Evra emu­la a Can­to­na y se jue­ga su ca­rre­ra

La Vanguardia - - DEPORTES - BAR­CE­LO­NA Redacción

Pa­tri­ce Evra de­ci­dió co­piar el jue­ves lo peor de su com­pa­trio­ta Éric Can­to­na y agre­dió a un ul­tra con una acro­bá­ti­ca pa­ta­da que pue­de cos­tar­le lo que le que­da de ca­rre­ra. El ex­de­lan­te­ro me­re­ció ha­ce ya más de dos dé­ca­das una san­ción de ocho me­ses que se su­mó a la que le im­pu­so su equi­po, el Man­ches­ter Uni­ted, que lo apar­tó to­do lo que que­da­ba de tem­po­ra­da, y la se­lec­ción fran­ce­sa, que lo ex­pul­só de sus fi­las. A sus 36 años, el de­fen­sa afron­ta aho­ra unas san­cio­nes que fá­cil­men­te pue­den po­ner fin a su ca­rre­ra de­por­ti­va.

El epi­so­dio acon­te­ció an­tes del ini­cio del Vi­tó­ria de Gi­ma­rãe­sOlym­pi­que de Mar­se­lla. Va­rios ul­tras del equi­po fran­cés ubi­ca­dos en uno de los fon­dos del Al­fon­so Hen­ri­ques ac­ce­die­ron a la zo­na re­ser­va­da a fo­tó­gra­fos y per­so­nal de se­gu­ri­dad e in­cre­pa­ron a va­rios de sus ju­ga­do­res du­ran­te el ca­len­ta­mien­to. En ple­na tán­ga­na, Evra apa­re­ció pa­ra pro­pi­nar una pa­ta­da de taek­won­do a uno de los afi­cio­na­dos, a quien no lle­gó a al­can­zar en la ca­be­za por cen­tí­me­tros. El la­te­ral fue apar­ta­do por sus pro­pios com­pa­ñe­ros y el ár­bi­tro del par­ti­do, pos­te­rior­men­te, lo ex­pul­só.

La UEFA, que cuen­ta con imá­ge­nes y di­ver­sos ví­deos de la agre­sión, de­be de­ci­dir el pró­xi­mo vier­nes, cuan­do se reúne su co­mi­sión dis­ci­pli­na­ria, la san­ción al ju­ga­dor. La ro­ja, de en­tra­da, le cos­ta­rá un par­ti­do de sus­pen­sión.

El club anun­ció ayer que apar­ta­ba pro­vi­sio­nal­men­te al ju­ga­dor del equi­po, y con­de­nó me­dian­te un co­mu­ni­ca­do su com­por­ta­mien­to. “Un pro­fe­sio­nal tie­ne que man­te­ner la cal­ma an­te pro­vo­ca­cio­nes e in­sul­tos, aun­que sean du­ros e in­jus­ti­fi­ca­dos”, ase­gu­ra la no­ta, que tam­bién cen­su­ra la ac­ti­tud de los afi­cio­na­dos. Aun­que no avan­zó la san­ción que im­pon­drá a un ju­ga­dor con con­tra­to has­ta fi­nal de tem­po­ra­da y a quien de­be­rá pa­gar una fi­cha de 2,5 mi­llo­nes de eu­ros vuel­va a ju­gar o no.

Tras el par­ti­do, que el Olym­pi­que de Mar­se­lla aca­bó per­dien­do, el téc­ni­co Ru­di Gar­cia ya an­ti­ci­pó que ha­bría san­ción por par­te del club, al mar­gen de la ac­tua­ción de la UEFA. “He dis­cu­ti­do con Pa­tri­ce, no tie­ne 20 años y no pue­de res­pon­der así a los in­sul­tos. Él es el úni­co cul­pa­ble de su ac­tua­ción y aho­ra ve­re­mos qué va­mos a ha­cer”, de­cla­ró.

Fi­cha­do du­ran­te el pa­sa­do mer­ca­do de in­vierno por ex­pre­so de­seo del pro­pie­ta­rio del club, el em­pre­sa­rio de­por­ti­vo es­ta­dou­ni­den­se Frank McCourt, Evra no ha con­se­gui­do con­ver­tir­se en un ído­lo pa­ra la afi­ción mar­se­lle­sa, co­mo evi­den­cia el epi­so­dio del miér­co­les, pe­se a que em­pe­zó sien­do un ha­bi­tual en los on­ces. La pa­sa­da cam­pa­ña ju­gó

RU­DI GAR­CIA

“Pa­tri­ce no tie­ne 20 años y no pue­de res­pon­der así a unos in­sul­tos, ya ve­re­mos qué ha­ce­mos con él”

11 jor­na­das de Li­ga, diez de ellas de ti­tu­lar. Es­ta su­ma só­lo cua­tro apa­ri­cio­nes y en to­das em­pe­zó co­mo su­plen­te. En la Eu­ro­pa Lea­gue ha ju­ga­do cin­co de los ocho par­ti­dos que ha dispu­tado su equi­po.

Ayer, el grue­so de la pren­sa fran­ce­sa re­cla­ma­ba al ju­ga­dor que él mis­mo pu­sie­se fin a su ca­rre­ra por una ac­tua­ción que con­si­de­ra inacep­ta­ble por par­te de quien otro­ra fue un ído­lo na­cio­nal.

TWIT­TER

Mo­men­to de la agre­sión de Pa­tri­ce Evra a un afi­cio­na­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.