La Sín­di­ca de Bar­ce­lo­na de­nun­cia la ac­ti­vi­dad pri­va­da de Bar­na­clí­nic

La Vanguardia - - TENDENCIAS -

La Sín­di­ca de Bar­ce­lo­na, Ma­ria As­sump­ció Vi­là, de­nun­cia la ac­ti­vi­dad pri­va­da que con­ti­núa ofre­cién­do­se en Bar­na­clí­nic, la em­pre­sa del hos­pi­tal Clí­nic don­de se atien­de a pa­cien­tes par­ti­cu­la­res. A pe­sar de que el Ayun­ta­mien­to se ha ma­ni­fes­ta­do en va­rias oca­sio­nes en con­tra de esa ac­ti­vi­dad pri­va­da den­tro de un hos­pi­tal pú­bli­co, Vi­là re­pro­cha al con­sis­to­rio que no ha­ya he­cho lo su­fi­cien­te pa­ra fre­nar y de­ba­tir ese mo­de­lo asis­ten­cial den­tro del Con­sor­ci Sa­ni­ta­ri de Bar­ce­lo­na, en el que par­ti­ci­pa el mu­ni­ci­pio y la Ge­ne­ra­li­tat.

Bar­na­clí­nic ha pro­ta­go­ni­za­do to­da cla­se de de­ba­tes, in­for­mes y re­so­lu­cio­nes del Par­la­ment des­de ha­ce al­gu­nos años e in­clu­so ha si­do lle­va­do a jui­cio por com­pe­ten­cia des­leal por par­te de las clí­ni­cas pri­va­das (los jue­ces ava­la­ron co­mo le­gal su ac­ti­vi­dad). Pe­ro si­gue en un cier­to lim­bo a la es­pe­ra que el de­par­ta­men­to de Sa­lut de­fi­na el mar­co ju­rí­di­co que pue­de am­pa­rar­le. Atien­de pa­cien­tes pri­va­dos en un hos­pi­tal pú­bli­co, con un es­pa­cio di­fe­ren­cia­do y par­te de su per­so­nal pro­pio, pe­ro uti­li­za –y pa­ga– los ser­vi­cios de diag­nós­ti­co, qui­ró­fano, in­ten­si­vos y otros del cen­tro pú­bli­co.

El año pa­sa­do se pro­po­nía que se tras­la­da­ra a otro edi­fi­cio pa­ra que la se­pa­ra­ción de ac­ti­vi­dad fue­ra más trans­pa­ren­te, pe­ro el fin abrup­to de la le­gis­la­tu­ra de­jó la so­lu­ción en el ai­re.

Des­de el Cat­sa­lut no sa­ben dar en es­tos mo­men­tos una res­pues­ta, por­que es­ta re­gu­la­ción era un asun­to que lle­va­ba de for­ma muy per­so­nal el an­te­rior con­se­ller, An­to­ni Co­mín. Aun­que se nie­ga que es­té pa­ra­li­za­do. Los ac­tua­les res­pon­sa­bles del de­par­ta­men­to “tie­nen so­bre la me­sa las di­fe­ren­tes al­ter­na­ti­vas ju­rí­di­cas que se ha­bían plan­tea­do y al­gu­nas aún se es­tán tra­ba­jan­do”, res­pon­den.

Vi­là uti­li­za en su de­nun­cia los da­tos de un in­for­me de la Sin­di­ca­tu­ra de Com­ptes del 2012 en el que se ase­gu­ra­ba que se ha­bían em­plea­do me­dios pú­bli­cos pa­ra pa­cien­tes pri­va­dos des­pla­zan­do a otros pa­cien­tes pú­bli­cos. El pun­to de par­ti­da de es­ta ac­ción de la sín­di­ca es una que­ja de una ciu­da­da­na en nom­bre de la Pla­ta­for­ma Tan­ca­da-Re­sis­ten­cia Clí­nic que con­si­de­ra que se pro­du­cen in­jus­ti­cias e irre­gu­la­ri­da­des con es­ta prác­ti­ca.

“Te­ne­mos que de­ba­tir so­bre la per­mi­si­vi­dad en la exis­ten­cia de una so­cie­dad mer­can­til sa­ni­ta­ria que uti­li­za las ins­ta­la­cio­nes de un cen­tro hos­pi­ta­la­rio man­te­ni­do con di­ne­ro pú­bli­co”, sos­tie­ne la sín­di­ca. Y re­cuer­da al con­sis­to­rio que su de­ber es bus­car la equi­dad en el ac­ce­so a ser­vi­cios de ca­li­dad pa­ra to­dos los ciu­da­da­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.