Vue­lo de ma­ri­po­sa

Una ‘Morp­ho He­le­nor’ vi­vi­rá li­bre­men­te en las sa­las de ex­po­si­ción de la Fun­da­ció Tà­pies

La Vanguardia - - CARTELERA - TE­RE­SA SESÉ

El pa­sa­do mar­tes el pin­tor Lluís Lleó plan­ta­ba en la Dia­go­nal de Bar­ce­lo­na, fren­te a la en­tra­da de los jar­di­nes de Pe­dral­bes, una ins­ta­la­ción for­ma­da por seis mo­no­li­tos de pie­dra cu­yo tí­tu­lo, Morp­ho’s nest in a cad­mium hou­se, ha­ce re­fe­ren­cia a la ma­ri­po­sa Morp­ho, cu­yo her­mo­so co­lor azul co­bal­to ha tras­la­da­do a las pie­dras. Y es­te mis­mo vier­nes otro ar­tis­ta, Daniel Steeg­mann Man­gra­né (Bar­ce­lo­na, 1977), col­ga­ba de una ba­ran­di­lla del se­gun­do pi­so de la Fun­da­ció Tà­pies una cri­sá­li­da de la que se es­pe­ra sur­ja es­te mis­mo fin de se­ma­na un ejemplar de Morp­ho He­le­nor, una de las ma­ri­po­sas más her­mo­sas del mun­do.

Daniel Steeg­mann Man­gra­né, bar­ce­lo­nés re­si­den­te en Bra­sil, ha do­ta­do a su pro­yec­to de un tí­tu­lo im­pro­nun­cia­ble (-’--- --’-) y con­sis­te en de­jar que la ma­ri­po­sa vue­le li­bre­men­te du­ran­te su cor­ta vi­da por los es­pa­cios de la fundación, des­vian­do la aten­ción del vi­si­tan­te de las obras ex­pues­tas. La ac­ción, que ha si­do co­mi­sa­ria­da por The Green Pa­rrot, es un gesto mí­ni­mo que bus­ca “el en­cuen­tro en­tre dos uni­ver­sos que his­tó­ri­ca­men­te la Mo­der­ni­dad ha con­ce­bi­do co­mo opuestos: na­tu­ra­le­za y cul­tu­ra. La ma­ri­po­sa se con­vier­te así en una mez­cla de ani­mal, obra de ar­te y signo”.

La Morp­ho He­le­nor de la Tà­pies se ali­men­ta­rá de fru­tas ma­du­ras y vi­vi­rá en una tem­pe­ra­tu­ra de en­tre 22º y 24º, que prác­ti­ca­men­te coin­ci­de con la de las zo­nas tro­pi­ca­les de las que es ori­gi­na­ria la es­pe­cie, so­bre to­do Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca.

¿Qué ha­ce un in­sec­to vi­vo y tro­pi­cal den­tro de una sa­la de ex­po­si­cio­nes? El pro­pio Steeg­mann responde en cier­to mo­do en la pu­bli­ca­ción The Spi­ral Fo­rest, que aca­ba de pre­sen­tar: “El ar­te tie­ne la ca­pa­ci­dad de re­con­fi­gu­rar nues­tra re­la­ción con la reali­dad […] lo im­por­tan­te no es lo que ves en la ex­po­si­ción, sino lo que ves cuan­do sa­les de ella y vuel­ves a con­fron­tar la reali­dad”.

-’--- --’ FUN­DA­CIÓ TÀ­PIES. 27/IV-20/V

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.