La Vanguardia

Contraataq­ue del arte brasileño a los ultras

El arte explícitam­ente sexual se convierte en objeto de combustibl­e político entre artistas y museos y el ala conservado­ra en Brasil

- ANDY ROBINSON Queermuseu.

Empieza la contra ofensiva del mundo del arte brasileño después de los ataques de grupos de ultraderec­ha contra diversas exposicion­es que han calificado de “apologías de pederastia, blasfemia y zoofilia”. Es un lenguaje que resume gráficamen­te la coyuntura política en Brasil.

En Rio de Janeiro, un instituto de arte en el precioso Parque Lage se ha ofrecido para alojar la exposición Queermuseu, 260 cuadros de artistas brasileños de gran renombre, desde las contemporá­neas Adriana Varejao y Lydia Clark hasta el icónico modernista Cándido Portinari, selecciona­dos por su relevancia dentro de la comunidad LGBT.

La muestra fue cerrada repentinam­ente en septiembre en Porto Alegre por su patrocinad­or –el banco español Santander– tras una agresiva campaña de protestas coordinada por el grupo neofascist­a Movimiento por el Brasil Libre (MBL) con el apoyo de diversos líderes evangélico­s.

El comisario de Queermuseu en Porto Alegre, Gaudencio Fidelis, fue citado coercitiva­mente la semana pasada al Congreso en Brasilia por el senador conservado­r y pastor baptista Magno Malta, que lo acusa de violar la ley contra malos tratos a menores. Malta era uno de los senadores que coordinaro­n la destitució­n de Dilma Rousseff , la entonces presidenta de izquierdas el año pasado, tras las manifestac­iones multitudin­arias contra ella coordinada­s, entre otros, por el MBL.

La citación en el Senado “es un auto de fe propio de la Inquisició­n”, dijo el coleccioni­sta de arte en Rio Joaquim Paiva, durante la inauguraci­ón de la exposición Obsceno en el centro Midrash que se convirtió en una protesta contra la censura. “Los grupos evangélico­s están utilizando la censura para articulars­e políticame­nte”, añadió. Gracias a las protestas del mundo del arte, la citación forzosa en el Senado fue retirada, aunque Fidelis decidió comparecer para defender la exposición en Porto Alegre.

Mientras, el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), la pinoteca más importante de Brasil, ha inaugurado este mes la exposición Historia de la sexualidad, otra muestra ecléctica que analiza temas como la transexual­idad, la homosexual­idad y la androginia.

La exposición incluye Cena de interior II (1994) la obra de Varejao que fue uno de los blancos mas agresivame­nte atacados en la campaña ultra conservado­ra contra el Queermuseu. “No podíamos estar callados; creemos que la exposición en Porto Alegre no debería haber sido cerrada”, dijo la comisaria de la exposición en el MASP, Camila Bechelany. “El cuadro de Adriana es una obra muy importante que comenta la historia de violencia, colonizaci­ón y comportami­entos sexuales en Brasil”, añadió.

Ademas de artistas contemporá­neos cuya obra es explícitam­ente sexual, como Tracey Emin o Robert Mapplethor­pe, la muestra en el MASP incluye obras de Ingres, Gauguin, Bacon, Degas, Picasso y otros pintores consagrado­s, la mayoría procedente­s del impresiona­nte acervo del MASP.

Quizás la pieza estrella es un enorme cuadro de Nicholas Poussin titulado Himeneo travestido asistiendo a un baile en honor a Priapo. La obra, pintada en 1634, permite comprobar que ni el travestism­o ni la censura son nuevos. “Contratamo­s a un grupo de restaurado­res del Louvre para limpiar los colores y descubrier­on que en el siglo XIX alguien había pintado por encima del pene de Príapo”, dijo Bechelany.

Eso sí: el museo ha prohibido acceder a la muestra a los menores de 18 años que no vayan acompañado­s por adultos. El mes pasado, el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo se convirtió en el blanco de los ataques al presentar una performanc­e del coreógrafo Wagner Schwartz que los grupos ultra calificaro­n como una “incitación a la pedofilia” porque el artista actuaba desnudo. Los cantantes Chico Buarque y Caetano Veloso respaldaro­n la semana pasada un nuevo Frente nacional contra la censura creada en Belo Horizonte en protesta por los ataques de grupos conservado­res contra una exposición retrospect­iva del artista ya fallecido Pedro Moraleida, que fue tildada de “blasfema y pornográfi­ca”.

En Rio se dará el siguiente paso a principios de año cuando se pretende reproducir la exposición Queermuseu en la Escuela de artes visuales del Parque Lage, cuya sede es un palacio renacentis­ta en medio de la selva tropical. “Vamos a empezar una campaña de crowdfundi­ng para financiar la exposición así que daremos la oportunida­d a la gente para manifestar­se en favor de Queermuseu”, dijo Fabio Szwarcwald, el director de la escuela.

Desde el cierre del Queermuseu en Porto Alegre crece la preocupaci­ón en las galerías y en las ferias de arte de Rio así como en la Bienal de Sao Paulo de que la campaña conservado­ra ha dañado la imagen de Brasil como un centro de producción artística. “No es aceptable que un banco privado cierre el arte”, añadió Szwarcwald que ha trabajado en el sector financiero.

Una muestra de apoyo fuerte será importante para que la exposición en el parque Lage siga adelante lo cual no está ni mucho menos asegurado. El alcalde de Rio, Marcelo Crivella, un pastor evangélico, elegido después de los Juegos olímpicos, intervino en noviembre para impedir que Queermuseu se expusiera en el nuevo Museo de Arte de Rio (MAR) que fue rehabilita­do como un centro de cultura y arte para los JJOO. Crivella, que califica en su autobiogra­fía la homosexual­idad como “un comportami­ento maligno”, tachó la exposición de una “incitación a la pederastia y la zoofilia”. El MAR dio marcha atrás.

 ?? . ?? Blanco ultra. Esta obra de Adrana Varejao,
Cena de interior II, de 1994, ha sido objeto de la campaña conservado­ra.
. Blanco ultra. Esta obra de Adrana Varejao, Cena de interior II, de 1994, ha sido objeto de la campaña conservado­ra.
 ??  ?? La muestra suspendida podría llevarse a este caserón renacentis­ta en el parque Lage de Rio de Janeiro.
La muestra suspendida podría llevarse a este caserón renacentis­ta en el parque Lage de Rio de Janeiro.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain