Pa­ra des­pe­jar mu­chas du­das

Los blau­gra­na re­cu­pe­ran sen­sa­cio­nes en un par­ti­do con reivin­di­ca­cio­nes po­lí­ti­cas

La Vanguardia - - DEPORTES - AL­FRED BELLOSTAS Bar­ce­lo­na

Nun­ca se ha­bía dispu­tado un par­ti­do así en el Pa­lau Blau­gra­na. En es­cru­pu­lo­so si­len­cio en los pri­me­ros cin­co mi­nu­tos, cuan­do po­día oír­se per­fec­ta­men­te el ro­ce de las za­pa­ti­llas en el par­quet co­mo su­ce­día en la dé­ca­da de los no­ven­ta del pa­sa­do si­glo en el Pa­lau Sant Jor­di, adon­de el club azul­gra­na se tras­la­dó en bus­ca de un pa­be­llón con más ca­pa­ci­dad. El ex­pe­ri­men­to no fun­cio­nó y el equi­po ca­ta­lán si­gue en su his­tó­ri­co re­cin­to, que ayer pro­tes­tó de for­ma enér­gi­ca por el en­car­ce­la­mien­to de los con­se­llers del Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat. Has­ta los afi­cio­na­dos grie­gos res­pe­ta­ron la si­tua­ción, a pe­sar de que fue el Olym­pia­cos el que do­mi­nó en un pri­mer cuar­to con mu­chos fa­llos en am­bas par­tes y un mar­ca­dor muy ba­jo (14-14).

El Bar­ce­lo­na Las­sa ne­ce­si­ta­ba la vic­to­ria des­pués de las cin­co de­rro­tas y, es­ta vez sí, pe­leó por ella des­de el ini­cio, sin des­can­so. Cuan­do el acier­to no lle­ga­ba, se­guía la lu­cha, en­car­na­da en la ra­bia con la que Se­rap­hin –no­ta­ble en el pri­mer tiem­po con 9 pun­tos– ce­le­bra­ba sus ca­nas­tas. Fue pre­ci­sa­men­te el pí­vot fran­cés el que lo­gró los dos pri­me­ros pun­tos lo­ca­les cuan­do el ri­val se ha­bía dis­tan­cia­do con el 0-6 ini­cial. Dos tri­ples de Ko­po­nen im­pi­die­ron que el con­jun­to grie­go am­plia­ra su ren­ta más allá del 7-12 y el cuá­dru­ple cam­bio por el que apos­tó Si­to Alonso con la en­tra­da de Pres­sey, San­ders, Moer­man y To­mic apor­tó el ca­rác­ter ne­ce­sa­rio pa­ra dar­le la vuel­ta al mar­ca­dor en los peo­res mi­nu­tos de los vi­si­tan­tes, que so­la­men­te lo­gra­ron 4 pun­tos en 5m38s. El ale­ro es­ta­dou­ni­den­se, que de­bu­ta­ba en la com­pe­ti­ción al igual que Cla­ver –am­bos ya re­cu­pe­ra­dos de las le­sio­nes–, dio al Ba­rça la pri­me­ra ven­ta­ja (16-14) en el ini­cio del se­gun­do cuar­to, una ven­ta­ja que se am­plió has­ta el 23-16 con otra ca­nas­ta su­ya. An­tes, Na­va­rro ha­bía lo­gra­do un tri­ple mar­ca de la ca­sa y el pú­bli­co, ya cen­tra­do ex­clu­si­va­men­te en el par­ti­do, dis­fru­ta­ba de lo lin­do en la me­jor fa­se de los ca­ta­la­nes y un 2+1 de Se­rap­hin ce­rró el pri­mer tiem­po (32-26).

A pe­sar de que el Ba­rça no co­men­zó bien el ter­cer cuar­to, ayer no hu­bo nin­gún apa­gón ge­ne­ral co­mo ha­bía su­ce­di­do en los com­pro­mi­sos más re­cien­tes. El ba­lan­ce en­tre ba­lo­nes re­cu­pe­ra­dos y per­di­dos era po­si­ti­vo (10-9) en el mi­nu­to 30 (14-11 al fi­nal), lo que ex­pli­ca­ba muy bien quién desea10-0

AC­TI­TUD Y DE­FEN­SA

El Ba­rça, que de­jó a su ri­val en 51 pun­tos, vol­vió a ofre­cer una ima­gen muy es­pe­ran­za­do­ra

ba más la vic­to­ria. Ha­bía ac­ti­tud y men­ta­li­dad, la agre­si­vi­dad des­apa­re­ci­da de for­ma inex­pli­ca­ble.

Por eso no hu­bo ner­vios tras el em­pa­te a 32, que des­apa­re­ció gra­cias a dos tri­ples de Moer­man y otro de Pres­sey –ex­ce­len­te en su de­fen­sa du­ran­te to­do el en­cuen­tro– pa­ra ce­rrar un par­cial de que pro­vo­có en­tu­sias­mo en las gra­das. To­dos apor­ta­ron al­go en un par­ti­do que te­nía una gran im­por­tan­cia pa­ra el fu­tu­ro in­me­dia­to del equi­po bar­ce­lo­nis­ta.

La di­fe­ren­cia no de­jó de au­men­tar des­pués del 45-41, en par­te por­que el Olym­pia­cos se que­dó ayer con to­da la irre­gu­la­ri­dad que ha­bía mos­tra­do an­tes el Bar­ce­lo­na. Los grie­gos eran el úl­ti­mo con­jun­to in­vic­to de la Eu­ro­li­ga y un Oriola muy ac­ti­vo en la se­gun­da par­te (11 pun­tos) se en­car­gó de apun­ti­llar­los. Era lo que ne­ce­si­ta­ba el Ba­rça: en­te­rrar el pa­sa­do re­cien­te y mos­trar de nue­vo cuá­les son sus vir­tu­des, la de­fen­sa (51 pun­tos del ri­val), el ca­rác­ter y un jue­go muy ve­loz que de­lei­tó en al­gu­nas fa­ses a los es­pec­ta­do­res que fue­ron al Pa­lau Blau­gra­na.

Los gri­tos de “lli­ber­tat, lli­ber­tat”, que tan­to se ha­bían oí­do en el pri­mer cuar­to, des­pi­die­ron a los ju­ga­do­res, muy ovacionados, al con­cluir un en­cuen­tro que ha de ser un pun­to de in­fle­xión.

BUEN BA­LAN­CE

Los ju­ga­do­res de Si­to Alonso re­cu­pe­ra­ron más ba­lo­nes (14) de los que per­die­ron (11)

ÀLEX GAR­CIA

Pres­sey, es­plén­di­do ano­che, in­ten­ta su­pe­rar a Man­tza­ris

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.