La Vanguardia

“Me sor­pren­de la fa­ci­li­dad de la gen­te para en­trar en de­ta­lles per­so­na­les”

- FRAN­CESC PUIG

Des­de su es­treno ha­ce seis se­ma­nas, El pai­sano ha lo­gra­do re­unir a cer­ca de dos mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res en La 1 de TVE, un ex­ce­len­te da­to para la no­che de los vier­nes en la ca­de­na pú­bli­ca. Ba­sa­do en un for­ma­to da­nés ya adap­ta­do en su día por El fo­ras­ter (TV3), aho­ra la mis­ma pro­duc­to­ra, Bru­tal Me­dia, ha lan­za­do es­ta nue­va ver­sión al fren­te de la cual es­tá un aje­trea­do Pa­blo Chia­pe­lla (Al­ba­ce­te, 1971), el po­pu­lar Ama­dor de La que se ave­ci­na

(Telecinco), que has­ta la se­ma­na pa­sa­da com­bi­nó am­bos ro­da­jes. Aho­ra se ha tras­la­da­do a Va­lèn­cia para ro­dar una pe­lí­cu­la y en oc­tu­bre es­tre­na­rá en el tea­tro la obra Al­guien vo­ló sobre el ni­do del cu­co,

don­de rea­li­za­rá un “sal­va­je” cam­bio de re­gis­tro al po­ner­se en la piel del per­so­na­je que Jack Ni­chol­son die­ra vida en el ci­ne. Por el ca­mino se ha caí­do del pro­yec­to Ca­pí­tu­lo 0

(#0), una pa­ro­dia de la te­le­vi­sión don­de iba a tra­ba­jar con sus co­le­gas

cha­nan­tes Er­nes­to Sevilla y Joa­quín Re­yes.

¿Ago­ta­do tras gra­bar los 13 pro­gra­mas de la tem­po­ra­da?

Sí, ha si­do de lo­cos. Íba­mos tres días a un pue­blo, ha­blá­ba­mos con sus ha­bi­tan­tes, nos re­ti­rá­ba­mos a es­cri­bir el mo­nó­lo­go, re­gre­sá­ba­mos para re­pre­sen­tar­lo y lue­go vuel­ta a em­pe­zar en otro pue­blo.

¿Qué le ha sor­pren­di­do más de la gen­te?

Su fa­ci­li­dad para en­trar en de­ta­lles per­so­na­les. Mu­chas per­so­nas sien­ten la ne­ce­si­dad de con­tar al­go que te­nían en su in­te­rior y lo ha­cen con cer­ca­nía, sin­ce­ri­dad y mu­cha emo­ción. Es lo que más me sor­pren­de qui­zás por­que yo no es­toy acos­tum­bra­do a abrir­me así ante al­guien que aca­bo de co­no­cer.

¿Sien­te que us­ted también ha cam­bia­do por den­tro? To­tal­men­te. El pai­sano me obli­ga a ubi­car­me en un lu­gar que so­le­mos ol­vi­dar por las pri­sas de la vida. Me ha en­se­ña­do que es fun­da­men­tal pa­rar­se a es­cu­char.

¿Ha des­cu­bier­to al­gún pue­blo don­de le gus­ta­ría que­dar­se a vi­vir?

Sí, pe­ro no pue­do de­cir­te un pue­blo con­cre­to por­que los he visto pre­cio­sos. Pe­ro sí que he en­vi­dia­do mu­chas ve­ces lo bien que se vi­ve en es­tos pue­blos, prác­ti­ca­men­te en to­dos los que he­mos es­ta­do. Se nota que la gen­te es más fe­liz por­que tie­nen mas tiem­po para ellos y res­pi­ran otro ai­re. Es en­vi­dia­ble sobre to­do si vie­nes de una ciu­dad gran­de co­mo Ma­drid; cuan­do vuel­ves a ca­sa des­pués de es­tar en es­tos pa­ra­jes na­tu­ra­les te pre­gun­tas que es­tás ha­cien­do mal.

¿Qué par­te del pro­gra­ma se ba­sa en la im­pro­vi­sa­ción?

Prác­ti­ca­men­te to­do. Es ver­dad que pre­via­men­te hay un tra­ba­jo, no de cas­ting, pe­ro sí de lo­ca­li­za­ción de per­so­nas con his­to­rias hu­ma­nas que ex­pli­car. Se se­lec­cio­nan unas diez pe­ro des­pués no to­das ellas sa­len en pan­ta­lla por­que de­lan­te de una cá­ma­ra no que­dan na­tu­ra­les o se pa­sa de gra­cio­sas, o no quie­ren par­ti­ci­par en ese mo­men­to o in­ten­tan ven­der­te su tien­da de ul­tra­ma­ri­nos. Al fi­nal só­lo fun­cio­nan una o dos per­so­nas y en­ton­ces no­so­tros ha­ce­mos rock and roll, que es pa­sear por el pue­blo asal­tan­do prác­ti­ca­men­te a la gen­te.

¿Cual es tu par­ti­ci­pa­ción en la re­dac­ción del mo­nó­lo­go?

Me hu­bie­se gus­ta­do es­tar en to­do el pro­ce­so de crea­ción, y al prin­ci­pio lo in­ten­té, pe­ro ha si­do im­po­si­ble por­que he com­bi­na­do El pai­sano

con el ro­da­je de La que se ave­ci­na.

Hay una me­sa de guio­nis­tas que lo re­dac­ta y yo me reúno unos días an­tes con el di­rec­tor para adap­tar el onó­lo­go a mi ma­ne­ra de ex­pli­car las cosas. Para mi, el mo­nó­lo­go es el 50% de éxi­to del pro­gra­ma.

¿Ha visto El fo­ras­ter?

Lo vi cuan­do tu­ve que to­mar la de­ci­sión de acep­tar es­te pro­yec­to. Me lla­mó Rai­mon Mas­llo­rens (pro­duc­tor eje­cu­ti­vo de Bru­tal Me­dia) y cuan­do me ex­pli­có de que iba El pai­sano me pa­re­ció un tan­to arries­ga­do. ¿Ir a pue­blos, ha­blar con sus ha­bi­tan­tes y lue­go ha­cer­les un mo­nó­lo­go? No so­na­ba muy bien por­que pa­re­cía que iba a ser un hom­bre de ciu­dad que vi­si­ta un pue­blo para reir­se de su gen­te. Por eso fue fun­da­men­tal ver El fo­ras­ter ya Quim Mas­fe­rrer para ver que des­de la pro­duc­to­ra te­nían to­tal­men­te co­gi­do el pulso al for­ma­to y que se tra­ta­ba a la gen­te y sus his­to­rias con ca­ri­ño y res­pe­to. Ade­más, los pue­blos que­da­ban muy bo­ni­tos. Si no hu­bie­ra visto El fo­ras­ter se­gu­ra­men­te aho­ra no es­ta­ría­mos ha­blan­do de El pai­sano.

Aca­ba de fi­na­li­zar el ro­da­je de la un­dé­ci­ma tem­po­ra­da de La que se ave­ci­na. ¿Qué nos ade­lan­ta?

Los guio­nes son de un ni­vel que pa­re­ce men­ti­ra que lle­ve­mos ya tan­to tiem­po. Creo que se­rá una tem­po­ra­da es­pe­cial­men­te di­ver­ti­da y en cuan­to a ima­gen se­rá más atrac­ti­va por­que he­mos ro­da­do en HD. Ade­más, he­mos vi­vi­do una tran­si­ción con la en­tra­da de nue­vos per­so­na­jes que le es­tán vol­vien­do a dar un nue­vo pun­to de par­ti­da a los que ya es­tá­ba­mos den­tro.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain