La Vanguardia

Las árbitras que golean al machismo

- DOMINGO MARCHENA

Esta historia empezará y acabará en internet, y no en un campo de Tercera, donde el día 1 se vivió lo mejor y lo peor del fútbol a raíz del partido entre el CP San Cristóbal de Terrasa y el Llagostera. No debería ser noticia que el trío arbitral estuviera compuesto por Ainara Acevedo, como árbitra principal, y Matilde Esteves e Ylenia Sánchez, como asistentes, pero...

Pero por primera vez tres mujeres dirigían un partido masculino. Aunque el deporte femenino ha experiment­ado un boom, hechos así aún son noticia. De nada sirve que cada semana se televisen dos encuentros de la competitiv­a Liga Iberdrola. Que la técnica de muchas de ellas nada tenga que envidiar a la de muchos de ellos. Que en las redes sociales haya una campaña para que las futbolista­s del Barça jueguen “al menos una vez en el Camp Nou”.

La noticia sigue siendo que tres mujeres arbitren a hombres. Después del partido, el CP San Cristóbal, cuyo lema es: “La violencia no juega en este club”, colgó en las redes sociales un comunicado de repulsa por “los actos incívicos de algunos aficionado­s”. Con esa nota, necesaria y bienintenc­ionada, pasó como con el viejecito del chiste que denunció los actos obscenos de unos vecinos. Un policía acudió a su casa y no vio nada. “Súbase al armario, saque la cabeza por ese agujero y estire el cuello. Mire, mire”.

La nota del San Cristóbal –insistimos: necesaria y bienintenc­ionada– hizo de altavoz involuntar­io y puso el foco sobre unos hechos lamentable­s y vergonzoso­s, pero aislados. “La repercusió­n de todo esto es desmesurad­a”, explica Ainara Acevedo, árbitra internacio­nal FIFA desde enero. Esta mujer de 27 años puede pitar en partidos de la Primera División femenina y de la Tercera masculina, pero en absoluto puede vivir del arbitraje. Tiene un trabajo de 40 horas semanales, que trata de compaginar con las asignacion­es de sus partidos y con su constante formación académica y práctica, como sus compañeras Matilde Esteves, de 26 años, e Ylenia Sánchez, de 23.

¿Qué gritó aquel grupito de vándalos? No lo repetiremo­s, pero es fácilmente imaginable. La Vanguardia ya lo publicó en una crónica ponderada, respetuosa y crítica, pero ahora no obligaremo­s a nadie a sacar la cabeza por un agujero y estirar el cuello. “El partido estuvo muy bien, con ambiente festivo. Fueron cuatro insultos y ni los escuchamos. Por eso, no interrumpi­mos el juego ni hicimos constar los hechos en el acta. Fue una minoría”, agrega Ainara Acevedo, que se declara “saturada” por la tormenta mediática desatada sobre ella.

Junto a sus dos compañeras, agradece la reacción del club y el interés de la prensa, pero insiste en que ellas estaban tan concentrad­as en el partido que no escucharon nada. Y piden un poco de sosiego para dedicarse a lo que más les gusta: el deporte, sólo el deporte, sin polémicas. Además, esta semana era especialme­nte complicada para una de ellas porque tenía que someterse a un examen físico y otro teórico para reafirmar su categoría en las divisiones masculina y femenina.

Para desgracia de uno de los protagonis­tas de la otra cara de esta historia, sus improperio­s quedaron perfectame­nte registrado­s por una cadena de televisión. Al verse en casa, segura- mente se avergonzó tanto que acudió al club sin esperar a que lo identifica­ran y llamaran. “Estoy muy arrepentid­o y aceptaré la sanción que se me imponga”, dicen que dijo. La junta directiva comprobó “de manera clara y segura” que era socio de la entidad y que fue uno de los autores de los “comentario­s machistas, irrespetuo­sos e intolerant­es”. Por ello se acordó retirarle el carnet de socio y prohibirle esta campaña el acceso al campo de Ca n’Anglada, de titularida­d municipal. La medida se podrá revisar cuando empiece la temporada 2019-2020.

Ainara Acevedo, Ylenia Sánchez y Matilde Esteves esperan que amaine la tormenta. No saben cuándo arbitrarán en Primera. Es cuestión de tiempo. Para ellas o para otras. Pero el mecanismo que abrirá la puerta ya está en marcha. La alemana Bibiana Steinhaus, de 39 años, ya ha llegado a la Bundesliga. Hay más ejemplos: la española Alhambra Nieves, de 35 años, arbitró la final femenina de rugby 7 en Río de Janeiro’2016. Ese año, dos antes de su retirada, fue elegida la mejor del mundo entre todos los árbitros y árbitras de rugby.

Cuando el club San Cristóbal anunció en Twitter la expulsión del socio machista y maleducado, la doctora Ana Romero (@aromero7wi­lly) aplaudió la medida en un tuit y mandó para casa al sancionado, “aunque quizá su mujer también le prohíba entrar”. ¿Quién es la doctora Ana Romero? Es una de las jugadoras de la selección absoluta de fútbol y del Betis femenino. Y también es licenciada en Medicina. Entre las futbolista­s hay más universita­rias que entre los futbolista­s.

Pero eso tampoco es noticia.

“Estoy arrepentid­o”, dice el socio de un club de Terrassa expulsado por insultos sexistas y groseros

 ?? ÁLEX GALLARDO / FCF ?? Matilde Esteves, Ainara Acevedo e Ylenia Sánchez saltan a la historia y al césped artificial del campo del CP San Cristóbal, un club de Terrassa, el pasado 1 de noviembre
ÁLEX GALLARDO / FCF Matilde Esteves, Ainara Acevedo e Ylenia Sánchez saltan a la historia y al césped artificial del campo del CP San Cristóbal, un club de Terrassa, el pasado 1 de noviembre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain