“La mo­der­ni­dad es ton­ta”

Xa­vier ex­po­ne en Bar­ce­lo­na y Ga­lli­fa ‘Le jar­din cir­con­fle­xe’, una obra re­ple­ta de fan­ta­sía

La Vanguardia - - CULTURA - POL MASVIDAL Bar­ce­lo­na

Ir a con­tra­co­rrien­te. Es­ta es la pre­mi­sa del ar­tis­ta fran­cés Xa­vier Vi­la­tó (Bou­log­ne-su­rSei­ne, 1958), so­brino-nie­to de Pi­cas­so y que fir­ma con el nom­bre de pi­la, que se re­fle­ja en su ex­po­si­ción Le jar­din cir­con­fle­xe. Más de 120 pin­tu­ras al óleo y 50 ce­rá­mi­cas se ex­po­nen si­mul­tá­nea­men­te en la ga­le­ría Joan Gas­par y en la Fun­da­ció Llo­rens Ar­ti­gas de Ga­lli­fa, obras que exu­dan su vi­sión má­gi­ca y “cha­má­ni­ca” del ar­te.

Xa­vier “emo­cio­na­li­za” la reali­dad con crea­cio­nes que evo­can a su­ge­ren­tes pai­sa­jes noc­tur­nos y a un uni­ver­so de fan­ta­sía. Pa­ra él, el ar­te es una dis­cu­sión, y su obra be­be en par­te de las lu­nas y es­tre­llas de Joan Mi­ró. Es­tos ele­men­tos son cla­ve pa­ra en­ten­der la in­fluen­cia de la na­tu­ra­le­za y de la in­fan­cia en su obra; per­ci­be la ni­ñez co­mo la eta­pa de ma­yor pu­re­za, don­de el fil­tro cul­tu­ral no in­ter­vie­ne en la ex­pre­sión ar­tís­ti­ca. Gra­cias a es­te in­flu­jo tan pri­mi­ge­nio, el ar­tis­ta fran­cés ha cons­trui­do una ico­no­gra­fía muy par­ti­cu­lar con la que plan­tea re­fle­xio­nes que tras­la­da al vi­si­tan­te.

La trans­gre­sión –“La mo­der­ni­dad es ton­ta, el ar­te no es una mo­da”–, la su­ti­le­za, la su­ge­ren­cia y la evo­ca­ción son su se­llo ca­rac­te­rís­ti­co. “No creo mu­cho en la es­té­ti­ca, sino en la ca­li­dad, y por eso ha­go

cua­dros en los que pa­san co­sas”. Xa­vier en­tien­de la ca­li­dad co­mo un si­nó­ni­mo de in­ten­ción e in­ten­si­dad, y su obra quie­re con­no­tar con ar­te fi­gu­ra­ti­vo.

A pe­sar de que la ex­po­si­ción se cen­tra en sus pin­tu­ras y ce­rá­mi­cas, Xa­vier tam­bién rea­li­za di­bu­jos, gra­ba­dos y li­to­gra­fías. Su ta­len­to mul­ti­dis­ci­pli­nar na­ce de su de­seo de no caer en la mo­no­to­nía. “No quie­ro abu­rrir a la gen­te, quie­ro di­ver­tir, y

por eso cam­bio cuan­do ya sé ha­cer al­go”. El ar­tis­ta fran­cés tra­ba­ja en series que con­si­de­ra que son ci­clos vi­ta­les y es­ta­cio­nes. Su con­cep­ción de la obra es pre­me­di­ta­da, pe­ro ase­gu­ra que no le gus­ta pen­sar cuan­do pin­ta.

En 2013 su obra fue ex­pues­ta en el Mu­seu Ma­rès du­ran­te seis me­ses y ha es­ta­do pre­sen­te en nu­me­ro­sas co­lec­cio­nes pri­va­das y pú­bli­cas en Es­pa­ña, Fran­cia y Por­tu­gal, en­tre las que des­ta­can la del Mu­seo Na­cio­nal Cen­tro de Ar­te Rei­na So­fía y la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Fran­cia.

Le jar­din cir­con­fle­xe es­ta­rá ex­pues­to has­ta el 12 de di­ciem­bre en la ga­le­ría Joan Gas­par de Bar­ce­lo­na y has­ta el 22 de di­ciem­bre en la Fun­da­ció Llo­rens Ar­ti­gas de Ga­lli­fa, brin­dan­do la opor­tu­ni­dad de co­no­cer a un ar­tis­ta que dis­fru­ta y se emo­cio­na más ha­blan­do de su obra que de su pa­ren­tes­co.

.SA­LA GAS­PAR

Xa­vier de­lan­te de su obra La ho­ja muer­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.