Mo­lino de ma­reas

En Apo­nien­te, Ángel León ha­ce una poé­ti­ca co­ci­na ma­ri­ne­ra

La Vanguardia - - VIVIR -

Agel León es un chef po­pu­lar, co­no­ci­do por el gran pú­bli­co y re­co­no­ci­do por crí­ti­cos y guías. Ape­nas le que­da­ban a es­te en­tra­ña­ble per­so­na­je más ve­las que izar: pro­gra­mas de te­le­vi­sión, res­tau­ran­te con dos es­tre­llas Mi­che­lin, pú­bli­co se­gui­dor en to­do el mun­do y se­gun­dos pro­yec­tos que com­ple­men­tan su ac­ción co­mer­cial.

Su tras­la­do a una nue­va ubi­ca­ción y su am­bi­cio­sa pro­pues­ta pro­yec­tual es­tán sor­pren­dien­do a pro­pios y ex­tra­ños. El Mo­lino de ma­reas, nom­bre de la vie­ja cons­truc­ción don­de se mo­lía tri­go gra­cias a la ener­gía ge­ne­ra­da por las ma­reas, re­pre­sen­ta un oa­sis de buen gus­to y de in­ge­nio crea­ti­vo.

A am­bos la­dos del ac­ce­so se ubi­can sen­dos pa­be­llo­nes de cris­tal don­de el per­so­nal y par­te de los miem­bros de la co­ci­na se pre­sen­tan y re­ci­ben a los clien­tes. Sen­ta­dos có­mo­da­men­te se de­gus­ta co­mo ape­ri­ti­vo una pri­me­ra par­te del me­nú. Un co­mien­zo sin­gu­lar que se­ña­la sus al­tí­si­mas in­ten­cio­nes: allí pro­ba­mos las sar­di­nas asa­das, los em­bu­ti­dos de ma­ris­co, la transparente tor­ti­lli­ta de ca­ma­ro­nes y la ko­kot­xa en sal­sa ver­de, en­tre otros. Un ho­me­na­je a la más tra­di­cio­nal co­ci­na ma­ri­ne­ra, he­cha con poe­sía y sen­si­bi­li­dad.

Ya en el in­te­rior del mo­lino, tras pa­sar por la vi­sión la­te­ral de la im­pre­sio­nan­te co­ci­na acris­ta­la­da, el me­nú se ins­ta­la en un in cres­cen­do sin­fó­ni­co de in­du­da­ble ele­gan­cia, fi­ne­za e in­ter­na­cio­na­li­dad. Ángel se ha mo­de­ra­do. Su co­ci­na con­ti­núa bus­can­do las raí­ces ma­ri­nas, pe­ro ca­da vez con más equi­li­brio. Es­co­ra ha­cia lo sa­lino, pe­ro sin vér­ti­gos in­ne­ce­sa­rios. Tra­za su nue­va tra­ve­sía con la mis­ma emo­ción que an­tes, pe­ro con me­nos ries­gos. Un pa­seo por el mar a bor­do de nue­ve es­plén­di­dos pla­tos, nin­guno por en­ci­ma o por de­ba­jo del otro. Cro­má­ti­cos, emo­cio­na­les, im­pe­ca­ble­men­te co­ci­na­dos, ro­zan­do la per­fec­ción.

Tal sin­gla­du­ra se­ría im­po­si­ble sin una tri­pu­la­ción de lu­jo, en­tre­ga­da y sim­pá­ti­ca co­mo po­cas. Y tam­bién sin una bo­de­ga de vi­nos de Je­rez mo­dé­li­ca.

Ángel León na­ve­ga fe­liz sur­can­do las aguas en su nue­va tra­ve­sía: la emo­ti­va y su­ge­ren­te fá­bu­la de un ga­di­tano que le su­su­rra al mar.

APO­NIEN­TE

Ángel León en la co­ci­na acris­ta­la­da de su res­tau­ran­te en El Puer­to de San­ta Ma­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.