Los 400 más ri­cos de EE.UU. pa­gan me­nos que el res­to

La cla­se me­dia abo­nó el 24,2% por el 23% de los mi­llo­na­rios

La Vanguardia - - PORTADA - FRAN­CESC PEIRÓN Nue­va York. Co­rres­pon­sal

Por pri­me­ra vez, tras la re­for­ma fis­cal de Trump, los ri­cos de EE.UU. pa­gan me­nos im­pues­tos que el res­to.

La de­sigual­dad so­cial si­gue cre­cien­do en Es­ta­dos Uni­dos, a pe­sar de lo que di­ga el pre­si­den­te Do­nald Trump. Su re­for­ma fis­cal, que de­bía be­ne­fi­ciar a la cla­se me­dia y a los tra­ba­ja­do­res, se­gún pre­go­nó y pre­go­na, no de­ja de ser otra de sus “hi­pér­bo­les”.

Los ri­cos es­ta­dou­ni­den­ses pa­ga­ron en el 2018 por pri­me­ra vez me­nos im­pues­tos que el res­to de los ciu­da­da­nos. Es­to es al­go que se sos­pe­cha­ba, pe­ro aho­ra hay prue­bas que lo ava­lan.

Ha­ce un tiem­po al­can­zó fa­ma una de­cla­ra­ción del mul­ti­mi­llo­na­rio Wa­rren Buf­fet, co­no­ci­do co­mo “el orácu­lo de Omaha”. Di­jo que pa­ga­ba me­nos im­pues­tos que su se­cre­ta­ria gra­cias a las bre­chas le­ga­les y las de­duc­cio­nes que siem­pre be­ne­fi­cian a los que más po­seen.

Su co­men­ta­rio, co­mo re­cuer­da Da­vid Leon­hardt en un ar­tícu­lo en The New York Ti­mes, pro­vo­có un de­ba­te en­ca­mi­na­do en aque­lla épo­ca, ba­jo la pre­si­den­cia de Ba­rack Oba­ma, a con­ven­cer a los re­pu­bli­ca­nos de la ne­ce­si­dad de au­men­tar las car­gas fis­ca­les a los afor­tu­na­dos fren­te al ram­pan­te pro­ble­ma de una bre­cha ca­da vez más hon­da.

En vano, en bue­na par­te por­que, al mar­gen de ca­sos con­cre­tos, el con­sen­so en­tre ex­per­tos in­di­có que no se cer­ti­fi­ca­ba que los ri­cos tu­vie­ran una con­tri­bu­ción me­nor a las ar­cas pú­bli­cas.

Sin em­bar­go, los 400 es­ta­dou­ni­den­ses más ri­cos pa­ga­ron el pa­sa­do año por pri­me­ra vez me­nos im­pues­tos, in­clu­yen­do las obli­ga­cio­nes fe­de­ra­les, es­ta­ta­les y lo­ca­les, que el res­to de gru­pos.

Las fa­mi­lias más adi­ne­ra­das abo­na­ron un 23%, mien­tras que la ta­sa pa­ra la mi­tad in­fe­rior de los ho­ga­res es­ta­dou­ni­den­ses es­tu­vo más de un pun­to por­cen­tual por en­ci­ma, en el 24,2%.

Es­ta re­ve­la­ción for­ma par­te del aná­li­sis que Em­ma­nuel Saez y Ga­briel Zuck­man, dos eco­no­mis­tas de la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia en Ber­ker­ley, han in­clui­do en su nue­vo li­bro, The triumph of in­jus­ti­ce, en el que ana­li­zan la evo­lu­ción de los im­pues­tos en Es­ta­dos Uni­dos. En su tra­ba­jo han cons­trui­do una ba­se de da­tos his­tó­ri­ca que ras­trea los pa­gos de ta­sas en to­do el es­pec­tro de in­gre­sos des­de el año 1913, cuan­do em­pe­zó el sis­te­ma fe­de­ral de im­pues­tos.

Ha­ber al­ca­zan­do es­te nue­vo hi­to se de­be a dos ra­zo­nes, se­gún con­clu­yen en su tra­ba­jo: el re­cor­te de im­pues­tos fir­ma­do por Trump en el 2017 y el au­men­to a lar­go pla­zo de la eva­sión fis­cal tan­to por las cor­po­ra­cio­nes co­mo por los in­di­vi­duos

En su in­da­ga­ción, y en con­tras­te a lo su­ce­di­do en 2018, Saez y Zuc­man se­ña­lan que, en con­tras­te, los 400 más ri­cos pa­ga­ban en 1980 unos im­pues­tos efec­ti­vos del 47%, dí­gi­tos in­fe­rio­res al 56% de 1960 o el má­xi­mo del 70% en 1950. En cam­bio, los im­pues­tos me­dios del res­to ha su­fri­do pe­que­ñas va­ria­cio­nes en dé­ca­das.

Esas caí­das tan pro­nun­cia­das se de­ben a que tan­to la ta­sa de im­pues­tos so­bre la ren­ta co­mo el im­pues­to so­bre el pa­tri­mo­nio han dis­mi­nui­do, y los im­pues­tos cor­po­ra­ti­vos se han des­plo­ma­do. En el otro la­do, la cla­se me­dia y los ho­ga­res po­bres no se be­ne­fi­cian de esos fac­to­res, en tan­to que aho­ra abo­nan más im­pues­tos por las nó­mi­nas de lo que ha­cían an­tes.

El li­bro, que se pu­bli­ca­rá la pró­xi­ma se­ma­na, apa­re­ce en un mo­men­to en que se ha reabier­to la dis­cu­sión so­bre los im­pues­tos es­pe­cia­les a los mi­llo­na­rios, a par­tir de una de­ter­mi­na­da ci­fra de ga­nan­cias. As­pi­ran­tes de­mó­cra­tas en las ca­rre­ra elec­to­ral a las pre­si­den­cia­les del 2020, co­mo los se­na­do­res Ber­nie San­ders y Elizabeth Wa­rren, ha­cen ban­de­ra de la ta­sa a los ri­cos pa­ra afron­tar el gas­to que su­pon­dría la sa­ni­dad uni­ver­sal.

Pa­ra Saez y Zuc­man, po­ner el fo­co en los ul­tra­mi­llo­na­rios es ne­ce­sa­rio por­que es­tos con­tro­lan una par­te des­pro­por­cio­na­da de la ri­que­za de la na­ción. Esas 400 fa­mi­lias tie­nen más que el 60% in­fe­rior de los ho­ga­res. El 0,1% tie­ne más que el 80%. Y es­to no es un es­lo­gan.

POR PRI­ME­RA VEZ

El es­tu­dio de dos eco­no­mis­tas de Ber­ke­ley des­ve­la al­go no vis­to an­tes

SCOTT MOR­GAN / REU­TERS

El mag­na­te Wa­rren Buf­fett di­jo: “Los ri­cos de­be­mos pa­gar más”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.