Bar­ce­lo­na y Ma­drid te­jen una alian­za pa­ra sa­car ade­lan­te las APEU

La Vanguardia - - VIVIR - LUIS BENVENUTY

Los ayun­ta­mien­tos de Bar­ce­lo­na y Ma­drid es­tán te­jien­do una pe­cu­liar alian­za pa­ra des­en­ca­llar una cues­tión que tie­ne mu­chos co­mer­cian­tes un tan­to ta­ci­tur­nos des­de ha­ce ya años. La con­ce­jal de Co­mer­cio, la so­cia­lis­ta Mon­tse­rrat Ba­lla­rín, man­tu­vo es­ta se­ma­na un en­cuen­tro con su ho­mó­lo­go en el Con­sis­to­rio ma­dri­le­ño, con el con­ce­jal Miguel Án­gel Re­don­do, de Ciu­da­da­nos, a fin de es­ta­ble­cer una es­tra­te­gia co­mún pa­ra las dos ad­mi­nis­tra­cio­nes. Es­ta­mos ha­blan­do de sa­car ade­lan­te de una vez por to­das los APEU, las áreas de pro­mo­ción eco­nó­mi­ca y ur­ba­na (APEU).

La con­ce­jal Ba­lla­rín de­ta­lla que los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les de am­bas ciu­da­des es­tán de­ci­di­dos a sa­car ade­lan­te mo­da­li­da­des lo­ca­les de los an­glo­sa­jo­nes y muy co­no­ci­dos bu­si­ness im­pro­ve­ment dis­tricts (BID), un me­ca­nis­mo de co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da en el que los co­mer­cian­tes de un área de­ter­mi­na­da acep­tan pa­gar más im­pues­tos a cam­bio de dis­po­ner de me­jo­res ser­vi­cios pú­bli­cos y par­ti­ci­par de al­gún mo­do en su ges­tión. La ver­sión bar­ce­lo­ne­sa de los BID tie­ne nom­bre pro­pio des­de ha­ce años. Mu­chos co­mer­cian­tes de la zo­na del Born y del eje de Gran de Sant An­dreu as­pi­ran des­de el an­te­rior man­da­to a con­ver­tir­se en APEU.

“De he­cho –re­to­ma la con­ce­jal Ba­lla­rín–, ya man­tu­vi­mos un en­cuen­tro du­ran­te el man­da­to pa­sa­do. El equi­po de la al­cal­de­sa Car­me­na tam­bién se mos­tró in­tere­sa­do en es­ta idea. La ver­dad es que el cam­bio de go­bierno en el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid no es­tá su­po­nien­do nin­gún pro­ble­ma al res­pec­to. Los téc­ni­cos que se en­car­gan del asun­to con­ti­núan sien­do los mis­mos. Allí es­tán muy dis­pues­tos a adop­tar nues­tros APEU. Tam­bién apro­ve­cha­mos el via­je pa­ra es­ta­ble­cer con­tac­tos con la Fe­de­ra­ción Española de Mu­ni­ci­pios, por­que cuan­tos más sea­mos, mu­cho me­jor”. A pe­sar de los vis­to­sos ri­fi­rra­fes en­tre am­bas ciu­da­des, Ba­lla­rín ase­gu­ra que la co­la­bo­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal va vien­to en po­pa.

La lar­ga es­pe­ra de los APEU res­pon­de prin­ci­pal­men­te a que en úl­ti­mo tér­mino su ins­tau­ra­ción de­pen­de so­bre to­do de la pues­ta en mar­cha de una ley es­ta­tal que per­mi­ta su­bir los im­pues­tos a los co­mer­cian­tes de de­ter­mi­na­das zo­nas de la ciu­dad. Es­ta com­pe­ten­cia tri­bu­ta­ria co­rres­pon­de al Es­ta­do. Y la his­to­ria de­mues­tra que si uno quie­re me­ter­le un po­co de pri­sa al Es­ta­do, con­vie­ne ha­cer­lo des­de bien cer­ca.

Ade­más, por es­tas la­ti­tu­des tam­bién se die­ron al­gu­nos es­co­llos, las épo­cas de ma­yor de­sa­rro­llo del pro­yec­to de los APEU coin­ci­den siem­pre con las eta­pas en las que los so­cia­lis­tas for­man par­te del go­bierno de la al­cal­de­sa Ada Co­lau. La ver­dad es que la al­cal­de­sa Co­lau, así co­mo bue­na par­te de los co­mu­nes, nun­ca mi­ró con muy bue­nos ojos es­ta ini­cia­ti­va. Mu­chos en­tien­den que los

BID su­po­nen, en­tre otros ma­les, una apro­pia­ción del es­pa­cio pú­bli­co, una vic­to­ria de los in­tere­ses pri­va­dos so­bre los pú­bli­cos.

Du­ran­te la úl­ti­ma cam­pa­ña elec­to­ral la pro­pia Co­lau qui­so de­jar bien cla­ro en va­rias oca­sio­nes, al­gu­nas de ellas de­lan­te de

Am­bos ayun­ta­mien­tos bus­can un re­for­ma tri­bu­ta­ria que po­drá dar más au­to­no­mía a los co­mer­cian­tes

los prin­ci­pa­les re­pre­sen­tan­tes del co­mer­cio bar­ce­lo­nés, que, si bien es­tá abier­ta a es­tu­diar nue­vas formas de co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da, no es­tá pa­ra na­da dis­pues­ta a pro­pi­ciar lo que con­si­de­ra una pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios pú­bli­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.