El bai­le em­pie­za en Moscú

Ru­sia y Ara­bia Sau­dí inau­gu­ran el Mun­dial con la pre­sen­cia de Pu­tin y sus in­vi­ta­dos

La Vanguardia - - DEPORTES - GON­ZA­LO ARA­GO­NÉS Moscú. Co­rres­pon­sal LA PRE­VIA

Con ex­cla­ma­cio­nes co­mien­za hoy el Mun­dial de 2018. Unas de ale­gría, por­que Ru­sia ha pre­pa­ra­do con éxi­to un acon­te­ci­mien­to que mu­chos en los paí­ses oc­ci­den­ta­les desea­ban que res­ba­la­ra. Otras de fe­li­ci­dad, la de los hin­chas que pa­san sus va­ca­cio­nes más es­pe­ra­das de los úl­ti­mos cua­tro años. Y ayer las de los me­dios ru­sos que se en­te­ra­ron de que el en­tre­na­dor de una de las fa­vo­ri­tas ha­bía si­do des­ti­tui­do a úl­ti­ma ho­ra.

Vla­dí­mir Pu­tin, que lle­va años mar­can­do go­les a Oc­ci­den­te, es­ta­rá hoy en el pal­co del es­ta­dio Luzh­ni­kí de Moscú pa­ra la ce­re­mo­nia de inau­gu­ra­ción. En ella brillarán el can­tan­te bri­tá­ni­co Rob­bie Wi­lliams y la so­prano ru­sa Aí­da Ga­ri­fú­lli­na. Lue­go em­pe­za­rá el pri­mer par­ti­do del mun­dial, Ru­sia-Ara­bia Sau­dí. No se­rá de los que ha­cen afi­ción, pe­ro no es­ta­rá mal pa­ra el pri­mer bai­le.

Co­mo el Mun­dial se ce­le­bra en me­dio de ten­sio­nes geo­po­lí­ti­cas pro­pias de la gue­rra fría, al­gu­nos go­bier­nos oc­ci­den­ta­les evi­ta­rán su pre­sen­cia en Ru­sia, en es­pe­cial el Reino Uni­do tras el ca­so Skri­pal.

Pe­ro los lí­de­res afi­nes sí ven­drán. El Krem­lin anun­ció ayer la pre­sen­cia, en­tre otros, de los pre­si­den­tes de las ex­re­pú­bli­cas so­vié­ti­cas de Azer­bai­yán, Ka­za­jis­tán, Bie­lo­rru­sia, Kir­guis­tán y Ta­yi­kis­tán. Tam­bién es­ta­rá el prín­ci­pe he­re­de­ro de Ara­bia Sau­dí, Moha­med bin Sal­man, así co­mo los pre­si­den­tes de Pa­na­má, Juan Car­los Va­re­la; de Pa­ra­guay, Ho­ra­cio Car­tes; y de Bo­li­via, Evo Mo­ra­les, cri­ti­ca­do se­gún Efe por la opo­si­ción de su país por ha­cer coin­ci­dir su gi­ra con el fút­bol, su gran pa­sión, aun­que Bo­li­via no com­pi­ta. El por­ta­voz del Krem­lin, Di­mi­tri Pes­kov, se­ña­ló que du­ran­te el cam­peo­na­to ven­drán más. ¿Do­nald Trump?, le pre­gun­ta­ron. Moscú es­ta­rá fe­liz de ver­los a to­dos.

¿Quié­nes son los fa­vo­ri­tos? Pa­ra gus­tos, co­lo­res. Sal­vo Ru­sia, que en­ca­be­za el Gru­po A co­mo an­fi­trio­na, ha­bría que me­ter en ese ca­li­fi­ca­ti­vo a to­dos los pri­me­ros de gru­po, in­clui­da Ale­ma­nia, vi­gen­te cam­peo­na. Y tam­bién a Es­pa­ña, aun­que el cam­bio de Hie­rro por Lo­pe­te­gui ha­ya re­vo­lu­cio­na­do la con­cen­tra­ción en Kras­no­dar. Y tam­bién Mé­xi­co. Con In­gla­te­rra siem­pre hay que con­tar. Y a na­die le amar­ga­rá al­gu­na sor­pre­sa.

Ya ha­brá sor­pre­sa si Ru­sia pa­sa la fa­se de gru­pos. De no ha­cer­lo se­rá la se­gun­da an­fi­trio­na que no lo lo­gra, des­pués de Su­dá­fri­ca en el 2010. En teo­ría hoy se­ría su par­ti­do más fá­cil y bom­bar­de­ros co­mo Ale­xéi Mi­ran­chuk o Fió­dor Smó­lov de­be­rían ha­cer dia­na. Pe­ro los dos úl­ti­mos amis­to­sos, de­rro­ta en Aus­tria y em­pa­te con Tur­quía, dos se­lec­cio­nes que no lle­ga­ron has­ta aquí, con­fir­man su de­bi­li­dad. La afi­ción es­tá ya re­sig­na­da y por eso el de­por­te ru­so no ha es­pe­ra­do y ha con­ver­ti­do en hé­roe na­cio­nal a Ale­xán­der Ovech­kin, re­cien­te cam­peón con el Was­hing­ton Ca­pi­tals de la li­ga NHL de hoc­key so­bre hie­lo.

La fies­ta ru­sa del fút­bol ter­mi­na­rá tam­bién aquí, en el Luzh­ni­kí, den­tro de un mes con la gran fi­nal: el úl­ti­mo bai­le con el que to­do el mun­do sue­ña.

ABEDIN TAHERKENAREH / EFE

El mi­nis­tro sau­dí de De­por­tes aren­ga a los ju­ga­do­res, ayer en el cam­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.