Trump re­to­ma el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia con un nue­vo fis­cal ge­ne­ral

Cohen de­ta­lla a Mue­ller ofer­tas de coope­ra­ción y di­ne­ro de Ru­sia en el 2015

La Vanguardia - - INTERNACIONAL - BEA­TRIZ NA­VA­RRO Was­hing­ton. Co­rres­pon­sal

Do­nald Trump se pre­pa­ra para re­for­zar su con­trol del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia con el nom­bra­mien­to, anun­cia­do ayer, de Wi­lliam Barr co­mo nue­vo fis­cal ge­ne­ral, el mis­mo pues­to que ocu­pó en­tre 1991 y 1993 ba­jo la pre­si­den­cia del re­cién fa­lle­ci­do Geor­ge H.W. Bush.

Aun­que no fal­ta­rán pre­gun­tas so­bre su opi­nión so­bre la in­ves­ti­ga­ción del fis­cal es­pe­cial, Ro­bert Mue­ller, o los in­dul­tos pre­si­den­cia­les, la repu­tación de Barr co­mo ju­ris­ta es su me­jor ba­za de ca­ra al exa­men del Se­na­do. Su am­plio cu­rrí­cu­lum con­tras­ta con la inex­pe­rien­cia de Heat­her Nauert, la ex­pre­sen­ta­do­ra de la Fox y breve por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de­sig­na­da em­ba­ja­do­ra an­te la ONU.

Barr sus­ti­tui­rá a Jeff Ses­sions, in­vi­ta­do a di­mi­tir por Trump al día si­guien­te de las elec­cio­nes de no­viem­bre, des­pués de me­ses de crí­ti­cas y hu­mi­lla­cio­nes pú­bli­cas por lo que el pre­si­den­te in­ter­pre­ta co­mo una fal­ta de leal­tad: su de­ci­sión de re­cu­sar­se y no pro­te­ger­le de la in­ves­ti­ga­ción so­bre la po­si­ble co­la­bo­ra­ción en­tre su cam­pa­ña y Ru­sia.

“¡Nun­ca se de­bió ha­ber per­mi­ti­do que es­to le ocu­rrie­ra a un pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos!”, tui­teó Trump, ca­da día que pa­sa más fu­rio­so por las pes­qui­sas del si­gi­lo­so Mue­ller. La pre­si­den­cia de Ri­chard Ni­xon lle­vó en su día al Con­gre­so a adop­tar una es­tric­ta le­gis­la­ción para ase­gu­rar la in­de­pen­den­cia del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, lí­mi­tes que Trump po­ne a prue­ba a dia­rio con sus ata­ques a Mue­ller, al que acu­sa de “des­tro­zar la vi­da de mu­cha gen­te” con su “ca­za de bru­jas”.

Barr, de 68 años, no ha lle­ga­do a ha­blar en esos tér­mi­nos de la la­bor del fis­cal es­pe­cial, un re­pu­bli­cano fie­ra­men­te in­de­pen­dien­te con el que tra­ba­jó años atrás, pe­ro ha cri­ti­ca­do la “des­equi­li­bra­da” com­po­si­ción de su equi­po, don­de ve de­ma­sia­dos pro­cu­ra­do­res que son do­nan­tes del Par­ti­do De­mó­cra­ta. En tiem­pos de Bush pa­dre, se mos­tró muy du­ro con la fi­gu­ra de los fis­ca­les es­pe­cia­les y es­tu­vo im­pli­ca­do en una po­lé­mi­ca ron­da de in­dul­tos que fa­vo­re­ció a pro­ta­go­nis­tas del es­cán­da­lo de la ven­ta de ar­mas a Irán y la con­tra ni­ca­ra­güen­se. Barr tam­bién ha di­cho que ve más ba­se para in­ves­ti­gar los la­zos en­tre Hi­llary Clin­ton y la em­pre­sa mi­ne­ra Ura­nium One (ab­sor­bi­da por la ru­sa Ro­sa­tom du­ran­te la Ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma) que la po­si­ble co­lu­sión en­tre la cam­pa­ña de Trump y el Krem­lin.

Es­tos y otros asun­tos, co­mo sus opi­nio­nes so­bre la re­for­ma de la jus­ti­cia cri­mi­nal, sur­gi­rán sin du­da du­ran­te sus au­dien­cias an­te el Se­na­do, don­de al­gu­nos re­pu­bli­ca­nos han in­ten­ta­do apro­bar una ley para pro­te­ger a Mue­ller de un po­si­ble des­pi­do. Trump pa­re­ce con­fiar en apla­car sus du­das con el per­fil con­ser­va­dor y el am­plio cu­rrí­cu­lum de Barr, que ha si­do je­fe del ser­vi­cio ju­rí­di­co de la Ca­sa Blan­ca, asis­ten­te del fis­cal ge­ne­ral y lue­go ti­tu­lar del car­go, ade­más de tra­ba­jar co­mo abo­ga­do en el sec­tor pri­va­do.

Mue­ller ha res­pon­di­do con el más ab­so­lu­to si­len­cio a las dia­tri­bas tui­te­ras del pre­si­den­te. Só­lo ha ha­bla­do a tra­vés de do­cu­men­tos ju­di­cia­les, co­mo los de­po­si­ta­dos ayer an­te el juez en re­la­ción a dos tes­ti­gos cla­ve, Mi­chael Cohen (exa­bo­ga­do per­so­nal de Trump y ex­vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de su em­po­rio em­pre­sa­rial) y Paul Ma­na­fort (ex­je­fe de cam­pa­ña). Los do­cu­men­tos afir­man que am­bos min­tie­ron en di­fe­ren­tes as­pec­tos re­la­cio­na­dos con la in­je­ren­cia ru­sa en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 2016, aun­que el pri­me­ro les ha da­do in­for­ma­ción va­lio­sa que, en al­gu­nos ca­sos, di­cen que han con­tras­ta­do con otros.

Cohen ha de­cla­ra­do que con­tac­tó con el Krem­lin para or­ga­ni­zar una reunión en­tre Trump y Vla­dí­mir Pu­tin al­re­de­dor de la Asam­blea Ge­ne­ral de la ONU en el 2015, ges­tión que hi­zo de acuer­do con su ex­je­fe. Tam­bién afir­ma que una per­so­na de con­fian­za de Mos­cú con­tac­tó con ellos ese año para ofre­cer­les “si­ner­gias po­lí­ti­cas” y “de go­bierno”, con­tac­tos con el Krem­lin has­ta aho­ra des­co­no­ci­dos que in­cluían be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos. Mien­tras los me­dios de co­mu­ni­ca­ción no da­ban abas­to a ana­li­zar y lan­zar aler­tas so­bre las im­pli­ca­cio­nes de los pa­pe­les de Mue­ller, la Ca­sa Blan­ca tui­teó ano­che so­bre la Na­vi­dad con una foto de Me­la­nia Trump.

Wi­lliam Barr es­tu­vo im­pli­ca­do en una po­lé­mi­ca ron­da de in­dul­tos de Bush pa­dre por el Iran­ga­te

SCOTT APPLEWHITE / AP

Wi­lliam Barr sa­lu­dan­do jun­to al en­ton­ces pre­si­den­te Geor­ge H.W. Bush tras ju­rar su car­go co­mo fis­cal ge­ne­ral en no­viem­bre de 1991

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.