“Tino, Jor­ge y yo se­gui­mos sien­do rebeldes”

Car­les Be­na­vent, mú­si­co, pu­bli­ca ‘Fla­men­co leaks’ con Par­do y Di Ge­ral­do

La Vanguardia - - CULTURA - ES­TE­BAN LINÉS

Una de las no­ti­cias dis­co­grá­fi­cas del año re­cién clau­su­ra­do ha si­do la apa­ri­ción de Fla­men­co leaks (Ma­pa Re­cords), la ter­ce­ra en­tre­ga de esa ex­cep­cio­nal formación mu­si­cal in­te­gra­da por el per­cu­sio­nis­ta Tino di Ge­ral­do, el sa­xo/flau­ta Jor­ge Par­do y el ba­jis­ta Car­les Be­na­vent. Un trío de ases que cru­za­ron ca­mi­nos cuan­do a fi­na­les de los años se­ten­ta se in­te­gra­ron en el sex­te­to de Pa­co de Lu­cía, es de­cir, esa bom­ba mu­si­cal que re­vo­lu­cio­nó pa­ra siem­pre el fla­men­co. El ba­jis­ta ca­ta­lán traía tras de sí un cu­rrícu­lo na­da tri­lla­do con gru­pos co­mo Cranc, Mà­qui­na! o Mú­si­ca Ur­ba­na, y pos­te­rior­men­te si­guió con te­si­tu­ras fla­men­cas al la­do de Ca­ma­rón de la Is­la y tam­bién jaz­zís­ti­cas, lle­gan­do a to­car con Chick Co­rea o Mi­les Da­vis.

Tras su coin­ci­den­cia ini­cial con Pa­co de Lu­cía, los tres ins­tru­men­tis­tas si­guie­ron sus ca­mi­nos has­ta que aca­ba­ron dan­do vi­da la sin­to­nía co­mo ban­da y con dos ál­bu­mes: el di­rec­to El con­cier­to de Se­vi­lla y el de es­tu­dio Sin pre­ce­den­tes.

De eso ha­ce vein­te años. Aho­ra aca­ban de alum­brar el ci­ta­do Fla­men­co leaks, gra­ba­do en un es­tu­dio as­tu­riano en una se­ma­na de in­ten­sa im­pro­vi­sa­ción. Aho­ra lo es­tán pre­sen­tan­do por es­ce­na­rios es­pa­ño­les, aun­que de mo­men­to no hay fe­chas ca­ta­la­nas en perspectiv­a. Be­na­vent ex­pli­ca es­te re­torno a los orí­ge­nes.

Ha­bía año­ran­za por vol­ver a gra­bar, por­que to­car jun­to no han de­ja­do de ha­cer­lo, ¿no?

Es cier­to, nun­ca nos he­mos se­pa­ra­do, lo que pa­sa es que ha ha­bi­do años que no he­mos he­cho más de tres o cua­tro bo­los jun­tos, otros años so­lo dos. No he­mos pa­ra­do nun­ca en es­tos vein­te años. En to­do es­to hay una coin­ci­den­cia: nues­tro pri­mer ál­bum fue en el 99, el se­gun­do fue en el 2009 y es­te en el 2019. Ca­da diez años, hacemos un dis­co. Lo que pa­sa es que es­te Fla­men­co leaks ha si­do un ejem­plo de vol­ver a gra­bar co­mo se ha­cía an­tes. Es de­cir, to­dos jun­tos a la vez, de una ma­ne­ra en que to­das las co­sas iban sa­lien­do es­pon­tá­nea­men­te en el es­tu­dio. Nos me­ti­mos una se­ma­na en el es­tu­dio y no pa­ra­mos de to­car, to­do im­pro­vi­sa­ción. No te­nía­mos na­da, nin­guno lle­va­ba ni si­quie­ra un es­bo­zo de te­ma, co­mo ha­cía­mos otras ve­ces. Y cla­ro, de una ho­ra o dos de mú­si­ca que te­nía­mos, ti­ra­mos bas­tan­te a la pa­pe­le­ra y lo tu­vi­mos tano tiem­po pa­ra­do pa­ra de­jar­lo en­friar.

¿Y allí se que­dó?

Sí, El dis­co lo gra­ba­mos en el 2012 y el 2013, pu­si­mos ti­tu­lo a ca­da uno de los te­mas y allí se que­dó. Y se que­dó has­ta ha­ce dos años en que de­ci­di­mos que ya se po­día mez­clar, aña­di­mos dos te­mas ti­po ho­me­na­je, el Soy gi­tano que po­pu­la­ri­zó Ca­ma­rón, y La leyenda, que es una mez­cla de tres te­mas de Chick Co­rea y Pa­co de Lu­cía. Y bus­ca­mos una dis­co­grá­fi­ca, pe­que­ña, de Ma­drid, que no co­no­cía, ca­si fa­mi­liar. Lo que a mí me ha­ce ilu­sión, apar­te del dis­co en sí, es que nos ha ser­vi­do pa­ra re­no­var el re­per­to­rio en­te­ro, aho­ra te­ne­mos un ma­te­rial com­ple­ta­men­te nue­vo pa­ra los di­rec­tos.

Lo que ha im­pli­ca­do que han te­ni­do que en­sa­yar, al­go que nun­ca ha­cían ¿ver­dad?

Cier­to, pe­ro aho­ra no ha ha­bi­do más re­me­dio por­que el re­per­to­rio es com­ple­ta­men­te nue­vo. To­ca­mos ca­da uno igual que siem­pre, ca­da uno a su ma­ne­ra, con las dis­cu­sio­nes de siem­pre y con los mis­mo re­sul­ta­dos. Eso sí, yo con el pe­lo más blan­co y al­go más de ba­rri­ga...

Ca­da vez se ven­den me­nos dis­cos pe­ro ca­da vez hay más di­rec­tos.¿es­tá de acuer­do?

La cri­sis se ha no­ta­do a la ho­ra de ven­der dis­cos, sin du­da. La gen­te co­ge la mú­si­ca por el mó­vil, la es­cu­cha y ya es­tá, o sino la des­car­ga por in­ter­net. Pe­ro el di­rec­to siem­pre es­ta­rá allí, por­que el mú­si­co es un ofi­cio que trans­mi­te emociones, y a la gen­te le ha­ce fal­ta es­tas emociones. Te das cuen­ta de que cuan­do es­tá to­can­do a ve­ces es­tás ha­cien­do una te­ra­pia; aho­ra la gen­te te da las gra­cias de otra ma­ne­ra, que más que que­dar ad­mi­ra­do por la vir­gue­ría que pue­des ha­ber he­cho te las da por­que les has pro­vo­ca­do una co­sa más in­ter­na, más mís­ti­ca. El di­rec­to no es­tá muer­to, sino que es­tá más vi­vo que nun­ca.

Es­te dis­co, lo que ha­cen us­te­des tres en el es­ce­na­rio ¿se pue­de ca­li­fi­car de fla­men­co? Siem­pre he di­cho que lo que nos une a los tres es el fla­men­co, eso es lo úni­co en lo que coin­ci­di­mos. Uno lo ve­rá más ro­que­ro, más jaz­ze­ro, ca­da uno tie­ne su mo­chi­la mu­si­cal, pe­ro cuan­do es­ta­mos jun­tos coin­ci­di­mos en el fla­men­co y en la li­ber­tad.

¿En la li­ber­tad?

Tan­to Tino, co­mo Jor­ge y co­mo yo, cuan­do co­men­za­mos en la mú­si­ca to­cá­ba­mos al re­vés de lo que es­ta­ba de mo­da. Éra­mos rebeldes, ca­da uno en sus his­to­rias. Yo con Mà­qui­na!, Crac, Mú­si­ca Ur­ba­na, co­sas que iban con­tra­co­rrien­te. Jor­ge es­ta­ba en Do­lo­res y Tino con su ban­da ca­si punk. Es­te sal­va­jis­mo y el fla­men­co son los que nos unió.

¿Con­ser­van ese es­pí­ri­tu?

Sí, sin du­da, por­que nin­guno de no­so­tros ha de­ja­do ser co­mo so­mos. Nun­ca.

La mú­si­ca que us­te­des ha­cen, de fu­sión, ¿es más atí­pi­ca aho­ra que cuan­do co­men­za­ron a fi­na­les del pa­sa­do si­glo?

No, ge­ne­ra la mis­ma reac­ción que cuan­do em­pe­za­mos. Se­gui­mos te­nien­do la mis­ma re­bel­día, no hacemos mú­si­ca de la­bo­ra­to­rio pa­ra ha­cer un pro­duc­to pa­ra ven­der. Tam­bién hay que de­cir que lo que nos sa­le es fu­sión fla­men­co por­que he­mos es­ta­do tra­ba­jan­do años con los más bue­nos del gé­ne­ro.

¿Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes co­no­cen al­go de fla­men­co a tra­vés de Ro­sa­lía?

Bueno, tam­bién pue­de ser; eso se de­cía tam­bién de Pa­co de Lu­cía con En­tre dos aguas y , más tar­de, de Ca­ma­rón con Soy gi­tano.

¿Tie­ne año­ran­za de cuan­do to­ca­ba con Pa­co de Lu­cía?

De las per­so­nas, so­bre to­do; de los que se han ido, co­mo Ra­món de Al­ge­ci­ras.

¿Y con Mi­les Da­vis?

Pien­so que lo he so­ña­do, por­que fue to­do tan rá­pi­do, tan fu­gaz; fue una úni­ca ac­tua­ción que hi­ce con él, dos te­mas al fi­nal de un con­cier­to en el Festival de Mon­treux.

EL NUE­VO DIS­CO

“Lo gra­ba­mos co­mo an­tes: pu­ra im­pro­vi­sa­ción y to­dos jun­tos en el es­tu­dio”

EL ES­TI­LO

“Lo que nos sa­le es fu­sión fla­men­co por­que he­mos tra­ba­ja­do con los me­jo­res del gé­ne­ro”

ER­NES­TO COR­TI­JO

Tino di Ge­ral­do, Car­les Be­na­vent y Jor­ge Par­do, fo­to­gra­fia­dos el mes pa­sa­do en Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.