Sán­chez se ofre­ce co­mo ga­ran­te de la con­vi­ven­cia

El lí­der del PSOE ol­vi­da en Bar­ce­lo­na el 155 y di­ce que es el úni­co que pue­de “re­cons­truir puen­tes”

La Vanguardia - - PORTADA - MAI­TE GU­TIÉ­RREZ JUAN CAR­LOS MERINO

A po­cos días de que se co­noz­ca la sen­ten­cia a los lí­de­res del pro­cés in­de­pen­den­tis­ta, Pe­dro Sán­chez pro­ta­go­ni­zó ayer un mi­tin en Bar­ce­lo­na en el que de­jó de la­do las ad­ver­ten­cias de las úl­ti­mas jor­na­das so­bre el ar­tícu­lo 155 o la ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal pa­ra mos­trar­se más con­ci­lia­dor. El lí­der del PSOE ase­gu­ró que su par­ti­do es el úni­co que pue­de “re­cons­truir los puen­tes” y ga­ran­ti­zar la con­vi­ven­cia.

Des­pués de ha­ber ad­ver­ti­do, por ac­ti­va y por pa­si­va, que no le tem­bla­rá el pul­so pa­ra pa­rar­le los pies al in­de­pen­den­tis­mo en ca­so de que vul­ne­re la ley, el pre­si­den­te en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, cam­bió de mar­cha es­te miér­co­les y se eri­gió en el úni­co ga­ran­te “de la con­vi­ven­cia en Ca­ta­lun­ya”. La sen­ten­cia del jui­cio del pro­cés es ya in­mi­nen­te, y las lla­ma­das del so­be­ra­nis­mo a la desobe­dien­cia, ca­da vez más in­sis­ten­tes. En el par­ti­do so­cia­lis­ta cun­de la preo­cu­pa­ción por que una sen­ten­cia du­ra a los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas pro­ce­sa­dos pro­vo­que un in­cen­dio so­cial que el Eje­cu­ti­vo de Quim To­rra apro­ve­che pa­ra pa­sar de las me­ras pa­la­bras a la ac­ción jus­to a las puer­tas de unas elec­cio­nes ge­ne­ra­les en las que el lí­der del PSOE se jue­ga su fu­tu­ro. Un es­ce­na­rio de con­fron­ta­ción que Sán­chez qui­so ale­jar ayer du­ran­te el ac­to que pro­ta­go­ni­zó en Bar­ce­lo­na jun­to al pri­mer se­cre­ta­rio del PSC, Mi­quel Ice­ta, la can­di­da­ta por Bar­ce­lo­na, Me­rit­xell Ba­tet, y el pri­mer te­nien­te de al­cal­de de la ciu­dad, Jau­me Coll­bo­ni.

Es­ta vez no hu­bo alu­sión al­gu­na a even­tua­les desaca­tos por par­te del Go­vern, ni al 155, ni a la ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, ni a las de­ten­cio­nes de CDR. An­te un mi­llar de mi­li­tan­tes en el Cen­tre de Con­ven­cions In­ter­na­cio­nals del Fò­rum, Sán­chez se ale­jó del tono be­li­ge­ran­te con­tra el Go­vern que ha­bía ex­hi­bi­do es­tos días y si­tuó a los so­cia­lis­tas co­mo la fuer­za ca­paz de “re­cons­truir los puen­tes” y la “con­vi­ven­cia” que el in­de­pen­den­tis­mo “ha ro­to” en una Ca­ta­lun­ya “que es plu­ral”. Y pa­ra ello, si con­si­gue go­ber­nar tras las elec­cio­nes, se ocu­pa­rá “de las de­man­das y las ur­gen­cias de los ca­ta­la­nes de a pie, de las in­fra­es­truc­tu­ras, la se­gu­ri­dad, la sa­ni­dad, el co­rre­dor me­di­te­rrá­neo o la edu­ca­ción”, ofre­cien­do “diá­lo­go” den­tro de la le­ga­li­dad.

Sán­chez co­gió el guan­te de “cen­tra­li­dad” y de “es­ta­bi­li­dad” que lan­zó el pri­mer se­cre­ta­rio del PSC, Mi­quel Ice­ta, el lu­nes du­ran­te la mo­ción de cen­su­ra fa­lli­da de Cs a Quim To­rra. An­te los tor­be­lli­nos que pue­den pro­vo­car, se­gún su pa­re­cer, in­de­pen­den­tis­tas y las de­re­chas, los so­cia­lis­tas ofre­cen un ho­ri­zon­te de “re­con­ci­lia­ción” que su­pere la di­vi­sión en la que es­tá ins­ta­la­da Ca­ta­lun­ya y que pa­se pan­ta­lla “de una vez” del pro­cés y los pro­ble­mas que ha cau­sa­do. Un men­sa­je de op­ti­mis­mo con el que el PSC as­pi­ra a me­jo­rar sus re­sul­ta­dos del pa­sa­do abril. Los so­cia­lis­tas ca­ta­la­nes creen que tie­nen op­cio­nes de su­pe­rar a ERC el 10 de no­viem­bre aho­ra que el in­de­pen­den­tis­mo va más di­vi­do a las ur­nas tras la irrup­ción de la CUP –el par­ti­do de Íñi­go Erre­jón no les preo­cu­pa en ex­ce­so des­pués de des­ve­lar­se el can­di­da­to es­co­gi­do pa­ra Bar­ce­lo­na–. Lo que, su­ma­do a un Ciu­da­da­nos a la ba­ja, au­men­ta, di­cen, las po­si­bi­li­da­des de Ba­tet.

Du­ran­te el ac­to se oyó en­tre el pú­bli­co un “con Ciu­da­da­nos no”, una fra­se con­ver­ti­da en le­ma que el can­di­da­to del PSOE apun­ta­ló. Sán­chez re­cha­zó cual­quier po­si­bi­li­dad de go­ber­nar con el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra y tam­bién con el PP. “¿Có­mo va­mos a go­ber­nar con los que pac­tan con la ex­tre­ma de­re­cha?”, di­jo en­tre los aplau­sos del pú­bli­co, alu­dien­do in­clu­so a la po­lé­mi­ca de Vox con las Tre­ce Ro­sas –los mi­li­tan­tes que es­cu­cha­ban a Sán­chez in­clu­so sa­ca­ron car­te­les con los nom­bres de las mu­je­res ase­si­na­das en 1939–. La mi­li­tan­cia so­cia­lis­ta en Ca­ta­lun­ya es una de las más re­frac­ta­rias al par­ti­do na­ran­ja, y Sán­chez no qui­so dar lu­gar a du­das al res­pec­to ayer. El ob­je­ti­vo del PSOE es go­ber­nar en so­li­ta­rio, “a la por­tu­gue­sa”.

Sán­chez es­tá con­ven­ci­do de que, tras el 10-N, Pa­blo Ca­sa­do y Al­bert Ri­ve­ra cam­bia­rán su ac­ti­tud, lo que a su vez de­bi­li­ta­rá las exi­gen­cias de Pa­blo Igle­sias y se po­drá des­pe­jar al fin su in­ves­ti­du­ra: “No me ca­be en la ca­be­za que ha­ya par­ti­dos que se per­mi­tan el lu­jo de vol­ver a blo­quear la for­ma­ción de un go­bierno pro­gre­sis­ta”, ase­gu­ró por la ma­ña­na el lí­der del PSOE en Telecinco. Un nue­vo blo­queo, ad­vier­ten en la Mon­cloa, lle­va­ría a unas ter­ce­ras elec­cio­nes que na­die po­dría ima­gi­nar.

En to­do ca­so, Sán­chez anun­ció que el pró­xi­mo do­min­go, en el mi­tin que tie­ne pre­vis­to pro­ta­go­ni­zar en Al­cor­cón, des­ve­la­rá un plan an­ti­blo­queo pa­ra que se cons­ti­tu­ya un go­bierno “cuan­to an­tes”, en di­ciem­bre. Tam­bién que el Par­la­men­to se que­de sin va­ca­cio­nes y se pue­da apro­bar un nue­vo te­cho de gas­to a prin­ci­pios de enero, de for­ma que “du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre” del 2020 se pu­die­ran apro­bar unos nue­vos pre­su­pues­tos ge­ne­ra­les del Es­ta­do. “Voy a pre­sen­tar un plan pa­ra ven­cer al blo­queo y que Es­pa­ña avan­ce”, ase­gu­ró Sán­chez. En di­cho ac­to, ex­pon­drá “fe­chas, con­te­ni­dos y com­pro­mi­sos con­cre­tos”. “Quie­ro que en di­ciem­bre ten­ga­mos un go­bierno con ple­nas ca­pa­ci­da­des”, de­man­dó.

Y se afe­rró de nue­vo al ejem­plo del país ve­cino. “No pi­do más que lo que se ha he­cho en Por­tu­gal”, re­cla­mó, en re­fe­ren­cia al so­cia­lis­ta An­tó­nio Cos­ta, que vol­ve­rá a go­ber­nar tras ganar las elec­cio­nes, con res­pal­dos ex­ter­nos. “Es­pe­ro no es­tar en fun­cio­nes en di­ciem­bre. No es cues­tión de se­ma­nas, es­pe­ro que cues­tión de días. En Por­tu­gal ha si­do en 48 ho­ras”, con­fió Sán­chez.

El can­di­da­to no alu­de al 155, la ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal o los CDR en el mi­tin de Bar­ce­lo­na

El pre­si­den­te ofre­ce “diá­lo­go” den­tro de la le­ga­li­dad y aten­der las ne­ce­si­da­des ur­gen­tes

El di­ri­gen­te so­cia­lis­ta anun­cia un plan an­ti­blo­queo pa­ra que “Es­pa­ña avan­ce”

MANÉ ES­PI­NO­SA

Pe­dro Sán­chez, ayer du­ran­te el mi­tin en el Cen­tro de Con­ven­cio­nes del Fò­rum

MANÉ ES­PI­NO­SA

El pre­si­den­te en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, jun­to a Cruz, Ba­tet, Coll­bo­ni e Ice­ta, ayer en Bar­ce­lo­na

TO­NI BATLLORI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.