Nue­vas fór­mu­las pa­ra com­ba­tir a los car­te­ris­tas

La Vanguardia - - VIVIR -

ti­po de de­li­to que se re­gis­tra en Bar­ce­lo­na, los hur­tos.

Es­tos pe­que­ños ro­bos con bo­ti­nes que no su­pe­ran los 400 eu­ros re­pre­sen­tan un 60% del to­tal de de­li­tos que se re­gis­tran en la ca­pi­tal. Ca­da po­li­cía tie­ne su es­tra­te­gia pa­ra com­ba­tir­los, con ma­yor o me­nor efi­ca­cia, pe­ro con la im­po­ten­cia que su­po­ne des­ar­ti­cu­lar una or­ga­ni­za­ción, con­se­guir pri­sión o una or­den de ale­ja­mien­to del me­tro y com­pro­bar que en una se­ma­na lle­ga otro gru­po nue­vo a ocu­par ese es­pa­cio pa­ra se­guir ro­ban­do.

Los Mos­sos d’Es­qua­dra, tan­to sus uni­da­des de in­ves­ti­ga­ción en Ciu­tat Ve­lla y Ei­xam­ple, co­mo el gru­po de mul ti­re in­ci­den­tes de la re­gión po­li­cial de Bar­ce­lo­na, co­mo los in­ves­ti­ga­do­res es­pe­cí­fi­cos del trans­por­te pú­bli­co, com­ba­te na es­tos car­te­ris­tas tra­tan­do de bus­car que for­man par­te de una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal. Con ellos con­si­guen al­gu­na or­den de pri­sión, pe­nas más du­ras si son con­de­na­dos y ór­de­nes de ale­ja­mien­to y que di­rec­ta­men­te va­yan a ro­bar a otra ciu­dad. Son in­ves­ti­ga­cio­nes lar­gas y com­ple­jas.

Aho­ra la Guar­dia Ur­ba­na quie­re pro­bar otra fór­mu­la pa­ra com­ba­tir a ese lis­ta­do de la­dro­nes re­in­ci­den­tes que han con­ver­ti­do el pe­que­ño hur­to en su for­ma de vi­da. Se tra­ta de acre­di­tar an­te los jue­ces el “de­li­to con­ti­nua­do”. Si se les de­tie­ne in fra­gan­ti con bo­ti­nes me­no­res de 400 eu­ros, ese arres­to no im­pli­ca más pe­na que una mul­ta. Si los guar­dias acre­di­tan en el juz­ga­do, con la com­pli­ci­dad del fis­cal, que de­ter­mi­na­do de­lin­cuen­te ha rea­li­za­do una se­rie de ro­bos en una mis­ma se­ma­na se le acu­sa de de­li­to con­ti­nua­do y, de esa ma­ne­ra, el ma­gis­tra­do de guar­dia pue­de acu­sar al de­te­ni­do de un de­li­to me­nos gra­ve, en lu­gar de un de­li­to le­ve. Así, las pe­nas pue­den ser su­pe­rio­res e in­clu­so se pue­de con­se­guir al­gu­na or­den de pri­sión. Se tra­ta en de­fi­ni­ti­va de crear un nue­vo re­la­to de me­nor im­pu­ni­dad, aun­que se ne­ce­si­ta la com­pli­ci­dad de la ma­gis­tra­tu­ra. Por eso preo­cu­pó ayer la au­sen­cia en la jun­ta de la fis­cal je­fa de Bar­ce­lo­na, Con­cep­ción Ta­lón. Sí es­tu­vo la jue­za de­ca­na Mer­cè Ca­so.

La Guar­dia Ur­ba­na es cons­cien­te de que es­to es só­lo un apa­ño que no re­suel­ve el pro­ble­ma, pe­ro cual­quier ini­cia­ti­va es bien re­ci­bi­da pa­ra tra­tar de afron­tar un ve­rano que se­rá muy com­pli­ca­do en la ciu­dad y es­pe­cial­men­te en Ciu­tat Ve­lla.

El Ayun­ta­mien­to ya ha anun­cia­do un in­cre­men­to de pre­sen­cia uni­for­ma­da y nue­vas par­ti­das pre­su­pues­ta­rias pa­ra pa­gar más ho­ras ex­tras. Co­lau apro­ve­chó pa­ra pe­dir más Mos­sos al con­se­ller Buch que re­co­no­ció que el plan de se­gu­ri­dad del ve­rano ya es­tá ce­rra­do, con un re­fuer­zo en las zo­nas de cos­ta, y que aho­ra mis­mo no tie­ne pre­vis­to in­cre­men­tar la plan­ti­lla de po­li­cías en Bar­ce­lo­na. Aun­que In­te­rior tam­bién dis­po­ne de una par­ti­da pa­ra pa­gar ho­ras ex­tras y re­for­zar la pre­sen­cia de Mos­sos en la ca­pi­tal.

La au­sen­cia de la fis­cal je­fa de Bar­ce­lo­na preo­cu­pó a los asis­ten­tes a la jun­ta; sí es­tu­vo la juez de­ca­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.