Pa­sión, te­dio y arres­to

El pú­bli­co del Li­ceu tra­ta de eva­dir­se del con­flic­to po­lí­ti­co con ‘Ro­méo et Ju­liet­te’

La Vanguardia - - CULTURA ESCENARIOS - Ma­ri­cel Chavarría Bar­ce­lo­na

Cual­quier ba­llet de cuen­to de ha­das ha­bría ser­vi­do ano­che pa­ra que el pú­bli­co del Li­ceu se eva­die­ra de la si­tua­ción po­lí­ti­ca ca­ta­la­na. Pe­ro el eco que hu­bo de fon­do, con Ca­pu­le­tos y Mon­tes­cos, en el Ro­méo et Ju­liet­te que ofre­cía el Ba­llet du Grant Théâ­tre de Ge­nè­ve, man­tu­vo la lla­ma en el sub­cons­cien­te co­lec­ti­vo.

El mun­do de la cul­tu­ra ha que­ri­do ex­pre­sar de al­gún mo­do su in­dig­na­ción, ya fue­re re­ser­van­do bu­ta­cas con los nom­bres de los con­se­llers de­te­ni­dos –co­mo hi­zo el jue­ves el Mer­cat de les Flors– o ad­hi­rién­do­se al ma­ni­fies­to cul­tu­ral que ayer se hi­zo pú­bli­co y que re­cla­ma so­lu­cio­nes po­lí­ti­cas y reivin­di­ca la cul­tu­ra co­mo ac­ti­vis­mo pa­ra ali­men­tar los es­pa­cios de re­fle­xión y con­tri­buir a la me­jo­ra de la con­vi­ven­cia. Un ma­ni­fies­to que se­cun­dó el pro­pio tea­tro de la Ram­bla.

Sí, el me­nú ar­tís­ti­co de ano­che en el Li­ceu ahon­dó un po­co en la pa­sión, la an­gus­tia y tam­bién el te­dio... emo­cio­nes to­das ellas aso­cia­das a es­te pro­cés y que oja­lá en­cuen­tren ya el ca­mino ha­cia la se­re­ni­dad y la cla­ri­vi­den­cia. Los de Gi­ne­bra, una com­pa­ñía de 20 bai­la­ri­nes, ágil, ma­ne­ja­ble y de bue­na téc­ni­ca, traían el Ro­méo et Ju­liet­te con­tem­po­rá­neo que pa­ra ellos ha­bía crea­do en 2009 la co­reó­gra­fa sui­za Joë­lle Bou­vier. Una pie­za di­ná­mi­ca. Que se cen­tra en la pa­sión de los aman­tes, con sus dúos y su cuer­po de bai­le re­crean­do la ri­va­li­dad –¡ay!–, a ve­ces más a lo West Si­de Story que en pro de un clá­si­co del re­per­to­rio dancístico.

Bou­vier, que en otro tiem­po des­lum­bró con el par­ti­cu­lar len­gua­je poé­ti­co del gru­po L’Es­quis­se, jun­to a Ré­gis Oba­dia, dis­fru­ta ac­tual­men­te de su con­di­ción de free­lan­ce. Se po­ne al ser­vi­cio de com­pa­ñías de ba­llet, “que sue­len es­tar de­ma­sia­do acos­tum­bra­das a to­car to­dos los es­ti­los y, por lo tan­to, pue­den re­sul­tar un po­co neu­tras”, co­men­ta­ba en­tre vi­va­ra­cha y re­sig­na­da ano­che, en el co­peo fi­nal. Con esas com­pa­ñías, no obs­tan­te, tie­ne Bou­vier oca­sión de re­vi­si­tar unos tí­tu­los que lla­man al pú­bli­co ge­ne­ral: Jua­na de Ar­co, Tristán e Isol­da (con es­ta mis­ma trou­pe), Orfeo... o ese Romeo y Ju­lie­ta que ano­che de­jó al pú­bli­co... di­ga­mos, con­ten­to.

Y es que si bien su bai­le tie­ne mu­cho de muer­te y pa­sión, tam­bién es víc­ti­ma de cier­to te­dio. “Que­ría cam­biar al­gu­nas co­sas, por­que creo que po­dría me­jo­rar el in cres­cen­do”, de­cía Bou­vier. “Tristán e Isol­da en­cuen­tro que me que­dó más re­don­da, se ve­rá en dos se­ma­nas en Ma­drid. ¿Ven­drá a ver­la?” Va­ya, ejem.

Ha­ce tres dé­ca­das, Bou­vier era par­te del tor­be­llino dancístico con­tem­po­rá­neo. Hoy, en cam­bio, la vi­ta­li­dad de su bai­le ri­va­li­za a ve­ces en es­te Ro­méo con la par­ti­tu­ra de Pro­ko­fiev. Y con po­ca for­tu­na. Aun­que in­gre­dien­tes no le fal­tan: ero­tis­mo, en­fo­que mi­ni­mal, in­tem­po­ra­li­dad, os­cu­ri­dad y una fi­ní­si­ma es­ce­no­gra­fía de Ré­mi Ni­co­las con­sis­ten­te en una pen­dien­te en tono co­bri­zo que po­día con­ver­tir­se en gua­da­ña.

Tal vez no es­ta­mos en con­di­cio­nes de de­jar­nos se­du­cir. Se re­quie­re un más al­to te­cho pa­sio­nal pa­ra so­fo­car el vol­ta­je del pro­cés que el res­pe­ta­ble lle­va den­tro. Y aun así, el aplau­so no en­ga­ña: fue la Sim­fò­ni­ca del Li­ceu di­ri­gi­da por el jie­nen­se Ma­nuel Co­ves la que jun­to a Ju­lie­ta –la de­li­ca­da ja­po­ne­sa Sa­ra Shi­ge­na­ri– aca­pa­ró las ova­cio­nes en los seis mi­nu­tos de aplau­sos.

Au­to­ri­da­des po­ca: Do­lors Por­tús, la se­cre­ta­ria de Cul­tu­ra del Go­vern; el de­le­ga­do de Cul­tu­ra de la Dipu­tació, Juan­jo Puig­cor­bé, la dipu­tada pel PSC Me­rit­xell Ba­tet, y el cón­sul y el em­ba­ja­dor de Sui­za. Ah, y BMW se su­mó a Loe­we en el pa­tro­ci­nio.

Ju­lie­ta, la ja­po­ne­sa Sa­ra Shi­ge­na­ri, se lle­va la ma­yor ova­ción jun­to a la Sim­fò­ni­ca del Li­ceu en los aplau­sos fi­na­les

GRAN TEA­TRE DEL LI­CEU

Un mo­men­to de la co­reo­gra­fía de Joë­lle Bou­vier con los in­te­gran­tes del Ba­llet du Théâ­tre de Ge­nè­ve

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.