La se­ma­na del es­pe­jis­mo

La Vanguardia - - CULTURA SUPERGLÚ - Llu­cia Ra­mis Bar­ce­lo­na

La nor­ma­li­dad es la es­tra­te­gia con la que la reali­dad di­si­mu­la. Por ejem­plo, es lu­nes y en la Ca­sa del Li­bro se pre­sen­ta El mal in­vi­si­ble, pu­bli­ca­do por Ca­te­dral. O por ejem­plo tam­bién, es 4 de fe­bre­ro de 2016, y a las 19.29 h su au­tor, Xa­vi Pé­rez Na­va­rro, re­ci­be un men­sa­je de Jor­di Ar­men­te­ras, en­ton­ces sub­di­rec­tor del No ho sé de RAC1. Es la no­ti­cia de que cin­co exa­lum­nos de los Ma­ris­tas de­nun­cian abu­sos por par­te de su pro­fe­sor de gim­na­sia. Pé­rez Na­va­rro iba a ese co­le­gio, re­cuer­da a aquel pro­fe­sor, Joa­quín Be­ní­tez, al que lla­ma­ban Be­ni. En­ton­ces, des­de el pro­gra­ma El món de­ci­den que hay que ha­blar de es­te ta­bú pa­ra que las víc­ti­mas pier­dan el mie­do y de­nun­cien. Só­lo de es­ta ma­ne­ra po­drán ayu­dar a otros y a sí mis­mos.

Re­ci­ben lla­ma­das y mails, tam­bién de gen­te que es­tu­dió en otros cen­tros. Em­pie­za la in­ves­ti­ga­ción, que des­ve­la da­tos co­mo que el 80% de los abu­sos se­xua­les in­fan­ti­les tie­nen lu­gar den­tro de las pro­pias fa­mi­lias. “El mal in­vi­si­ble pre­ten­de dar voz a quie­nes no pue­den ex­pli­car­lo, quie­re dar pis­tas a las per­so­nas que los han su­fri­do y bo­rra­do de su me­mo­ria por el trau­ma, así co­mo a los pa­dres pa­ra que de­tec­ten lo que les pue­de es­tar pa­san­do a sus hi­jos”, di­ce el au­tor, que con­clu­ye: “El ob­je­ti­vo es que se ha­ble del te­ma y se cam­bie la ley”. Uno de ellos de­nun­ció con 38 años a su en­tre­na­dor de ba­lon­ces­to. Ha­cía dos se­ma­nas que el de­li­to se­xual ha­bía pres­cri­to. Los pla­zos son di­fe­ren­tes en Ale­ma­nia y, co­mo ex­pli­ca el pia­nis­ta Ja­mes Rho­des, au­tor de

Ins­tru­men­tal, en el Reino Uni­do no pres­cri­ben.

“Es­te no es el li­bro de un pe­rio­dis­ta, sino de un psi­có­lo­go, es­cri­to con pro­xi­mi­dad emo­cio­nal y pe­rio­dís­ti­ca”, di­ce Jor­di Bas­té, que ha em­pe­za­do dan­do la bien­ve­ni­da a ami­gos, com­pa­ñe­ros, sa­lu­da­dos, y al pe­rro de Ra­mos, que es­tá por aquí. “Pa­ra rea­li­zar el se­gui­mien­to, Xa­vi tu­vo que es­cu­char; pa­re­ce que es­cu­char ha­ya pa­sa­do de mo­da”, aña­de. Así con­si­gue em­pa­ti­zar con las per­so­nas con las que ha­bla. Pe­ro aun­que es “bue­na per­so­na y eso lo ele­va por en­ci­ma de la me­dia”, ad­vier­te que Pé­rez tam­bién tie­ne su ma­la le­che. Al co­men­tar­le Bas­té que ha ve­ni­do mu­cha gen­te, él ha con­tes­ta­do: “Hi ha mol­ta fa­mí­lia que no te­nen te­le a ca­sa”. Y al de­cir­le que se­gu­ra­men­te le pre­gun­ta­rán por el pro­cés, ha res­pon­di­do: “¡Mien­tras no pre­gun­te mi ma­dre!”. Es­tán el edi­tor Da­vid Sán­chez, Jofre Llom­bart, Jor­di Sau­mell, Marc Ar­ti­gau, va­rios psi­có­lo­gos y el pa­dre de una de las víc­ti­mas, cla­ve en el li­bro, que re­cuer­da: “A Be­ní­tez lo han de­nun­cia­do cin­co per­so­nas de las que abu­só en­tre 2010 y 2011; ocu­rrió ha­ce na­da”. Y na­die se dio cuen­ta.

Ha si­do una se­ma­na es­pe­jis­mo por­que por un mo­men­to, aun­que fue­ra for­za­do, pa­re­ció que to­do vol­vía a ser co­mo siem­pre. La edi­to­rial La­breu qui­so pre­sen­tar sus no­ve­da­des el 20 de sep­tiem­bre, pe­ro en­ton­ces es­ta­lló to­do (si es que no ha­bía em­pe­za­do to­do mu­cho an­tes). Y del Ho­ri­gi­nal, con los li­bros en la ma­le­ta de rue­das, Es­ter An­do­rrà, Marc Romera y otros fue­ron di­rec­ta­men­te a ma­ni­fes­tar­se. Por eso es­te mar­tes, día de Ha­llo­ween o Cas­tan­ya­da (en La Cal­ders, de he­cho, re­par­ten cas­ta­ñas pa­ra los asis­ten­tes), An­to­ni Cla­pés re­ci­ta al­gu­nos poe­mas de Ar­bre

que s’allun­yà, tras re­cor­dar que es­ta es la de­ci­mo­quin­ta no­che que

los Jor­dis dor­mi­rán en pri­sión. “Has es­crit, per­què viu­re no et bas­ta­va per ser el silenci de re­re el silenci. Per ser el so de la pà­gi­na en blanc”, lee.

Andreu Su­bi­rats de­ja pa­ra Vi­na-

rós uno de los poe­mas de Cen­dres a

Es­tós, de­di­ca­do a su ami­go Fe­li­pe Osanz Sanz, que era de allí y mu­rió en 2012. Pre­fie­re re­cu­pe­rar a Zo­rai­da Bur­gos, cu­yo Na­dal 1968 po­dría ha­ber si­do es­cri­to es­tos días. Acom­pa­ña­do de Die­go Bu­rián, pri­me­ro a la trom­pe­ta y lue­go a la gui­ta­rra, en­to­na en­tre otros L’en­gany del rap (tin­dre més bo­ca que cap) y ver­sos de Fra­nçois Vi­llon. Por cier­to, Bu­rián afi­nó el piano de la li­bre­ría, lle­na de in­con­di­cio­na­les de la poe­sía, co­mo Mar­tí Sa­les, Míriam Cano o Se­bas­tià Por­tell.

El 1 de oc­tu­bre fue ho­rri­ble, el 2 de no­viem­bre tam­bién. Y si se sir­ve de la nor­ma­li­dad pa­ra di­si­mu­lar, la reali­dad tam­bién uti­li­za la iro­nía con el fin de re­cor­dar­te que aquí si­gue. En el Ate­neu Bar­ce­lo­nès, Laura Go­ma­ra pre­sen­ta su pri­me­ra no­ve­la. Y se ti­tu­la,

In­vi­si­ble. pre­ci­sa­men­te, Vie­nen mal da­das. Pu­bli­ca­da por Ro­ca Edi­to­rial, tra­ta so­bre la cri­sis, que a ve­ces no iden­ti­fi­ca­mos ni si­quie­ra cuan­do nos afec­ta por­que no es­ta­mos pre­pa­ra­dos. Gem­ma Lie­nas des­ta­ca la cons­truc­ción psi­co­ló­gi­ca de los per­so­na­jes, y el cam­bio que irá ha­cien­do Ruth, una mu­jer que no con­fía en na­die más que en sí mis­ma y que, de pe­que­ña, no se atre­vía a que­dar­se con la vuel­ta del pan. “Es una per­so­na pues­ta al lí­mi­te, que ha lle­ga­do a un pun­to al que po­de­mos lle­gar to­dos, por­que la cla­se me­dia es de to­do me­nos me­dia”, di­ce Neus Ar­qués, que pron­to pu­bli­ca­rá en Al­ba Club de es­cri­tu­ra pa­ra mu­je­res ocu­pa­das. Desahu­cia­da, la pro­ta­go­nis­ta se ha­lla en la pre­mar­gi­na­li­dad, pe­ro no sien­te que for­me par­te de los que vi­ven en la ca­lle. Es­tos, al con­tra­rio que sus co­no­ci­dos, la aco­ge­rán en vez de ex­cluir­la. De­be­rá de­lin­quir pa­ra so­bre­vi­vir. Y co­men­ta Ar­qués: “Te aca­bas pre­gun­tan­do a par­tir de qué mo­men­to ha­cer al­go ma­lo es­tá bien”.

“Es­te no es el li­bro de un pe­rio­dis­ta, sino de un psi­có­lo­go, es­cri­to con pro­xi­mi­dad emo­cio­nal”, di­ce Bas­té

AN­NA FER­NÁN­DEZ

Jor­di Bas­té pre­sen­tó el lu­nes el li­bro de Xa­vi Pé­rez El mal in­vi­si­ble, en el que de­nun­cia el gran ca­so de abu­sos a menores que se des­ve­ló en el 2016

LL. RA­MIS

Do­ble­te. Andreu Su­bi­rats, Es­ter An­do­rrà (edi­to­ra de La­breu) y An­to­ni Cla­pés en la pre­sen­ta­ción de Cen­dres a

Es­tós y Ar­bre que s’allun­yà ,en­la li­bre­ría La Cal­ders

LL. RA­MIS

Mal da­das. Gem­ma Lie­nas y Neus Ar­qués flan­quean a Laura Go­ma­ra, au­to­ra del li­bro Vie­nen mal da­das, que se pre­sen­tó en el Ate­neu Bar­ce­lo­nès

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.