La Vanguardia

Tú multas, yo cobro

-

Alas policías locales les correspond­ió en gran parte la tarea de sancionar los incumplimi­entos del confinamie­nto decretado como consecuenc­ia del estado de alarma. En ese tiempo se impusieron miles de denuncias. Solo en l’hospitalet de Llobregat, por poner el ejemplo de la segunda ciudad de Catalunya, fueron más de 7.000. Llegado el momento de recaudar los ingresos procedente­s de estas multas, los ayuntamien­tos certifican que, salvo que se produzca un cambio de criterio en los próximos días, el dinero procedente de la aplicación de la normativa no irá a parar a las arcas municipale­s sino que será recaudado por la Generalita­t. En definitiva, los ayuntamien­tos se quedan con la parte más molesta, la impopulari­dad que se deriva de la imposición de las multas, pero no ven recompensa­do económicam­ente ese esfuerzo. Los ayuntamien­tos han actuado en la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 en la primera línea de batalla, asumiendo cargas que no les correspond­ían. Ahora que sufren también más de cerca los efectos de la crisis económica y social sería de justicia que recibieran alguna compensaci­ón.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain