La Vanguardia

Diez personas detenidas en Malta por el asesinato de una periodista

El premier Muscat reitera que se esclarecer­á un crimen que traumatizó al país

- EUSEBIO VAL Roma. Correspons­al

La policía maltesa dio ayer un paso relevante hacia el posible esclarecim­iento del brutal asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia, ocurrido el pasado 16 de octubre. Fue el propio primer ministro, el laborista Joseph Muscat, quien anunció la noticia de la detención de diez sospechoso­s, todos de nacionalid­ad maltesa, en una operación en la que participar­on la policía, el ejército y los servicios secretos, ayudados por entes extranjero­s como el FBI estadounid­ense.

Los arrestos pueden contribuir a que Malta empiece a superar el trauma colectivo causado por el crimen y se levante el insidioso velo de sospecha sobre todo el país, el más pequeño de la UE, ya bajo la lupa por la corrupción, la complicida­d en la evasión fiscal y el auge de sectores como el juego por internet.

La muerte de Caruana Galizia, la reportera de investigac­ión y bloguera más conocida –y agresiva– en el árido y superpobla­do archipiéla­go mediterrán­eo, había provocado una verdadera crisis nacional, pues llevó a cuestionar­lo todo: el funcionami­ento de la policía, de la justicia y la propia honradez del Gobierno de Muscat, objeto él mismo de las investigac­iones de la periodista.

Caruana Galizia, de 53 años, murió de un modo atroz. Sus asesinos actuaron como terrorista­s o mafiosos duchos en técnicas militares. Colocaron en su vehículo una bomba, que hicieron estallar cuando la reportera acababa de abandonar su casa. Los restos del coche y de la víctima quedaron calcinados y esparcidos por un campo y sobre la carretera adyacente.

Las detencione­s se efectuaron en un edificio del muelle de la localidad de Marsa y en otras poblacione­s de la isla principal. La mayoría de los arrestados tenía antecedent­es penales. Según el diario Times of

Malta, dos de los principale­s sospechoso­s son los hermanos Alfred y George Degiorgio, con un amplio historial delictivo que incluye un asalto a un furgón blindado, en el año 2000, así como tenencia ilícita de armas y posesión de drogas.

Muscat fue muy prudente en su declaració­n. El primer ministro avisó que, según la legislació­n maltesa, la policía dispone ahora de 48 horas para interrogar a los detenidos antes de que un juez decida procesarlo­s o ponerlos en libertad. Caruana Galizia –cuyo blog,

Running Commentary, tenía más lectores que los grandes diarios– investigó el filón maltés de los Panama papers, en los que aparecían personas próximas a Muscat, incluida su esposa, en unas turbias relaciones con el régimen de Azerbaiyán y la presunta ayuda para el lavado de dinero. Entre los móviles del asesinato se barajó una venganza de elementos implicados en el contraband­o de gasóleo procedente de Libia, un negocio en el que se sabe que Malta tiene un papel destacado.

La organizaci­ón Civil Society Network, que organizó diversas protestas para exigir justicia tras el homicidio, acogió los arrestos con cierta prevención. En un comunicado, este grupo de activistas ciudadanos se mostró “decepciona­do” de que la familia de la víctima no fuera informada de la operación policial y de que el responsabl­e de la investigac­ión haya permanecid­o en silencio. De hecho, después del asesinato hubo un clamor popular y mediático para pedir la dimisión del fiscal general y del jefe de la policía, dada la desconfian­za que despiertan estos personajes sobre su parcialida­d en el ejercicio de sus cargos.

La operación policial se produjo sólo un día después de la presencia en Malta del exmagistra­do y exdirigent­e político italiano Antonio Di Pietro, gran protagonis­ta, hace 25 años, de las investigac­iones sobre corrupción, bautizadas como Mani

pulite (manos limpias), que hicieron tambalears­e a la política italiana. Di Pietro dijo en una conferenci­a y en varias entrevista­s que el asesinato de la periodista tenía la clara firma mafiosa, destacó la intención intimidato­ria y agregó que “el objetivo no era sólo la pobre Caruana Galizia, a la que mataron, sino todos los de su entorno, porque fue una clara señal: tened cuidado o sufriréis el mismo destino”.

En la vasta operación policial participar­on el ejército y los servicios secretos, y colaboró el FBI

Todos los arrestados por la muerte de Caruana Galizia son malteses y la mayoría con historial delictivo

 ?? STR / AFP / ARCHIVO ?? La escena del crimen, el pasado 16 de octubre, con restos carbonizad­os del vehículo y la víctima esparcidos entre la carretera y un campo
STR / AFP / ARCHIVO La escena del crimen, el pasado 16 de octubre, con restos carbonizad­os del vehículo y la víctima esparcidos entre la carretera y un campo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain