Es­tar en to­das par­tes

La Vanguardia - - CULTURA - Llu­cia Ra­mis Bar­ce­lo­na

A ve­ces me pre­gun­to si, del mis­mo mo­do que ellos nos mar­can, que­da al­go de no­so­tros en los pi­sos en los que vi­vi­mos. In­clu­so ten­go la ten­ta­ción de vol­ver a los nue­ve que he al­qui­la­do en Bar­ce­lo­na pa­ra ver quién hay ahora. ¿Ha­brán con­se­gui­do abrir la ca­ja fuer­te del de Sagrada Fa­mí­lia? ¿Se­gui­rán los duen­des en el al­ti­llo de la Sa­gre­ra? ¿Re­pin­ta­rían el bal­cón del de Sant Pe­re Màr­tir? Sa­lu­do a los dra­go­nes de Ver­di, o mi­ro a tra­vés de la ven­ta­na de Lli­ber­tat con mie­do a que lo ha­yan con­ver­ti­do en un apar­ta­men­to tu­rís­ti­co. Y, por un mo­men­to, vuel­vo a ser la que fui a los vein­te años, o a los trein­ta y seis, a los vein­ti­sie­te, cuan­do esos pi­sos eran el punto de par­ti­da de mi día a día.

Stefanie Krem­ser ha vi­vi­do en vein­ti­dós di­rec­cio­nes de cin­co paí­ses dis­tin­tos: Düs­sel­dorf, Mu­nic, Sao Paulo, Co­cha­bam­ba, Nue­va York y Bar­ce­lo­na. Las re­co­rre en Si es­ta ca­lle fue­ra mía (En­tre Am­bos/ Edi­cions 1984), y el jue­ves pre­sen­tó el li­bro en la Laie. Lo ha­cía acom­pa­ña­da de Anna Ball­bo­na, que cua­tro días an­tes ha­bía re­ci­bi­do el Pre­mi Ana­gra­ma de Lli­bres por la no­ve­la No soc aquí. El tí­tu­lo tiene gra­cia, no so­lo por­que es­ta se­ma­na Ball­bo­na es­té en to­das par­tes. Sino tam­bién por­que fue fi­na­lis­ta del mis­mo ga­lar­dón en su pri­me­ra edi­ción, en el 2015; así que, de he­cho, sí que estuvo ya en la fies­ta del bar del CCCB, con la di­fe­ren­cia de que en­ton­ces se lla­ma­ba 3C (creo) y ahora se lla­ma Te­rracc­ci­ta. Co­mo in­di­ca Krem­ser en su li­bro, nun­ca vuel­ves al mis­mo si­tio. A ve­ces por­que cam­bia el si­tio, y otras por­que no eres la mis­ma.

La obra ga­na­do­ra de aquel pri­mer Ana­gra­ma de Lli­bres fue Jam­ba­laia, de Al­bert Forns. Cin­co años des­pués, él se sen­ta­ba con ai­re me­lan­có­li­co en un rin­cón mien­tras Ball­bo­na re­co­gía su pre­mio y se lo de­di­ca­ba al me­jor pa­le­ta del mun­do (su her­mano To­ni), y al hom­bre más gua­po (su pa­re­ja, Al­bert Ben­zekry). Lue­go des­cu­brí que no es que Forns es­tu­vie­ra me­lan­có­li­co, sino que se ha­bía ro­to el me­nis­co per­si­guien­do a un la­drón que en­tró en la ha­bi­ta­ción de un hos­pi­tal don­de él es­ta­ba de vi­si­ta, y por eso no po­día es­tar mu­cho tiem­po de pie. Iba con Gemma Ruiz, a punto de pu­bli­car nue­vo li­bro. Y la edi­to­ra Isa­bel Obiols agra­de­cía efu­si­va­men­te la asis­ten­cia de los in­vi­ta­dos, da­do que aque­lla tar­de em­pe­za­ba la gran tor­men­ta de todos los tiem­pos.

La ver­dad es que fal­ta­ron muy po­cos. Po­dría ha­ber di­cho “no sóc aquí” Jor­ge He­rral­de. Pe­ro sí es­ta­ban La­li Gubern, los miem­bros del ju­ra­do y la nue­va di­rec­to­ra general de Ana­gra­ma, Eva Con­gil, así co­mo la ga­lar­do­na­da del año pa­sa­do, Irene So­là, a quien la en­tre­ga de aquel ga­lar­dón la pi­lló en Laos. Tam­bién es­ta­ba la pre­mio Na­cio­nal de Na­rra­ti­va, Cris­ti­na Mo­ra­les, la di­rec­to­ra del área de li­te­ra­tu­ra del Ins­ti­tut Ra­mon Llull, Izas­kun Arret­xe, la pre­si­den­ta de l’as­so­cia­ció d’edi­tors en Llen­gua Ca­ta­la­na, Montse Ayats, es­cri­to­res co­mo To­ni Hill y Car­los Za­nón, in­con­di­cio­na­les co­mo Jor­di Amat, Oriol Cas­tanys, Ro­ser Amills y Gui­llem Te­rri­bas, o pe­rio­dis­tas co­mo Na­cho Oro­vio y Anna Gui­tart, que ve­nía de la Fun­da­ció Ro­mea, don­de Eduard Màr­quez, en es­ce­na, arra­só ex­pli­can­do el blo­queo del es­cri­tor.

El can­tan­te de Ma­nel, Gui­llem Gis­bert, lle­va­ba seis se­ma­nas sin fu­mar, y ha­bla­ba con la agen­te li­te­ra­ria Mò­ni­ca Mar­tín, que de­jó el ta­ba­co ha­ce seis años. Es­ta­ban los edi­to­res Joan Car­les Gir­bés y Mi­quel Adam, de Ara Lli­bres, se­llo que re­fuer­za equi­po con el fi­cha­je de Laura Ro­sel y Maia Co­ne­sa; tam­bién es­ta­ba la edi­to­ra Eu­gè­nia Brog­gi, y los es­cri­to­res Jor­di Pun­tí y Stefanie Krem­ser que, co­mo de­cía ha­ce unas lí­neas, el jue­ves pre­sen­tó Si es­ta ca­lle fue­ra mía con la au­to­ra de No sóc aquí, que sí es­ta­ba ahí, en la Laie, co­mo tam­bién es­ta­ban, en­tre el pú­bli­co, la es­pe­cia­lis­ta en li­te­ra­tu­ra ca­ta­la­na Mi­ta Ca­sa­cu­ber­ta, Ma­ria Bohi­gas y Ale­jan­dro Dar­dik, de Club Edi­tor, y otros que ha­bían es­ta­do en la fies­ta de Ana­gra­ma, por ejem­plo, Jor­di Montilla de Les Pun­xes, Forns, Ben­zekry y, cla­ro, Pun­tí.

“En Nue­va York era más im­por­tan­te quién eras que de dón­de ve­nías”, lee Ball­bo­na de una pá­gi­na de Krem­ser que ha mar­ca­do con un so­bre de Es­pi­di­fén. De he­cho, mien­tras pre­pa­ra­ban la pre­sen­ta­ción, han brin­da­do, una con ca­va, y la otra con el anal­gé­si­co. Ball­bo­na con­fie­sa que ha sub­ra­ya­do el li­bro de arri­ba aba­jo por­que está lleno de re­fle­xio­nes so­bre la asun­ción de la propia len­gua li­te­ra­ria y la iden­ti­dad. ¿De dón­de eres si, aun ha­bien­do vi­vi­do en to­das par­tes, no te sien­tes de nin­gún si­tio? Pis­ta: Krem­ser se dio cuen­ta de que todos los lu­ga­res en los que ha­bía vi­vi­do es­ta­ban re­la­cio­na­dos a par­tir de una pos­tal que le man­da­ron a Mu­nich en 1991, y que re­ci­bió en Bar­ce­lo­na al vol­ver de Nue­va York, 24 años des­pués. En la pos­tal po­nía: “Do you re­mem­ber...?”.

Pan­ta­grué­li­ca, gam­be­rra, dis­pa­ra­ta­da, sor­pren­den­te, co­ral, di­ver­ti­da, en­tre­te­ni­da. Son al­gu­nos de los ad­je­ti­vos que me­re­ce De lo­bos y cor­de­ros, la pri­me­ra no­ve­la del res­tau­ra­dor Juan Car­los Igle­sias, du­ran­te una co­mi­da en su res­tau­ran­te Rías de Ga­li­cia/ Es­pai Kru. Al pre­si­den­te de Ed­ha­sa, Da­niel Fer­nán­dez, el li­bro le re­cuer­da la pe­lí­cu­la Big Fish, mien­tras que la edi­to­ra Pe­né­lo­pe Ace­ro lo ve más co­mo 13 Rue del Per­ce­be, don­de pa­sa­dos, an­te­pa­sa­dos y pre­sen­tes se desa­rro­llan en un mis­mo plano, y mez­clan in­tri­gas y crí­me­nes en un me­nú tan ex­qui­si­to co­mo el que nos sir­vie­ron en la pre­sen­ta­ción.

“En Nue­va York era más im­por­tan­te quién eras que de dón­de ve­nías”, lee Ball­bo­na de una pá­gi­na de Krem­ser

MARC LLIBRE ROIG

‘No sóc aquí’ Jor­di Pun­tí, Im­ma Mon­só, Sil­via Se­sé, la ga­na­do­ra del Pre­mi Ana­gra­ma de Lli­bres, Anna Ball­bo­na, Isa­bel Obiols y Gui­llem Gis­bert, el can­tan­te de Ma­nel

LLU­CIA RA­MIS

‘Si es­ta ca­lle fue­ra mía’. Stefanie Krem­ser y Anna Ball­bo­na, en Laie, du­ran­te la pre­sen­ta­ción del li­bro de la pri­me­ra. Una brin­da con ca­va y la otra con anal­gé­si­co.

MA­NÉ ES­PI­NO­SA

‘De lo­bos y cor­de­ros’. El res­tau­ra­dor Juan Car­los Igle­sias bro­mea con una cocinera del res­tau­ran­te Rías de Ga­li­cia/ Es­pai Kru, don­de pre­sen­tó su no­ve­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.