La Vanguardia

Deu­das del pa­sa­do

Los acree­do­res co­bra­rán ya y que­dan has­ta 14 mi­llo­nes para la em­pre­sa

- LA­LO AGUS­TI­NA Business · Como · Barcelona · Madrid · Juan Carlos · Carlos Quintero

La em­pre­sa Grand Ti­bi­da­bo, que el em­pre­sa­rio Javier de la Ro­sa lle­vó a la quie­bra en los no­ven­ta, cuen­ta hoy día con un su­pe­rá­vit fi­nan­cie­ro tras años de ven­tas y li­ti­gios obra de los sín­di­cos de la quie­bra.

Co­mo sa­li­da de la ul­tra­tum­ba, del baúl de los re­cuer­dos o de las ti­nie­blas de una épo­ca os­cu­ra y te­ne­bro­sa, Grand Ti­bi­da­bo –la em­pre­sa que lle­vó a la quie­bra el fi­nan­cie­ro bar­ce­lo­nés Javier de la Ro­sa en la dé­ca­da de los 90– ce­le­bró el pa­sa­do miér­co­les jun­ta de acree­do­res en los juz­ga­dos de Bar­ce­lo­na. En la reunión, con ape­nas una vein­te­na de asis­ten­tes, sa­lió ade­lan­te la pro­pues­ta del con­ve­nio pre­sen­ta­do me­ses atrás por el fa­bri­can­te de im­pre­so­ras Ro­ta­tek y la sociedad de car­te­ra Com­pla­ta Iber­con­sul­ting, es­ta úl­ti­ma con­tro­la­da por Al­fre­do Sán­chez Be­lla, hi­jo del ex mi­nis­tro fran­quis­ta del mis­mo nom­bre, que es el prin­ci­pal ac­cio­nis­ta con el 10% del ca­pi­tal.

La quie­bra de Grand Ti­bi­da­bo fue uno de los es­cán­da­los fi­nan­cie­ros de los 90. El hol­ding se for­mó en 1992 cuan­do De la Ro­sa, que ve­nía de ha­ber pro­ta­go­ni­za­do la sus­pen­sión de pa­gos del Gru­po KIO, se hi­zo con el con­trol del Con­sor­cio Na­cio­nal del Lea­sing y lo fu­sio­nó con la em­pre­sa que ges­tio­na­ba el par­que de atrac­cio­nes del Ti­bi­da­bo. Era el año 92. El “em­pre­sa­rio mo­de­lo” –co­mo lo de­fi­nió Jor­di Pu­jol, ex pre­si­dent de la Ge­ne­ra­li­tat, en los 80– se em­bar­có en múl­ti­ples ope­ra­cio­nes, a ca­da cual más desas­tro­sa. Pe­ro, sobre to­do, Grand Ti­bi­da­bo se hun­dió por­que De la Ro­sa me­tió la mano en la ca­ja. Aca­bó in­gre­san­do en pri­sión tras ser con­de­na­do por apro­pia­ción in­de­bi­da des­pués de lle­var­se el equi­va­len­te en pe­se­tas a 68 mi­llo­nes de eu­ros.

La caí­da de Grand Ti­bi­da­bo atra­pó a mi­les de ac­cio­nis­tas, mu­chos de ellos pro­ve­nien­tes del Con­sor­cio Na­cio­nal del Lea­sing. De la Ro­sa de­jó la em­pre­sa en 1993, pe­ro si­guió con­tro­lán­do­la du­ran­te al­gún tiem­po. La sa­li­da del ca­pi­tal de Grand Pe­nín­su­la, el pro­mo­tor de Port Aven­tu­ra, fue la pun­ti­lla. Grand Ti­bi­da­bo en­ca­de­nó ejer­ci­cio tras ejer­ci­cio con pér­di­das mi­llo­na­rias, su ac­ción de­pri­mi­da en bol­sa y nin­gún fu­tu­ro por de­lan­te. En di­ciem­bre de 1999 se de­cla­ró en quie­bra.

Muy po­co an­tes, en oc­tu­bre, la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV) sus­pen­dió la co­ti­za­ción de Grand Ti­bi­da­bo en bol­sa. Así es­tu­vo unos años has­ta que, en ma­yo del 2005, la sociedad fue ex­clui­da de bol­sa de­fi­ni­ti­va­men­te. Las deu­das eran muy su­pe­rio­res al pa­si­vo, pe­ro en la úl­ti­ma dé­ca­da, los tres sín­di­cos de la quie­bra –Luís Ar­qued, Agustí Bou y Vidal Co­rreo­ne­ro– y el abo­ga­do de la em­pre­sa Luis Mi­ral­bell han pe­lea­do ca­da eu­ro. La deu­da, que en el 2011 su­pe­ra­ba los 31 mi­llo­nes de eu­ros, es aho­ra de 11,2 mi­llo­nes y que­da­rá pre­vi­si­ble­men­te en só­lo 2,4 mi­llo­nes cuan­do ha­ya sen­ten­cia sobre los úl­ti­mos con­ten­cio­sos con Ha­cien­da, la Ge­ne­ra­li­tat y la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Por la par­te del ac­ti­vo, tras ven­der to­das las so­cie­da­des par­ti­ci­pa­das e in­gre­sar can­ti­da­des im­por­tan­tes en los plei­tos con las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas, hay más de 14 mi­llo­nes en cuen­ta, que po­drían su­bir has­ta los 16 mi­llo­nes en un año. El su­pe­rá­vit ron­da­rá, en el me­jor de los ca­sos, los 14 mi­llo­nes.

Así las cosas, y una vez que el juez de pri­me­ra ins­tan­cia nú­me­ro 9 de Bar­ce­lo­na de­cla­re ter­mi­na­da la quie­bra, lle­ga­rá el mo­men­to de la ver­dad para Grand Ti­bi­da­bo. Juan Car­los Quintero, su pre­si­den­te, y, sobre to­do, Al­fre­do Sán­chez Be­lla y el res­to del con­se­jo de­be­rán decidir si man­tie­nen la sociedad ope­ra­ti­va o va a li­qui­da­ción. Es­ta úl­ti­ma op­ción per­mi­ti­ría que en un pla­zo de tiem­po re­la­ti­va­men­te cor­to los ac­cio­nis­tas re­ci­bie­ran una ale­gría ines­pe­ra­da... vein­te años des­pués.

La fir­ma que sa­queó De la Ro­sa en los 90 ha ba­ja­do su deu­da tras plei­tear con Ha­cien­da du­ran­te años

 ?? PA­TRI­CIO SI­MÓN / AR­CHI­VO ?? Jun­ta de ac­cio­nis­tas en la que na­ció Grand Ti­bi­da­bo en 1992, ba­jo la pre­si­den­cia de Javier de la Ro­sa (cen­tro)
PA­TRI­CIO SI­MÓN / AR­CHI­VO Jun­ta de ac­cio­nis­tas en la que na­ció Grand Ti­bi­da­bo en 1992, ba­jo la pre­si­den­cia de Javier de la Ro­sa (cen­tro)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain