano. Él las di­se­ña y las fa­bri­ca siem­pre con un com­po­nen­te ar­tís­ti­co. Du­ran­te las vi­si­tas los asis­ten­tes pue­den ver su ta­ller, su es­pe­cial for­ma de tra­ba­jar con las ge­mas y los me­ta­les en el cri­sol y su par­ti­cu­lar fi­lo­so­fía. “Mi jo­ye­ría no es la úni­ca del mun­do que tra­ba­ja así, hay pe­que­ños co­lec­ti­vos en Es­ta­dos Uni­dos y Ale­ma­nia, pe­ro so­mos muy po­cos”, des­cri­be. “Es­tas ru­tas sir­ven pa­ra des­cu­brir rin­co­nes per­di­dos, pa­ra dar a co­no­cer la Bar­ce­lo­na ocul­ta”, opi­na.

El per­fil de pú­bli­co que sue­le apun­tar­se a es­tas vi­si­tas, que se rea­li­zan en gru­pos re­du­ci­dos de 15 per­so­nas co­mo má­xi­mo e in­clu­yen de­gus­ta­cio­nes y ob­se­quios, va más allá del tu­ris­ta in­ter­na­cio­nal. “Hay per­so­nas de ciu­da­des co­mo Gi­ro­na y Llei­da que quie­ren ve­nir a Bar­ce­lo­na pa­ra co­no­cer es­te ti­pos de his­to­rias”, afir­ma Mon­tse Ar­nau. “In­clu­so bar­ce­lo­ne­ses”, agre­ga. “Tam­bién hay tu­ris­tas que no vi­si­tan Bar­ce­lo­na por pri­me­ra vez y quie­ren huir de los tours con­ven­cio­na­les”, sen­ten­cia.

Cos­hop es otro de los es­ta­ble­ci­mien­tos que for­man par­te de Bar­ce­lo­na Ge­nui­ne Shops. El ne­go­cio, que re­ci­bió el pre­mio Co­me­rç del Ayun­ta­mien­to en el 2016, se dis­tin­gue por ven­der mo­da “100% ma­de

in Bar­ce­lo­na”, se­gún re­la­ta su di­rec­to­ra, Nieves Torres. “No es un es­lo­gan, to­da la ro­pa y los com­ple­men­tos es­tán di­se­ña­dos y pro­du­ci­dos aquí”, acla­ra. “De es­ta ma­ne­ra, apo­ya­mos al em­pren­de­dor y crea­dor lo­cal, con­si­de­ra­mos que el im­pac­to eco­nó­mi­co de las com­pras de­be re­ver­tir­se en­tre el en­torno más pró­xi­mo”, afir­ma. “Mu­cha gen­te nos com­pra sim­ple­men­te por­que sa­be que aquí la ro­pa es di­fe­ren­te a la ha­bi­tual, des­co­no­ce nues­tros va­lo­res, te­ne­mos pú­bli­co de to­do ti­po”, acla­ra la di­rec­to­ra de Cos­hop.

Es­te es uno de los nue­vos pro­gra­mas de Bar­ce­lo­na Shop­ping City, que, con el ob­je­ti­vo de po­ten­ciar la ima­gen de la ciu­dad co­mo des­tino de com­pras, cuen­ta con 220 aso­cia­dos. Es­te or­ga­nis­mo reali­zó ayer su asam­blea. Allí se pal­pó la preo­cu­pa­ción del co­mer­cio an­te la si­tua­ción po­lí­ti­ca que vi­ve Ca­ta­lun­ya y sus efec­tos en Bar­ce­lo­na”. Só­lo hay dos ca­mi­nos, po­ner­se a llo­rar o po­ner­se a ca­mi­nar”, di­jo el di­rec­tor de Tu­ris­me de Bar­ce­lo­na, Jor­di Wi­lliam Car­nes. En la asam­blea tam­bién par­ti­ci­pó el con­ce­jal de Em­pre­sa y Tu­ris­mo, Agus­tí Co­lom, que qui­so de­jar pa­ten­te que el Ayun­ta­mien­to es­tá “al la­do” del te­ji­do eco­nó­mi­co en es­tos com­pli­ca­dos mo­men­tos. Pe­ro más allá del con­tex­to po­lí­ti­co, los em­pre­sa­rios re­cla­ma­ron más im­pli­ca­ción mu­ni­ci­pal en otros te­mas que les afec­tan y les preo­cu­pan co­mo la po­lé­mi­ca or­de­nan­za de te­rra­zas, la unión del tran­vía por la Dia­go­nal o el top man­ta.

En la asam­blea de Tu­ris­me de Bar­ce­lo­na se pal­pó la preo­cu­pa­ción por la si­tua­ción po­lí­ti­ca

LLIBERT TEI­XI­DÓ

La jo­ye­ría Hà­bit, ubi­ca­da en un pa­la­cio del si­glo XIII de la ca­lle Lle­dó, es uno de los ne­go­cios que se dan a co­no­cer en la ru­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.