La Vanguardia

Hi­gie­ne de ma­nos: la me­di­da más efec­ti­va

- An­to­ni Tri­lla Hos­pi­tal Clí­nic-uni­ver­si­tat de Bar­ce­lo­na-is­glo­bal

Ri­chard Wen­zel, un es­pe­cia­lis­ta mun­dial en con­trol de in­fec­cio­nes, ha­cia siem­pre es­ta pre­gun­ta: ¿cuá­les son las 10 ra­zo­nes prin­ci­pa­les de la trans­mi­sión de los mi­cro­or­ga­nis­mos (en ar­got, bugs, es de­cir, bi­chos) en el hos­pi­tal? Pa­ra res­pon­der­la, al­za­ba am­bas ma­nos y con­ta­ba uno a uno sus 10 de­dos. Res­pues­ta co­rrec­ta: nues­tras ma­nos. El día 5 de ma­yo (5 del 5, por los 10 de­dos de las ma­nos) es el día mun­dial de la Hi­gie­ne de Ma­nos.

Las ma­nos se con­ta­mi­nan tran­si­to­ria­men­te con vi­rus y bac­te­rias en múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des dia­rias y son un vehícu­lo de trans­mi­sión de va­rias en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, en­tre ellas las de­bi­das a vi­rus res­pi­ra­to­rios co­mo los res­fria­dos o la gri­pe y tam­bién el Co­vid-19. Tras un con­tac­to con una per­so­na in­fec­ta­da o una su­per­fi­cie con­ta­mi­na­da, los bi­chos pue­den so­bre­vi­vir en nues­tras ma­nos de dos a 60 mi­nu­tos. Los vi­rus en con­cre­to no pue­den ha­bi­tual­men­te pe­ne­trar la piel in­tac­ta, pe­ro sí las mu­co­sas. De for­ma ca­si in­cons­cien­te nos to­ca­mos con mu­cha fre­cuen­cia (cua­tro ve­ces ca­da ho­ra) los ojos, la na­riz o la bo­ca. Los vi­rus que con­ta­mi­nan las ma­nos pue­den pe­ne­trar a tra­vés de es­tas mu­co­sas y pro­du­cir un au­to­con­ta­gio.

La ma­yo­ría de es­tas in­fec­cio­nes se pue­den pre­ve­nir. La hi­gie­ne de ma­nos es la me­di­da prin­ci­pal pa­ra re­du­cir el con­ta­gio y las in­fec­cio­nes. Es­ta reali­dad se ha de­mos­tra­do re­pe­ti­da­men­te en to­do ti­po de si­tua­cio­nes, des­de es­tu­dios en el te­rreno has­ta en los am­bien­tes más car­ga­dos de mi­cro­or­ga­nis­mos re­sis­ten­tes, co­mo son los hos­pi­ta­les.

La hi­gie­ne de ma­nos se pue­de rea­li­zar de dos ma­ne­ras bá­si­cas. El la­va­do de ma­nos clá­si­co se ha­ce con agua y ja­bón, con una du­ra­ción de 40 a 60 se­gun­dos. Tam­bién se pue­de rea­li­zar la hi­gie­ne de ma­nos em­plean­do so­lu­cio­nes de ba­se al­cohó­li­ca, en es­te ca­so du­ran­te 20 a 30 se­gun­dos. Es­tos pro­duc­tos son una es­pe­cie de la­va­bo por­tá­til: es­tán dis­po­ni­bles en múl­ti­ples pre­sen­ta­cio­nes, in­clu­yen­do pe­que­ños en­va­ses pa­ra lle­var en el bol­si­llo. Aten­ción: si no usa­mos una can­ti­dad ade­cua­da de pro­duc­to o la du­ra­ción del pro­ce­di­mien­to es in­su­fi­cien­te, la des­con­ta­mi­na­ción de las ma­nos pue­de no ser to­tal­men­te efec­ti­va.

Por tan­to: la­var­se las ma­nos, la­vár­se­las bien, la­vár­se­las con fre­cuen­cia, la­vár­se­las siem­pre tras to­car su­per­fi­cies po­ten­cial­men­te con­ta­mi­na­das o la­vár­se­las por la­vár­se­las es la me­di­da más sim­ple y efi­caz pa­ra re­du­cir el ries­go de con­ta­gio fren­te a nu­me­ro­sas en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, in­clu­yen­do el Co­vid-19.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain