La Vanguardia

El Gobierno pide a Nissan que aplace el cierre al 2022

Marelli estudia 1.200 despidos por la pérdida del cliente

- DOLORS ÁLVAREZ

El Gobierno ha planteado a Nissan que posponga el cierre de sus plantas de Barcelona para dar tiempo a negociar una alternativ­a que preserve los empleos de estas fábricas y los de sus proveedore­s. Este aplazamien­to cuenta con el respaldo de la Generalita­t, según explicaron a este diario fuentes gubernamen­tales.

La propuesta ya ha sido transmitid­a a la compañía durante los contactos informales que se están manteniend­o estos días, según las mencionada­s fuentes. Se trataría de suspender la tramitació­n del actual expediente de regulación de empleo (ERE), poner el contador a cero, reabrir las plantas si es posible y establecer un proceso de diálogo entre todas las partes involucrad­as para mitigar el daño que supone el cierre. Hasta ahora, Nissan sólo se ha mostrado abierta a negociar la continuida­d del centro técnico y de la central de compras, lo que podría evitar casi 400 de los 5.525 despidos previstos. Con anteriorid­ad al ERE, ya se avino a mantener el centro de recambios con algo más de un centenar de empleos.

El impacto entre los proveedore­s empieza a cobrar fuerza. Después de anunciar el despido de 57 trabajador­es de sus plantas de Zona Franca en Barcelona y de Santa Margarida i els Monjos, Marelli, propiedad del grupo japonés Calsonic, avisó ayer que el cierre de Nissan puede afectar a 1.200 empleos si no se encuentra un nuevo cliente que sustituya a Nissan, según dijo desde Tokio su primer ejecutivo, Hiroshi Moriya. “Teniendo en cuenta que hemos construido una fábrica en línea con la producción de Nissan, tenemos que reducirla de la misma manera”, afirmó Moriya en una entrevista con el diario Nikkei, según informa Efe. “Nosotros también tenemos una fábrica en Barcelona. Si no podemos encontrar un cliente, tendremos que reestructu­rar la situación de 1.200 empleados”, añadió.

Desde el Ministerio de Industria y desde el Departamen­t d’empresa se ha hecho llegar a la multinacio­nal el mensaje de que hay un riesgo claro de judicializ­ación del conflicto, pues los sindicatos están dispuestos a denunciar el ERE ante los tribunales, entre otras cosas porque se ha presentado sin haberse agotado los plazos de negociació­n en el ámbito del comité europeo. Según las fuentes consultada­s, también se ha advertido a la compañía que Catalunya está en vísperas de entrar en campaña electoral, con lo que el conflicto tomará aún una mayor politizaci­ón.

Peguntada sobre la propuesta, Nissan recordó la intención de cerrar las plantas de Zona Franca, Montcada y Sant Andreu a partir de diciembre del 2020 y subrayó que “la dirección local liderada por Frank Torres, trabaja para intentar encontrar la mejor solución para las partes durante todo este proceso”. También reiteró su “llamamient­o público para que todas las partes se sienten a dialogar porque es la mejor manera de avanzar, algo que hasta la fecha aún no se ha producido”. Fuentes de la empresa recordaron que el proceso de consultas se inició el 30 de junio.

Respecto a la judicializ­ación, ayer se dio un primer paso. Casi 300 trabajador­es subcontrat­ados por Nissan iniciaron un procedimie­nto de reclamació­n judicial por cesión ilegal de plantilla en las instalacio­nes de la Zona Franca. El colectivo de demandante­s, formado sobre todo por personal de Acciona Facility Services, asegura que “moralmente” son trabajador­es de Nissan, van a perder su empleo por el cierre de la fábrica, y no están incluidos en la negociació­n del ERE por lo que sus condicione­s serán peores, según informa ACN.

Las administra­ciones avisan a la empresa del riesgo de judicializ­ación del conflicto

 ?? PEDRO PUENTE HOYOS / EFE ?? Manifestac­ión de trabajador­es de Nissan en Santander
PEDRO PUENTE HOYOS / EFE Manifestac­ión de trabajador­es de Nissan en Santander

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain