¡Qué ga­nas de ma­rear!

La Vanguardia - - OPINIÓN -

Ca­da vez que TMB de­ci­de ha­ce un cam­bio en las lí­neas ten­go que co­ger dos au­to­bu­ses para ir a un si­tio don­de an­tes iba en uno. Por lo que he ha­bla­do con ami­gos y co­no­ci­dos, es­to es al­go ha­bi­tual. Eso al mar­gen de lo que de­cía una se­ño­ra el otro día: “Nos es­tán ma­rean­do con tan­to cam­bio, y a es­te pa­so, la gen­te ma­yor aca­ba­re­mos sin sa­lir del ba­rrio por­que ya no sa­bre­mos mo­ver­nos en au­to­bús”.

Yo fui en el 2015 a Lon­dres con un plano que me tra­je en 1980 y to­dos los au­to­bu­ses que fi­gu­ra­ban en el plano se­guían en fun­cio­na­mien­to. Si aho­ra un tu­ris­ta vi­nie­ra a Bar­ce­lo­na con un plano de ha­ce diez años, aca­ba­ría irre­me­dia­ble­men­te per­di­do.

Me pre­gun­to si es que los pla­ni­fi­ca­do­res de TMB sien­ten un pro­fun­do me­nos­pre­cio por los usua­rios y prue­ban cuál es nues­tro lí­mi­te de aguan­te has­ta que de­ci­da­mos de­jar de usar­los o es que hay una se­rie de em­plea­dos que tie­nen que jus­ti­fi­car su pues­to, aun­que sea a cam­bio de con­ti­nuos cam­bios que na­die pe­día y me­nos aún apre­cia.

BE­GO­ÑA CAL­VO CILLA Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.