RETALES

La Vanguardia - - POLÍTICA -

Cons­ti­tu­ción.

Ya se ce­le­bró otro aniver­sa­rio. Ya se can­ta­ron sus ex­ce­len­cias. Ya se di­jo que es una cár­cel para ca­ta­la­nes. Ya re­ci­bi­mos la do­sis anual de de­ba­te so­bre su re­for­ma. Has­ta el año que vie­ne.

Cohe­ren­cia.

El 20 de sep­tiem­bre, la por­ta­voz Ce­laá di­jo que qui­tar la in­vio­la­bi­li­dad al rey “no en­tra en ab­so­lu­to en la pro­pues­ta del Go­bierno”. Y re­sal­tó: “Es im­por­tan­te que la man­ten­ga”. Se­ten­ta días des­pués, Pe­dro Sánchez di­ce lo con­tra­rio. Los cam­bios co­rren una bar­ba­ri­dad.

Le­gi­ti­mi­dad.

Más Ce­laá: ayer re­cha­zó al PP y a Cs su de­re­cho a gobernar An­da­lu­cía, por­que no ga­na­ron las elec­cio­nes. Se le de­be ha­ber tras­pa­pe­la­do el da­to de que el Go­bierno al que ella per­te­ne­ce só­lo tie­ne 84 dipu­tados.

Vo­tos.

Coin­ci­den­cia ge­ne­ral: Ca­ta­lun­ya ha si­do de­ci­si­va en las elec­cio­nes an­da­lu­zas. Vis­tos los re­sul­ta­dos, el res­to de Es­pa­ña, al me­nos An­da­lu­cía, cas­ti­ga el diá­lo­go y la des­in­fla­ma­ción. Ig­no­ro si obli­ga­rá a Sánchez a cam­biar de po­lí­ti­ca. Aun­que sea quin­ce días an­tes de las ge­ne­ra­les.

Ca­lle.

La pro­pues­ta de agi­ta­ción con­tra el “fas­cis­mo” tie­ne una lec­tu­ra cruel para la fi­gu­ra de Pa­blo Igle­sias: he­mos per­di­do vo­tos, lue­go agi­te­mos la ca­lle. La au­to­crí­ti­ca, que la ha­ga Erre­jón.

Su­per­do­min­go.

Pue­de ha­ber­lo. Quien pue­de de­ci­dir­lo, que se lla­ma Sánchez, no lo des­car­ta. Pe­ro aten­tos al lío que pro­du­ci­rá: vo­tar en cua­tro ur­nas. Y en Ca­na­rias pue­den ser sie­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.