La Vanguardia

Fran­cia pa­sa a me­dio gas

Dem­be­lé fue su­plen­te y Griez­mann vol­vió a ser sus­ti­tui­do con un mar­ca­dor apre­ta­do

- CAR­LOS NO­VO Ma­drid LA CRÓ­NI­CA

Fran­cia ya es­tá en los oc­ta­vos de fi­nal, al igual que Ru­sia y Uru­guay, des­pués de de­rro­tar por la mí­ni­ma a Pe­rú, que se que­da sin op­cio­nes a fal­ta de la úl­ti­ma jor­na­da del mar­tes. El equi­po de Des­champs vol­vió a dar la mis­ma im­pre­sión que cuan­do de­rro­tó a Aus­tra­lia. Va tan so­bra­do que ex­hi­be su po­ten­cial de una for­ma un tan­to ci­ca­te­ra, in­clu­so a ve­ces de­ján­do­se do­mi­nar por el ad­ver­sa­rio sin ha­ber ce­rra­do an­tes el par­ti­do, lo que no deja de ser pe­li­gro­so. A Fran­cia le bas­ta con un em­pa­te ante Di­na­mar­ca para ser pri­me­ra de gru­po. Un em­pa­te que, por cier­to, con­de­na­ría a Aus­tra­lia, por aho­ra la úni­ca po­si­bi­li­dad de ama­ño del Mun­dial.

A Pe­rú se le que­dó la ca­ra de Marruecos. Se va del Mun­dial des­pués de dos de­rro­tas y con un fút­bol que ya lo qui­sie­ran para sí se­lec­cio­nes co­mo Irán o Is­lan­dia, las dos aún con op­cio­nes. En Eka­te­rim­bur­go pa­gó ca­ro la fal­ta de gol. Su me­jor de­lan­te­ro, Pao­lo Guerrero, des­pués de su­frir tan­to en los des­pa­chos para que le de­ja­ran ju­gar, tu­vo las me­jo­res oca­sio­nes, pe­ro no es­tu­vo fino en el re­ma­te. Llo­ris ape­nas in­ter­vino en los no­ven­ta mi­nu­tos.

Fran­cia fue muy pa­re­ci­da a la del de­but. Des­champs de­jó en el ban­qui­llo al bar­ce­lo­nis­ta Dem­bé­lé por Gi­roud, el ve­te­rano de­lan­te­ro del Che­sea. Y apos­tó por Ma­tui­di en el cen­tro del cam­po en vez de To­lis­so. Su ju­ga­dor cla­ve fue Mbap­pé, au­tor del úni­co gol tras una bue­na re­cu­pe­ra­ción de Paul Pog­ba, un re­ma­te de Gi­roud que sa­có a du­ras pe­nas Ga­lle­se y una fi­na­li­za­ción del jo­ven de­lan­te­ro del PSG, más rá­pi­do que los de­fen­sas sud­ame­ri­ca­nos. El gol de Mbap­pé le con­vier­te en el go­lea­dor bleu más jo­ven de la his­to­ria con 19 años y 183 días.

Un equi­po el de Des­champs cu­yo úni­co ti­tu­lar que jue­ga en la li­ga fran­ce­sa es el pro­pio Mbap­pé. Y de los tres que en­tra­ron des­de el ban­qui­llo só­lo uno (Fe­kir, del OL) jue­ga en la li­ga ga­la. Po­cos paí­ses eu­ro­peos ex­por­tan tan­tos ju­ga­do­res co­mo Fran­cia.

Para Pe­rú, el gol de Mbap­pé fue un ma­za­zo te­rri­ble. El em­pa­te de horas an­tes en­tre Aus­tra­lia y Di­na­mar­ca les con­de­na­ba a la eli­mi­na­ción con la de­rro­ta. Ga­re­ca dio ór­de­nes des­de el ban­qui­llo de ade­lan­tar lí­neas a la bús­que­da del gol. Eso hi­zo Pe­rú, pe­ro su sen­sa­ción fue que no ga­nó en con­sis­ten­cia arri­ba, pe­ro se hi­zo más vul­ne­ra­ble atrás. Kan­té y Ma­tui­di, dos má­qui­nas de re­cu­pe­rar ba­lo­nes, se hi­cie­ron om­ni­pre­sen­tes aun­que les fal­tó más sen­ti­do ver­ti­cal a su jue­go y las con­tras de Fran­cia fue­ron más una ame­na­za de pe­li­gro que un pe­li­gro real.

La se­gun­da par­te fue de­fi­ni­ti­va­men­te de Pe­rú, que se es­tre­lló una y otra vez en esa coa­li­ción de­fen­si­va de la li­ga es­pa­ño­la (Va­ra­ne, Um­ti­ti-Lucas Her­nán­dez). La oca­sión más pe­li­gro­sa fue un re­ma­te des­de 30 me­tros de Ca­rri­llo que re­pe­lió la cru­ce­ta de Llo­ris. El VAR in­ter­vino para rec­ti­fi­car al ár­bi­tro por pri­me­ra vez en el Mun­dial por equi­vo­car­se al ad­ju­di­car una tar­je­ta (era para Pe­dro Aquino y no para Edi­son Flo­res). A fal­ta de on­ce mi­nu­tos y con el 1-0 Des­champs sus­ti­tu­yó a Griez­mann, lo que ya pa­só ante Aus­tra­lia. El de­lan­te­ro fran­cés ha­bía pa­sa­do bas­tan­te des­aper­ci­bi­do. Fran­cia avan­za sin me­ter mu­cho rui­do y Pe­rú se va a ca­sa en­tre so­llo­zos y buen to­que.

 ?? FRANCK FIFE / AFP ?? Una afi­cio­na­da de Pe­rú llora la eli­mi­na­ción de su se­lec­ción tras caer ante Fran­cia
FRANCK FIFE / AFP Una afi­cio­na­da de Pe­rú llora la eli­mi­na­ción de su se­lec­ción tras caer ante Fran­cia
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain