La Vanguardia

¿Donald Trump? No o, gracias

Los premios del Kennedy Center se entregan sin la asistencia de la pareja presidenci­al Istencia de la pareja presidenci­al

- FRANCESC PEIRÓN

Por lo general, la asistencia de un presidente a un homenaje es la guinda a ese reconocimi­ento.

Estados Unidos, bajo el trumpismo, rompe las normas y, además se lo agradecen. Ya tiene su cosa que los elegidos para la gloria se sientan aliviados por saber que la máxima autoridad del país no asiste a su celebració­n.

La cantante y compositor­a Gloria Estefan; el productor de televisión, Norman Lear; el rapero y actor LL Cool J; la bailarina Carmen de Lavallade; y el músico y productor Lionel Richie recibierón los prestigios­os premios del Kennedy Center, en su 40 edición, la mayor fiesta social que se celebra en Washington.

Tal vez es el año en que se muestra más la diversidad. Entre otras razones porque, además de tres afroameric­anos, Gloria Estefan es la primera ciudadana cubano americana que recibe esta distinción. “Estoy muy orgulloso de representa­r mi raza entre estos galardonad­os”, se carcajeó Lear, de 95 años y veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Él, cuyo activismo político se remonta a décadas, amenazó con boicotear el acto si en la ceremonia aparecía el presidente Donald Trump. De Lavallade suscribió su opinión, así como otros implicados. La Casa Blanca entendió el mensaje. El presidente y la primera dama, Melania Trump, anunciaron en agosto que no asistirían al acontecimi­ento, convirtién­dose en la primera pareja presidenci­al que toma esta decisión. “No asistiremo­s para que no haya ninguna distracció­n política”, señaló Trump en su día.

Lo que no pudo evitar es que a

lo largo de la noche se escucharan mensajes de fácil interpreta­ción en esta época. “El compromiso de mi padre con la libertad, con el mandato de la ley, la tolerancia religiosa, el desarme nuclear y la innovación científica inspiraron a una generación que transformó nuestra nación”, dijo Caroline Kennedy en su bienvenida.

A pesar de la ausencia del presidente estadounid­ense, la gala todavía tuvo la capacidad de recaudar

Entre los homenajead­os, una cubanoamer­icana, tres afroameric­anos y sólo un anglosajón

más de seis millones de dólares. algo más alta que la conseguida en el 2016.

“No puedo pasar por alto esta noche que una chica inmigrante rinde tributo a otra”, subrayó la artista Rita Moreno en un segmento grabado en la previa a la fiesta que tuvo lugar el sábado en el Departamen­to de Estado. “Este es el sueño americano y Gloria y yo estamos viviendo cada minuto de ese sueño”, remarcó.

Los cineastas J.J. Abrams y Rob Reiner elogiaron a Lear. Meryl Streep, premiada en el 2011, rindió honores a De Lavallade, mientras que Kenny Rogers hizo lo propio con Richie, para quien Steve Wonder se puso al piano.

LL Cool J, nacido en Queens (Nueva York) como James Todd Smith no sólo se convirtió en el primer músico de hip-hop que recibe esta distinción. Como símbolo de un tiempo, también figura, a sus 49 años, como el premiado más joven. “Soy humilde pero soy el primero”, bromeó con resonancia­s trumpistas.

 ??  ?? De pie, LL Cool J (con gorra) y Lionel Richie, y sentados: Carmen de Lavalladde, Norman Lear y Gloria Estefan
De pie, LL Cool J (con gorra) y Lionel Richie, y sentados: Carmen de Lavalladde, Norman Lear y Gloria Estefan
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain