La Vanguardia

Sín­to­mas de ‘burn-out’ en el Elí­seo

-

Des­de que se ins­ta­ló en el Elí­seo, Em­ma­nuel Ma­cron im­pu­so un rit­mo de tra­ba­jo ago­ta­dor a sus co­la­bo­ra­do­res, has­ta el pun­to de que al­gu­nos de ellos –según el dia­rio Le Mon­de– su­fren ya el sín­dro­me de burn-out (que­ma­dos por el es­trés). Las lar­gas jor­na­das la­bo­ra­les y los cons­tan­tes via­jes de­jan hue­lla en quie­nes tra­ba­jan con el pre­si­den­te. Sa­be­dor de que el ma­les­tar en el equi­po y la ex­te­nua­ción pue­den te­ner con­se­cuen­cias en la la­bor gu­ber­na­men­tal, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Elí­seo, Ale­xis Koh­ler, de­ci­dió, en mar­zo, de­jar de con­vo­car reunio­nes a par­tir de las seis y me­dia de la tar­de. La pre­sión también se sien­te en el gru­po par­la­men­ta­rio de La Re­pú­bli­ca en Mar­cha (LREM), el par­ti­do de Ma­cron, don­de no se des­car­ta que ha­ya de­ser­cio­nes des­pués de que pa­sen las elec­cio­nes eu­ro­peas del pró­xi­mo año, pri­mer gran test po­pu­lar para la ac­tual Ad­mi­nis­tra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain