El TS di­ce que la de­ci­sión es re­ver­si­ble y cons­ti­tu­cio­nal

“El ac­ta no se la ha qui­ta­do la JEC sino una con­de­na”

La Vanguardia - - POLÍTICA - CARLOTA GUINDAL

La Sa­la de lo Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo del Tri­bu­nal Su­pre­mo su­peró ayer el es­co­llo pa­ra re­ti­rar el ac­ta de dipu­tado a Quim To­rra tras un lar­go de­ba­te de dos días. Fi­nal­men­te lo­gró un acuer­do uná­ni­me que re­cha­za las me­di­das cau­te­la­res so­li­ci­ta­das por el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat pa­ra sus­pen­der el acuer­do de la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral (JEC) por el que le re­ti­ra­ba la cre­den­cial co­mo miem­bro del Par­la­ment. La ad­mi­nis­tra­ción elec­to­ral se ba­só en el ar­tícu­lo 6.2 de la ley elec­to­ral (Lo­reg), que es­ta­ble­ce que una per­so­na no pue­de ser ele­gi­da co­mo miem­bro de una cá­ma­ra par­la­men­ta­ria si pe­sa so­bre él una sen­ten­cia. Ade­más, es­ta no tie­ne que ser fir­me si el de­li­to por el que ha si­do con­de­na­do era con­tra la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, co­mo es el ca­so de To­rra, que fue con­de­na­do por in­cum­plir una or­den de la JEC de re­ti­rar la pan­car­ta en fa­vor de “los pre­sos po­lí­ti­cos y exi­lia­dos”, con un la­zo ama­ri­llo, del bal­cón del Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat.

Es­ta de­ci­sión fue re­cu­rri­da an­te la Sa­la de lo Con­ten­cio­so del Su­pre­mo, al que se le pi­dió que sus­pen­die­ra la de­ci­sión de la JEC has­ta que ha­ya una sen­ten­cia fir­me, ya que es­tá pen­dien­te de que la Sa­la de lo Pe­nal del Al­to Tri­bu­nal re­suel­va el re­cur­so con­tra la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­tí­cia de Ca­ta­lun­ya que le con­de­na a un año y me­dio de in­ha­bi­li­ta­ción por desobe­dien­cia.

La Sa­la de lo Con­ten­cio­so ha da­do va­rias ra­zo­nes pa­ra re­cha­zar la pe­ti­ción de To­rra, aun­que re­cuer­da que só­lo se tra­ta de una me­di­da cau­te­lar y to­da­vía de­be en­trar en el fon­do de asun­to. Pri­me­ro, que el ar­tícu­lo de la ley elec­to­ral es cons­ti­tu­cio­nal; se­gun­do, que la JEC es el ór­gano com­pe­ten­te pa­ra apli­car es­te ar­tícu­lo; ter­ce­ro, que la de­ci­sión es re­ver­si­ble y, por tan­to, si se die­ra la cir­cuns­tan­cias de que el Su­pre­mo es­ti­ma­ra su re­cur­so y le ab­sol­vie­ra, po­dría re­cu­pe­rar su ac­ta de dipu­tado; cuar­to, que la re­for­ma de la ley del 2011 por la que se per­mi­te re­ti­rar el ac­ta sin sen­ten­cia fir­me tie­ne co­mo ob­je­to “una ma­yor pro­tec­ción de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas”, y por úl­ti­mo, que no apre­cia “apa­rien­cia de buen de­re­cho en las pre­ten­sio­nes” de To­rra, por lo que ade­más le con­de­na a pa­gar 600 eu­ros en cos­tas.

Los cin­co ma­gis­tra­dos que han fir­ma­do la re­so­lu­ción han da­do un es­pal­da­ra­zo al ar­tícu­lo en cues­tión de la ley elec­to­ral. Tan­to la de­fen­sa de To­rra co­mo la pro­pia Fis­ca­lía apun­ta­ban a la po­si­bi­li­dad de plan­tear una cues­tión de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal al con­si­de­rar que es­ta nor­ma cho­ca con la que ri­ge al Par­la­ment y que sos­tie­ne que un dipu­tado per­de­rá su ac­ta cuan­do ha­ya si­do con­de­na­do por sen­ten­cia fir­me. El tri­bu­nal re­cha­za es­ta pre­ten­sión y ex­pli­ca que ya exis­te una sen­ten­cia de es­ta mis­ma Sa­la de lo Con­ten­cio­so, de abril del 2019, que in­ter­pre­ta y ana­li­za la re­for­ma del 2011 de la Lo­reg que per­mi­te re­ti­rar el ac­ta sin sen­ten­cia fir­me. En­ton­ces ya se con­clu­yó que aque­lla re­for­ma le­gal “es­ta­ba di­ri­gi­da a una ma­yor pro­tec­ción de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, ha­cien­do emer­ger una orien­ta­ción más cer­ce­na­do­ra res­pec­to a con­de­na­dos a la pe­na de in­ha­bi­li­ta­ción, por la ejem­pla­ri­dad social exi­gi­ble a quien ejer­ce fun­ción pú­bli­ca”.

La re­so­lu­ción ha­ce una fé­rrea de­fen­sa tan­to de la JEC co­mo or­ga­nis­mo co­mo de su com­pe­ten­cia pa­ra re­sol­ver el asun­to con­cre­to de To­rra. Re­cuer­da al pre­si­den­te ca­ta­lán que no ha si­do la Jun­ta la que le ha qui­ta­do la cre­den­cial de dipu­tado “sino una sen­ten­cia pe­nal con­de­na­to­ria a la que dos pre­cep­tos de la Lo­reg, cu­ya cons­ti­tu­cio­na­li­dad no cues­tio­na­mos en es­te mo­men­to, atri­bu­yen a la mis­ma”. Por eso, re­cha­zan que con el acuer­do de la JEC se ha­yan vul­ne­ra­do sus de­re­chos fun­da­men­ta­les. El tri­bu­nal de­ja cla­ra su pos­tu­ra so­bre los tér­mi­nos en los que se ex­pre­só To­rra en su re­cur­so con­tra la JEC: “Las que­jas reite­ra­ti­vas so­bre una su­pues­ta ac­tua­ción in­tem­pes­ti­va, ses­ga­da, in­de­bi­da o par­cial que se for­mu­lan con­tra la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral son cla­ra­men­te in­con­sis­ten­tes y só­lo pue­den ex­cu­sar­se en una vi­sión be­né­vo­la de ex­tra­li­mi­ta­cio­nes en el ejer­ci­cio del de­re­cho de de­fen­sa”.

Los jue­ces cri­ti­can a To­rra por ex­ce­der­se y ver­ter acu­sa­cio­nes “in­con­sis­ten­tes” con­tra la Jun­ta

XA­VIER CER­VE­RA / AR­CHI­VO

La pan­car­ta que To­rra no re­ti­ró a tiem­po y cau­só su in­ha­bi­li­ta­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.