El otro Sant Jor­di ines­pe­ra­do y fri­ki

La Vanguardia - - CULTURA - Sal­va­dor Llo­part

El mun­do no ha si­do siem­pre tal y co­mo aho­ra lo co­no­ce­mos. Hu­bo una épo­ca muy, muy le­ja­na en que, de for­ma na­tu­ral, con­vi­vía­mos en nues­tra ima­gi­na­ción con ma­gos, gue­rre­ros, dio­ses y mons­truos.

Has­ta que esos se­res mi­to­ló­gi­cos fue­ron ex­pul­sa­dos de la cul­tu­ra ofi­cial y de­bie­ron bus­car re­fu­gio en los li­bros de fan­ta­sía y cien­cia fic­ción; en có­mics de aquí y de Ja­pón; en vi­deo­jue­gos de to­dos la­dos, así co­mo en jue­gos de rol y de me­sa: en pro­duc­tos cul­tu­ra­les fue­ra del ca­non. Y así na­ció una cul­tu­ra al­ter­na­ti­va que, en Bar­ce­lo­na, tie­ne un lu­gar de re­si­den­cia pri­vi­le­gia­do en eso que se ha dado en lla­mar­se el trian­gu­lo fri­ki de la ciu­dad, allá por el Arc de Triomf, Pas­seig de Sant Joan arri­ba, y has­ta al­can­zar la plaza Te­tuán...

Allí se vi­vió ayer un Sant Jor­di di­fe­ren­te, sin­gu­lar: fri­ki si que­re­mos. Más tran­qui­lo que en otros la­dos. De pa­sear en­tre ten­de­re­tes, de per­der­se y char­lar. Don­de las te­rra­zas aco­gen a los com­pra­do­res can­sa­dos fren­te a una cer­ve­za o un vino, al­go im­pen­sa­ble en otros la­dos de la ciu­dad, mu­cho más tu­mul­tuo­sos y aje­trea­dos...

Un Sant Jor­di don­de la ro­sa y el li­bro más tra­di­cio­nal, el de la Ca­sa del Li­bro, pa­ra en­ten­der­nos –que tie­ne pa­ra­da en la zo­na– con­vi­ve con na­tu­ra­li­dad con otras ofer­tas más es­pe­cia­li­za­das. Co­mo la de­di­ca­da a las obras de fan­ta­sía y cien­cia fic­ción de la li­bre­ría Gi­ga­mesh, sin ir más le­jos. Ese lu­gar de vi­cio y sub­cul­tu­ra, co­mo a ellos les gus­ta iden­ti­fi­car­se, los de Juego de tro­nos, pio­ne­ros en fri­kis­mo li­te­ra­rio y cul­tu­ral. La pa­ra­da, tran­qui­la; la tien­da lle­na. ¿Los más ven­di­dos? Emi­lio Bue­so y la tri­lo­gía de El pro­ble­ma de los tres cuer­pos, de Ci­xin Liu.

Sin ol­vi­dar los có­mics de Nor­ma, los jue­gos de rol de Ka­bu­ki, o los man­ga de Cha­nu­chi...

“La cul­tu­ra pro­pia de la fan­ta­sía y la an­ti­ci­pa­ción no ha en­con­tra­do su lu­gar en el ca­non li­te­ra­rio es­pa­ñol, y me­nos to­da­vía en ca­ta­lán”, co­men­ta Ricard Ruiz Garzón, que fir­ma en Gi­ga­mesh Mery She­lley y el mons­tre de Fran­kens­tein, es­cri­to en ca­ta­lán, un en­sa­yo de au­tor so­bre la vi­da y la obra de Mary She­lley, tan os­cu­re­ci­da por su crea­ción, el mons­truo in­mor­tal.

“La no­ve­la ne­gra ha en­tra­do por de­re­cho pro­pio en el ca­non. Pe­ro al fantástico, con un es­pa­cio cla­ro y de­fi­ni­do en ci­ne y la te­le­vi­sión, de ab­so­lu­ta nor­ma­li­dad, le que­da ca­mino pa­ra ser re­co­no­ci­do co­mo li­te­ra­tu­ra”, di­ce.

Es­te Sant Jor­di fri­ki es más: es un pa­seo por la cul­tu­ra chi­na, re­pre­sen­ta­da en la zo­na. Es el fes­ti­val de mons­truos y ma­gos de Los reinos de Grum­nion, la no­ve­la de So­ra­ya del Án­gel con­ver­ti­da en reali­dad por un día. Es edi­to­rial Ca­ba­llo re­ga­la­do, El jar­dín del li­bro o Mer­co­via...

Es un Sant Jor­di ines­pe­ra­do.

Una fies­ta al­ter­na­ti­va se afian­za en Arc de Triomf, Pas­seig de Sant Joan arri­ba, cer­ca de plaza Te­tuán

XA­VIER CER­VE­RA

Las aglo­me­ra­cio­nes se con­cen­tran en Gi­ga­mesh

AN­TO­NI BAS­SAS Bon dia, són les vuit! es el re­cuer­do, en pri­me­ra per­so­na, del pa­so de Bas­sas por El ma­tí de Ca­ta­lun­ya Rà­dio (1995-2008), un ma­ti­nal que hi­zo his­to­ria, re­co­no­ci­do con el Jo­sep Pla 2018

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.