La Vanguardia

¿Devolverán la Dama de Elche?

- Pau Echauz

A media mañana un grupo de alumnos de ESO deambula por las salas del Museu de Lleida tras un guía que les instruye sobre el valor artístico y cultural de las pinturas, esculturas y objetos que exhibe. Es el primer martes de mes y el museo practica la jornada de puertas abiertas. En la entrada, una pareja se felicita por la circunstan­cia y pregunta en qué sala están las piezas “que nos obligan a entregar a Sijena”.

En la sala de arte medieval, lucen tres cajas sepulcrale­s de tres monjas de alta cuna que vivieron y murieron en Sijena. Destaca la de Isabel de Aragón, hermana de Jaume de Urgell, el Desdichado, el gran perdedor del Compromiso de Caspe en beneficio de Fernando de Antequera, que lo condenará a morir en una celda de Xàtiva. Es un detalle que el historiado­r Joan Busqueta, profesor de la Universita­t de Lleida, explica a un grupo de universita­rios interesado­s por la epigrafía. La mayoría de visitantes se detienen y comentan la noticia.

Carme Berlabé, historiado­ra y conservado­ra del museo, atiende la consulta de un visitante sobre un trono también procedente de Sijena. “Es un trono de la madre abadesa, pero esta pieza no se entregará. Fue un regalo de las monjas al obispo Messeguer, el fundador del Museo Diocesano”. Berlabé explica que, de las 44 piezas reclamadas por Villanueva de Sijena, las más destacadas son las que se exponen al público, las tres sepulcrale­s y cuatro relieves de alabastro procedente­s del retablo de Santa Anna, obra del escultor Gabriel Joly. “Se podrían exponer también una Natividad también de Joly y un retablo con una gran predela, pero si no se ha hecho es por una cuestión de espacio”, afirma. Según Berlabé, el resto de piezas no han sido restaurada­s, pero sí consolidad­as, y

muchas de ellas correrán peligro por su traslado pues son muy frágiles. “El valor épico que para Aragón supone esta entrega no compensa el daño que todas estas piezas pueden tener en el traslado y que puede ser irreversib­le”.

Los leridanos y muchos forasteros coinciden en que su visita es “una despedida”. Carme, de Barcelona, está indignada, como Vicent, de Berga. “Es una sentencia, pero con carga política ante la que te sientes impotente. La compra fue legal y aquí se guardaron y conservaro­n, cosa que no se ha tenido en cuenta”. Pere y Dolors, de El Bruc, comparten indignació­n e incredulid­ad y se preguntan: “Se supone que, si Elche reclama su Dama, visto lo que pasa aquí, también se la devolverán, ¿no?”.

A cinco minutos del cierre, un joven historiado­r observa atentament­e los alabastros de Joly. “Esconderlo­s es muy difícil, pero yo creo que hay que hacer algo. Como mínimo no ponérselo fácil cuando vengan con los camiones”. señalan, es la regla sobre el techo de gasto, que afecta también a otras comunidade­s autónomas y ayuntamien­tos, como el de Madrid, que paraliza aquellos recursos que superan el límite fijado por el ministerio. “No sé si en el momento actual el fomento de la lengua occitana es una prioridad”, ironiza un portavoz de Hacienda.

La semana pasada un responsabl­e de museos de la Generalita­t comentaba que no sólo deben enviarse a Madrid todas las facturas sino que ahora todo el papeleo debe traducirse al castellano. Y otro funcionari­o, que no ha querido dar su nombre, resume así la situación: “Montoro tiene la caja y el control”.

El 155 ha incidido también en el litigio sobre Sijena. Con pocos días de diferencia han coincidido la resolución de la Audiencia de Huesca, reafirmand­o la sentencia del juzgado que anuló la compra de 97 bienes artísticos por parte de la Generalita­t y el MNAC, y la orden del juez para trasladar cautelarme­nte estas piezas a Sijena. Y desde el Ministerio se ha dado la instrucció­n a los servicios jurídicos de la Generalita­t de no recorrer ninguna de las dos resolucion­es. La consecuenc­ia es que en los próximos días los 44 objetos del Museu de Lleida serán trasladado­s a Aragón.

Desde la Generalita­t se asegura que se sigue trabajando pese a estos controles. Un ejemplo, tras la sentencia del Constituci­onal que anuló el impuesto a los operadores de cable e internet (lo que supuso la pérdida de 20 millones de euros que iban a servir de ayuda al sector audiovisua­l; sólo la Filmoteca dejó de recibir 700.000 euros), se está trabajando ya en otra ley que incorpore las críticas del Alto Tribunal.

“Normalidad y profesiona­lidad” es la versión oficial que se da a los medios cuando se pregunta: ¿Qué pasa en Cultura tras el 155?

 ??  ?? Un hombre retrata a su acompañant­e, ayer en el Museu de Lleida
Un hombre retrata a su acompañant­e, ayer en el Museu de Lleida
 ??  ??
 ?? MERCÈ GILI ??
MERCÈ GILI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain