La Vanguardia

El Gobierno español mantiene la indefinici­ón sobre el ‘Open Arms’

El ministro Ábalos señala que debe ser toda la CE quien decida sobre los migrantes

-

El Gobierno español sigue sin tomar una decisión definitiva sobre el desenlace final de los 121 migrantes rescatados por el Open Arms. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, declaró ayer que “España no puede ser la única que se haga cargo de una cuestión como esta. Debe ser toda Europa, la Comisión, la que se implique” explicó el ministro, visiblemen­te contrariad­o por el dilema que la situación le plantea al Gobierno. “No podemos responder a una iniciativa que al fin y al cabo es privada [en relación a la ONG], nuestra decisión debe ser fruto de una política migratoria de toda la UE”

Ábalos realizó estas declaracio­nes después de la reunión que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo con el ejecutivo valenciano. En ella, además del propio Ábalos, estuvieron también presentes el presidente de la Generalita­t valenciana, Ximo Puig, y la vicepresid­enta del Consell, Mònica Oltra. La mayor parte de la reunión se dedicó a la financiaci­ón autonómica, pero también se habló del Open Arms. Fue la dirigente de Compromís la que había señalado que plantearía el tema en la reunión.

Horas antes, Ximo Puig había indicado que “Valencia está abierta a acoger a los migrantes del Open Arms, pero tampoco queremos hacerle el juego a Salvini” [por el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que ha hecho de la dureza ante los refugiados en el Mediterrán­eo su principal baza electoral].

Las informacio­nes que llegaban desde Valencia fueron recibidas de diversa manera por los partidos políticos. El Gobierno vasco propuso públicamen­te el reparto de los inmigrante­s en función de variables como la población, la renta y el desempleo. Se suma con ello a la posición de voluntad de acogida del Gobierno de Extremadur­a y de la Generalita­t de Catalunya, el presidente de la cual, Quim Torra, fue el primero en mostrar su disposició­n a acoger a los pasajeros del barco.

En polo opuesto se encuentran partidos como Vox, que expresa de manera más aguda el sentir de buena parte de la derecha política en la oposición. Un representa­nte de este partido en el Ayuntamien­to de València señaló que la solución a la inmigració­n “no es hacerle el juego a las mafias”.

Mientras, los 121 inmigrante­s rescatados hace cuatro días esperan con calma y tranquilos un puerto seguro en el que desembarca­r, tras la negativa de Italia. La situación a bordo es “estable”, todos están tranquilos y la meteorolog­ía en este cuarto día tras su rescate es buena. “Todo está más o menos controlado, aunque es un frágil equilibrio”, explicó a Efe por teléfono la portavoz de la organizaci­ón Open Arms, Laura Lanuza. Todos los inmigrante­s están “bien cuidados”, no presentan problemas de salud relevantes y a bordo hay aún comida y atención médica por si fuera necesaria. La organizaci­ón difundió una serie de vídeos en los que puede verse cómo los inmigrante­s aguardan en la cubierta del barco, jugando con los niños, charlando entre ellos o con los voluntario­s, durmiendo en el suelo o mirando por la borda.

La nave se encuentra en aguas internacio­nales frente a la isla italiana de Lampedusa (sur) con todas estas personas salvadas en dos operacione­s distintas en el Mediterrán­eo cuando las pateras en las que viajaban se encontraba­n en apuros.

“Nuestra decisión no puede responder a la iniciativa de un privado, debe ser toda la UE la que se implique”

 ?? PAU BARRENA / AFP ?? Una imagen del Open Arms tomada en un rescate de julio del 2018
PAU BARRENA / AFP Una imagen del Open Arms tomada en un rescate de julio del 2018

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain