Los co­mu­nes bus­can in­de­pen­dien­tes pa­ra re­for­zar la lis­ta de Co­lau

Ca­ta­lun­ya en Co­mú se jue­ga la con­ti­nui­dad del pro­yec­to con la al­cal­día de Bar­ce­lo­na

La Vanguardia - - PORTADA - MAITE GUTIÉRREZ Bar­ce­lo­na

El pro­yec­to po­lí­ti­co de Ada Co­lau tra­ba­ja ya en su es­tra­te­gia pa­ra las mu­ni­ci­pa­les a la es­pe­ra de que Ma­nuel Valls con­fir­me si op­ta­rá a la al­cal­día bar­ce­lo­ne­sa y de la Cri­da de Puig­de­mont. De mo­men­to, bus­can su­mar a pro­fe­sio­na­les cer­ca­nos al so­cia­lis­mo.

El día que tras­cen­dió el in­te­rés de Ma­nuel Valls por con­cu­rrir a la al­cal­día de Bar­ce­lo­na so­na­ron las trom­pe­tas de Je­ri­có en las re­des so­cia­les de BCo­mú. Los mensajes en­via­dos por sus in­te­gran­tes ex­pre­sa­ban ner­vios pri­me­ro, me­nos­pre­cio des­pués y ner­vios otra vez... El sus­to fue mo­rro­co­tu­do.

Aho­ra los áni­mos es­tán más cal­ma­dos tras com­pro­bar que las tres en­cues­tas pu­bli­ca­das has­ta la fe­cha so­bre in­ten­ción de vo­to en las mu­ni­ci­pa­les les dan co­mo ven­ce­do­res en Bar­ce­lo­na. Cla­ro que, de mo­men­to, nin­gún son­deo ha me­di­do a Co­lau com­pa­ra­da con el ex pri­mer mi­nis­tro fran­cés ni con un even­tual can­di­da­to de uni­dad del sec­tor in­de­pen­den­tis­ta .

La al­cal­de­sa y su en­torno ase­gu­ran sen­tir­se con fuer­za y ar­gu­men­tos pa­ra su­je­tar el bas­tón de man­do otros cua­tro años en Bar­ce­lo­na y am­pliar su re­pre­sen­ta­ción y el nú­me­ro de al­cal­días en el área me­tro­po­li­ta­na.

To­dos, in­clui­do, Xa­vier Do­mè­nech, el lí­der de Ca­ta­lun­ya en Co­mú, son cons­cien­tes de que con­ser­var la ca­pi­tal ca­ta­la­na es cru­cial pa­ra con­so­li­dar su pro­yec­to po­lí­ti­co.

“Es­tas no se­rán unas mu­ni­ci­pa­les al uso”, reconocen en la sa­la de má­qui­nas de BCo­mú. Los co­mi­cios del pró­xi­mo ma­yo se pre­sen­tan co­mo un epi­so­dio más de la pug­na en­tre el in­de­pen­den­tis­mo y el cons­ti­tu­cio­na­lis­mo y en es­pe­cial el go­bierno de Bar­ce­lo­na se­rá la uni­dad de me­di­da con la que se de­ter­mi­na­rá la vic­to­ria o la de­rro­ta de los dos ban­dos.

Los co­mu­nes es­tán en me­dio, o al me­nos así se per­ci­ben a sí mis­mos. Co­lau quie­re evi­tar que la cam­pa­ña se cen­tre en el eje na­cio­nal, en el que su par­ti­do siem­pre se sien­te in­có­mo­do, co­mo ya se vio el 21-D cuan­do, en un es­ce­na­rio de po­la­ri­za­ción na­cio­na­lis­ta co­mo aquel, el sue­lo elec­to­ral de los co­mu­nes se hun­dió.

Su equi­po ase­gu­ra que no sos­la“La ya­rán es­te de­ba­te, pe­ro su equi­po con­ci­be una cam­pa­ña de cor­te so­cial y lo­cal en el que la cues­tión te­rri­to­rial “que­de en un se­gun­do plano”. “Pon­dre­mos en va­lor que Bar­ce­lo­na es la ciu­dad que más ha au­men­ta­do su gas­to so­cial de Es­pa­ña, el tra­ba­jo he­cho con­tra los pi­sos tu­rís­ti­cos y la lu­cha con­tra la de­sigual­dad”, se­ña­lan en el gru­po. ¿Se­rá su­fi­cien­te tras un man­da­to en el que ha que­da­do cla­ro que Co­lau no ha lo­gra­do za­far­se del de­ba­te iden­ti­ta­rio y que to­do o ca­si to­do ha gi­ra­do en­torno al pro­cés? Ase­gu­ran que a Co­lau no le qui­ta el sue­ño el nue­vo ex­pe­ri­men­to de Car­les Puig­de­mont, la Cri­da Na­cio­nal per la Re­pú­bli­ca, con la que el ex­pre­si­dent in­ten­ta aglu­ti­nar al in­de­pen­den­tis­mo pa­ra dispu­tar­le la al­cal­día. Con­si­de­ra que si el so­be­ra­nis­mo no pre­sen­ta más cre­den­cia­les que su in­ten­ción de lle­var a Ca­ta­lun­ya a la in­de­pen­den­cia vía Bar­ce­lo­na los vo­tan­tes ur­ba­nos les pe­na­li­za­rán.

gen­te sa­be dis­cri­mi­nar y al fi­nal se ten­drá que ha­blar de lo con­cre­to, de lo que ca­da uno ofre­ce pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas de los ciu­da­da­nos”, se­ña­lan en su equi­po.

Los co­mu­nes ven al in­de­pen­den­tis­mo sin un pro­yec­to real de ciu­dad, con un Go­vern pen­dien­te de los ges­tos y no de me­jo­rar y re­sol­ver las cues­tio­nes que afec­tan la vi­da de las per­so­nas, y creen –en con­tra de lo que di­ce la ex­pe­rien­cia más re­cien­te– que es­to se tras­la­da­rá a las mu­ni­ci­pa­les, be­ne­fi­cian­do a las can­di­da­tu­ras de los co­mu­nes en Bar­ce­lo­na y el área me­tro­po­li­ta­na. Y la mis­ma idea apli­can a Valls. Des­pués del sus­to ini­cial los co­mu­nes no lo con­si­de­ran ca­paz de for­mar un equi­po sol­ven­te que com­pen­se su inex­pe­rien­cia en Bar­ce­lo­na y tam­po­co creen que el ex pri­mer mi­nis­tro pue­da lle­gar a pac­tos que le per­mi­tan go­ber­nar.

Co­mo ya hi­cie­ron en las au­to­nó­mi­cas los co­mu­nes se­ña­lan a ERC y el PSC co­mo po­si­bles alia­dos en el fu­tu­ro. De he­cho, son sus úni­cas al­ter­na­ti­vas.

Mien­tras Valls o Fe­rran Mas­ca­rell –uno de los po­si­bles can­di­da­tos de la Cri­da Na­cio­nal– in­ten­si­fi­can sus con­tac­tos con la so­cie­dad ci­vil bar­ce­lo­ne­sa, los co­mu­nes em­pie­zan a per­fi­lar una can­di­da­tu­ra en la que pre­ten­de in­cor­po­rar a ac­ti­vos de la ve­te­ra­na so­cial­de­mo­cra­cia bar­ce­lo­ne­sa y me­tro­po­li­ta­na.

A pe­sar de que Co­lau aca­bó ex­pul­san­do –a re­ga­ña­dien­tes y por man­da­to de sus ba­ses– a los so­cia­lis­tas del go­bierno de la ciu­dad por su com­pro­mi­so con la apli­ca­ción del 155, aho­ra la al­cal­de­sa as­pi­ra no só­lo a ten­der nue­vos puen­tes con la fa­mi­lia so­cia­lis­ta sino in­clu­so a me­drar en ella in­cor­po­ran­do a no­ta­bles de esa ór­bi­ta po­lí­ti­ca.

Los co­mu­nes sa­ben que más allá de la ba­ta­lla con sus ad­ver­sa­rios fron­ta­les a am­bos la­dos del ta­ble­ro ca­ta­lán –in­de­pen­den­tis­tas y cons­ti­tu­cio­na­lis­tas– otro de los asun­tos que se di­ri­mi­rá en las pró­xi­mas mu­ni­ci­pa­les es quién li­de­ra la iz­quier­da en el área me­tro­po­li­ta­na y por ex­ten­sión en Ca­ta­lun­ya.

Los so­cia­lis­tas, im­pul­sa­dos por el vien­to de co­la que ha traí­do Sán­chez a las ve­las del PSC, lo tie­nen me­jor aho­ra que ha­ce unos me­ses. Pa­ra Co­lau no ga­nar la al­cal­día se­ría un de­sen­ga­ño, pe­ro per­der el li­de­raz­go de la iz­quier­da, se­ría un desas­tre sin pa­lia­ti­vos que arras­tra­ría a su par­ti­do en Ca­ta­lun­ya.

EN­TRE EL PÁ­NI­CO Y EL DESDÉN Los alia­dos de Ca­tCo­mú ana­li­zan de for­ma dis­par la ca­pa­ci­dad de sus dos ad­ver­sa­rios

CAM­BIOS Y NUE­VOS FI­CHA­JES La al­cal­de­sa son­dea a pro­fe­sio­na­les cer­ca­nos al so­cia­lis­mo con per­fil me­nos ac­ti­vis­ta

ALE­JAN­DRO GAR­CÍA / EFE

Co­lau en un ac­to del Ter­cer Sec­tor jun­to al pre­si­dent To­rra, cu­yo men­tor, Puig­de­mont, de­be de­ci­dir en bre­ve có­mo afron­ta la ba­ta­lla de Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.