Blan­co nu­clear

Fer­nan­do Hie­rro pi­lo­ta­rá por pri­me­ra vez un ban­qui­llo de éli­te, aun­que co­mo ju­ga­dor su ca­rre­ra sí fue di­la­ta­da

La Vanguardia - - DEPORTES - JUAN BAU­TIS­TA MARTÍNEZ Kras­no­dar. En­via­do es­pe­cial

A las 19.27 ho­ras de Kras­no­dar apa­re­ció Fer­nan­do Hie­rro (ma­la­gue­ño de 50 años) por el cés­ped. En los días an­te­rio­res se ha­bía ubi­ca­do en el pal­co, pe­ro aho­ra le to­ca­ba cam­biar de fun­ción. Se dis­po­nía a di­ri­gir su pri­mer en­tre­na­mien­to co­mo se­lec­cio­na­dor tras 26 ho­ras fre­né­ti­cas que han desem­bo­ca­do en su nom­bra­mien­to. Hie­rro reunió a los ju­ga­do­res en el cen­tro del cam­po y les ha­bló du­ran­te tres mi­nu­tos. Lo que se ha­ce siem­pre y que­da bien en las fo­to­gra­fías, por­que la char­la de ver­dad ha­bía te­ni­do lu­gar en la re­si­den­cia de los ju­ga­do­res.

Co­mo fut­bo­lis­ta la tra­yec­to­ria de Hie­rro fue di­la­ta­dí­si­ma, so­bre to­do en el Real Ma­drid, don­de es­tu­vo un to­tal de 13 años tras fo­guear­se en el Va­lla­do­lid. Pe­ro co­mo en­tre­na­dor su ex­pe­rien­cia es muy po­ca. Ape­nas una tem­po­ra­da en el Ovie­do en Se­gun­da Di­vi­sión. Fue en la cam­pa­ña 20162017, y el equi­po as­tur aca­bó en oc­ta­va po­si­ción. Na­da más en su cu­rrí­cu­lum en es­te cam­po, aun­que tam­bién fue se­gun­do en­tre­na­dor de Car­lo An­ce­lot­ti en el Ma­drid en la tem­po­ra­da 20142015, la del úl­ti­mo tri­ple­te del Bar­ce­lo­na.

Pa­ra ayu­dar a Hie­rro lle­ga­rá hoy co­mo se­gun­do en­tre­na­dor Ju­lián Ca­le­ro, que es­tu­vo con Fer­nan­do en el Ovie­do y con Lo­pe­te­gui en Opor­to. Tam­bién se in­cor­po­ran Juan Car­los Martínez co­mo pre­pa­ra­dor fí­si­co y el ex­ju­ga­dor Car­los Mar­che­na co­mo en­la­ce en­tre los fut­bo­lis­tas y la fe­de­ra­ción.

Más ri­ca es la ho­ja de ser­vi­cios de Hie­rro en los des­pa­chos y en los pal­cos. La Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la lo re­cu­pe­ró en no­viem­bre pa­ra la fun­ción de di­rec­tor de­por­ti­vo, un pues­to que ya ha­bía ocu­pa­do en­tre el 2007 y el 2011, años en los que la se­lec­ción se pro­cla­mó cam­peo­na de Eu­ro­pa y del mun­do. En­ton­ces su pa­pel re­sul­tó muy va­lo­ra­do tan­to por el se­lec­cio­na­dor, Vi­cen­te del Bos­que, a quien eli­gió co­mo sus­ti­tu­to de Luis Ara­go­nés, co­mo por los fut­bo­lis­tas. Hie­rro, que fue des­pe­di­do del Real Ma­drid co­mo ju­ga­dor a la vez que Del Bos­que en el 2003, ejer­ció con acier­to de en­la­ce en­tre los in­ter­na­cio­na­les, el téc­ni­co y los di­ri­gen­tes. Sus ma­ne­ras se re­ve­la­ron en ese sen­ti­do so­se­ga­das y dia­lo­gan­tes y tu­vo a los ju­ga­do­res con­ten­tos.

No se pue­de dis­cu­tir que co­no­ce los se­cre­tos de un ves­tua­rio. Cuan­do era el je­rar­ca de la za­ga blan­ca y de la se­lec­ción se le te­nía siem­pre por uno de los hom­bres fuer­tes e in­flu­yen­tes del equi­po. Su men­sa­je se es­cu­cha­ba y se res­pe­ta­ba. Un lí­der de gru­po que dis­pu­tó cua­tro mun­dia­les co­mo fut­bo­lis­ta (Ita­lia 1990, Es­ta­dos Uni­dos 1994, Fran­cia 1998 y Corea y Ja­pón 2002) y que fue 89 ve­ces in­ter­na­cio­nal, siem­pre al bor­de del re­gla­men­to o ex­ce­dién­do­lo con sus en­tra­das, pe­ro tam­bién con mu­cha ca­li­dad. Lu­ció el bra­za­le­te de ca­pi­tán tan­to en el Ma­drid co­mo en la se­lec­ción es­pa­ño­la y, a pe­sar de ser blan­co nu­clear, Pi­qué siem­pre ha re­co­no­ci­do en el an­da­luz a uno de sus es­pe­jos fut­bo­lís­ti­cos.

Ayer Hie­rro se reunió con los fut­bo­lis­tas y les lan­zó un men­sa­je cla­ro. “Les pe­di­mos que sean ellos mis­mos, que man­ten­gan su per­so­na­li­dad. Les he di­cho que pue­do mi­rar a los ojos a to­do el mun­do. He ac­tua­do co­mo te­nía que ac­tuar. Es­to no es jus­ti­fi­ca­ción pa­ra no pe­lear por el Mun­dial,

LA COM­PA­RA­TI­VA

“Fir­ma­ría ser el Zi­da­ne de la se­lec­ción”, di­ce Hie­rro, que asegura que el equi­po “tie­ne una gran opor­tu­ni­dad”

por ha­cer al­go im­por­tan­te. To­do el mun­do sa­be­mos que te­ne­mos una gran opor­tu­ni­dad. He­mos ve­ni­do a pe­lear por el tí­tu­lo. Que na­die du­de de la im­pli­ca­ción de los cha­va­les”, pro­cla­mó Hie­rro, que de­fen­dió que tie­ne el apo­yo del equi­po. “El feed­back que he re­ci­bi­do yo de los ju­ga­do­res es fan­tás­ti­co. Un gru­po cohe­sio­na­do y ma­du­ro. Si van a ce­nar, van vein­ti­pi­co”. Su co­ro­la­rio fue acor­de a sus pre­di­lec­cio­nes. “Fir­ma­ría ser el Zi­da­ne de la se­lec­ción. Oja­lá”.

PIE­RRE-PHI­LIP­PE MARCOU / AFP

Fer­nan­do Hie­rro di­ri­gió su pri­mer en­tre­na­mien­to co­mo se­lec­cio­na­dor ayer por la tar­de en Kras­no­dar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.