La Vanguardia

El plan rebaja del Barça

La economia blaugrana El club quiere plantear fórmulas a los pesos pesados del club que contemplen severos ajustes salariales

- ANAIS MARTI

Leo Messi, sabedor de la complicada situación que atraviesa el club, aceptó desde el primer momento en el que se empezó a tratar su renovación bajarse el sueldo aproximada­mente un 50 por ciento en el primer año de los cinco que firmará. Un ejemplo de que el Barcelona espera que esta temporada sigan algunos de los pesos pesados del vestuario. “Nuestro problema tiene nombre y apellidos y se llama masa salarial. Hay que conseguir ahorrar 200 millones”, insisten desde los despachos de la ciudad deportiva.

Por ello la entidad está preparando esta semana las propuestas definitiva­s dirigidas a los abogados y agentes de los jugadores. En un primer eslabón destaca la situación de Jordi Alba, con contrato hasta el 2024, y de Sergio Busquets, cuyo vínculo finaliza en el 2023. En ese momento ambos tendrán 35 años así que la ampliación no se contempla. La propuesta inicial de la entidad para empezar a negociar plantea que ambos se rebajen el salario algo más de la mitad. No se trata de una medida drástica. En la medida que mejore la economía del club, lo harán también sus salarios. Los dos internacio­nales se incorporar­án la semana del 29 de julio a los entrenamie­ntos aunque llegarán antes para seguir de cerca las negociacio­nes que se prevén largas y complicada­s. Sus agentes, que ya han hablado con el club pero que esperan la propuesta concreta, recuerdan que el curso pasado ya se pactó un ajuste del coste salarial por 122 millones de retribucio­nes fijas que se abonarán durante los próximos cuatro años. “Es difícil volver a negociar”, insisten.

Distinta es la fórmula que se quiere aplicar con Sergi Roberto, de 29 años y con contrato hasta junio del 2022. El club le quiere plantear una renovación de dos años más adecuando su salario a las necesidade­s económicas de la entidad, es decir con un aplazamien­to salarial. En su caso, la cantidad que le correspond­e esta campaña –la que le resta de su actual contrato– se le pagaría una parte este año y el resto se sumaría a las cantidades pactadas en los otros dos años.

De este modo se seguiría el ejemplo que se aplicó con Ter Stegen, Lenglet, Piqué y Frenkie De Jong, que aceptaron ampliar sus contratos en octubre adecuando sus salarios. El resultado fue que Piqué renovó hasta el final de la temporada 2023-24, Ter Stegen hasta el 2025, y Lenglet y De Jong hasta el 2026. Piqué, además, tuvo recienteme­nte una conversaci­ón con el presidente Joan Laporta para volver a reformular su contrato.

No se prevén demasiados cambios en el resto de la plantilla. El club recuerda que ha podido concretar la rescisión de contrato de Matheus, la cesión de Trincão y las ventas de Junior Firpo y de Carles Aleñá. Se sigue trabajando para encontrarl­e una salida a Pjanic y a Umtiti, que rechazaron la carta de libertad y quieren cumplir con sus contratos. También están en la rampa de salida Martin Braithwait­e y Philippe Coutinho, aunque por este último no hay ofertas. De momento, el Barça ha descartado el intercambi­o Griezmann-saúl con el Atlético de Madrid por falta de entente. •

El club busca ampliar y ajustar el contrato de Sergi Roberto y rebajar los salarios de Busquets y Alba

 ?? ALEX GARCIA ?? Tras pactar con Messi, el Barça sigue trabajando en un plan de ajustes para aligerar su masa salarial
ALEX GARCIA Tras pactar con Messi, el Barça sigue trabajando en un plan de ajustes para aligerar su masa salarial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain