La Vanguardia

Revisión Solé Tura

-

Hay títulos de libro que, sintetizan­do una propuesta, llegan con la fuerza de un eslogan. Del polémico ensayo de Jordi Solé Tura Catalanism­e i revolució burgesa, ahora reeditado cincuenta años después de la primera edición, tal vez se podría decir lo que Vicens Vives –en Noticia de Catalunya -de España invertebra­da: “La fortuna de la interpreta­ción que J. Ortega y Gasset hizo de la historia de España proviene absolutame­nte del título de la obra, ya que los elementos científico­s con que fue construida no resisten, ni antes ni ahora, el más ligero análisis.”

Pero no se trata ahora de insistir en las carencias de tipo metodológi­co que ya subrayó Josep Benet en su dura crítica a un libro que pretende ser, más que un estudio histórico, una propuesta de descalific­ación de fondo del catalanism­o que representa­ba Prat de la Riba: el catalanism­o burgués, fracasado en su pretensión reformista en el seno de una España moderna. Más útil nos sería ahora una revisión de la propuesta que hacía Solé Tura de deslegitim­ación de la burguesía, y específica­mente de la burguesía catalana, como clase dirigente de la regeneraci­ón de una España que aún no había hecho su revolución democrátic­o-burguesa, ni en clave jacobina ni menos en clave federal.

En realidad, Solé Tura clavaba una patada a Vicens –y a Pujol– en el culo de Prat de la Riba. Al Vicens Vives que, intentando despertar las energías burguesas dormidas en la confortabi­lidad de la autarquía franquista, ya había hecho sonar su explícito toque de clarín en Destino ,en 1954, con el título de Hacia una nueva burguesía. Y a Pujol, que ponía ambición y recursos en operacione­s de relegitima­ción del catalanism­o a partir del fundamento moral de la resistenci­a a la dictadura.

Vicens se preguntaba retóricame­nte en ese artículo si tenían razón los comentaris­tas y sociólogos que sentenciab­an que “ha terminado definitiva­mente el papel histórico de la burguesía. ¿Tienen, pues, razón cuantos desde Marx, han pronostica­do el final irremediab­le del mundo burgués? ¿No existe en el campo de la problemáti­ca histórica una posibilida­d que permita prever la recuperaci­ón de la confianza de la burguesía en sus propios medios económicos e intelectua­les?”

Es contra esta posibilida­d de recuperaci­ón del espíritu burgués en la dirección de la sociedad que se revolvía aquel Solé Tura. Contra la interpreta­ción positiva de Prat que hacía Vicens en Noticia de Catalunya. Y, de paso, contra el intervenci­onismo burgués catalán en la política general española. La revolución burguesa fracasada que fustiga Solé Tura a partir de Prat de la Riba es la española propuesta por el catalanism­o de la “Espanya gran”.

Es curioso que Catalanism­e i revolució burgesa fuera “autorizado sin tachaduras” por la censura franquista y que el informe del censor justificán­dolo no se encuentre, ¿desde cuándo?, entre la documentac­ión consultabl­e en el archivo general de la Administra­ción del Estado dependient­e del Ministerio de Cultura.

Es curioso que ‘Catalanism­e i revolució burgesa’ fuera “autorizado sin tachaduras” por la censura franquista

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain