«Me quie­ren desahu­ciar, pe­ro yo no de­bo la can­ti­dad que me re­cla­man»

Ve­ci­nos del edi­fi­cio Há­bi­tat Plus de A Bar­ca­la, en Cam­bre, te­men des­alo­jos por no asu­mir gas­tos que creen in­jus­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - A Coruña local - - ÁREA METROPOLITANA - ELE­NA SIL­VEI­RA

El edi­fi­cio Há­bi­tat Plus se cons­tru­yó en A Bar­ca­la ha­ce ca­si dos de­ce­nios pa­ra al­ber­gar una re­si­den­cia pa­ra la ter­ce­ra edad. El ne­go­cio no fue bien y las ha­bi­ta­cio­nes del in­mue­ble se re­con­vir­tie­ron en es­tu­dios y apar­ta­men­tos de al­qui­ler des­ti­na­dos a per­so­nas me­no­res de 30 años y ma­yo­res de 65, que de­bían de cum­plir una se­rie de requisitos pa­ra ac­ce­der a al­qui­le­res so­cia­les. El Con­ce­llo de Cam­bre fir­mó un acuer­do con la em­pre­sa pro­pie­ta­ria, pe­ro, tras la ven­ta del in­mue­ble a otra com­pa­ñía, las con­di­cio­nes de los con­tra­tos, se­gún de­nun­cian los pro­pios in­qui­li­nos, se es­tán in­cum­plien­do y les es­tán compu­tan­do gas­tos que ya se in­clu­yen en su con­tra­to o bien que no se ad­jun­tan con la jus­ti­fi­ca­ción co­rres­pon­dien­te. Azu­ce­na (pon­ga­mos que se lla­ma así) vi­ve en uno de esos es­tu­dios con su hi­jo y es­tá en pa­ro. Tie­ne 53 años, una mi­nus­va­lía del 41 % y una or­den de desahu­cio. El pa­no­ra­ma no es ha­la­güe­ño, pe­ro lo peor, se­gún di­ce, es la «sen­sa­ción de in­jus­ti­cia, de des­am­pa­ro y de es­tar en un lim­bo».

El pa­sa­do día 4 te­nía una ci­ta en el juz­ga­do por la or­den de desahu­cio que pe­sa con­tra ella por el im­pa­go de su al­qui­ler. Lo que en prin­ci­pio eran 1.200 eu­ros fue cre­cien­do has­ta su­mar, a día de hoy, más de 2.800 eu­ros. Esa ci­ta se ha apla­za­do has­ta el pró­xi­mo día 21, pe­ro le­jos de te­ner es­pe­ran­zas ella te­me lo peor. «No pue­do pa­gar. Y no pue­do ir­me por­que no ten­go al­ter­na­ti­va», ex­pli­ca.

Re­cuer­da que cuan­do fir­mó el con­tra­to de al­qui­ler la men­sua­li­dad era de unos 200 eu­ros e in­cluían gas­tos bá­si­cos co­mo el agua fría o la elec­tri­ci­dad. Ase­gu­ra que dos años y me­dio des­pués, la su­ma del al­qui­ler y los gas­tos lle­gó en al­gu­na oca­sión a los 400 eu­ros. Al igual que otros ve­ci­nos, Azu­ce­na pi­dió a la em­pre­sa que ges­tio­na el edi­fi­cio que le jus­ti­fi­ca­se ese in­cre­men­to por­que en nin­gún ca­so ella ha­bía au­men­ta­do los con­su­mos. «Pe­ro siem­pre ob­te­nía su ne­ga­ti­va». «Es que de la no­che a la ma­ña­na me co­bra­ban 70 eu­ros por la re­co­gi­da de ba­su­ra, que ya es­ta­ba in­clui­da en los gas­tos del con­tra­to, o la elec­tri­ci­dad pa­só de los 17 a los 40 eu­ros, de la no­che a la ma­ña­na», ase­gu­ra. «Y, cla­ro, fui acu­mu­lan­do deu­das por esos gas­tos que me que­rían co­brar, que eran in­jus­tos y ade­más yo no po­día pa­gar, has­ta que me lle­gó la pri­me­ra or­den de desahu­cio», re­la­ta.

Azu­ce­na es usua­ria de los Ser­vi­cios So­cia­les del Con­ce­llo de Cam­bre y se es­tá tra­mi­tan­do una solución pa­ra evi­tar el des­alo­jo. Ella, se­gún ex­pli­ca, lo úni­co que sa­be a día de hoy es que no po­dría ac­ce­der a otra vi­vien­da con su si­tua­ción per­so­nal: «Pue­do tra­ba­jar y ten­go for­ma­ción, pe­ro no es fá­cil con­se­guir em­pleo con una dis­ca­pa­ci­dad co­mo la mía. Ade­más, yo no ten­go co­che y ca­si to­do lo que me ofre­cen pre­ci­sa des­pla­za­mien­to». La op­ción de ir­se a otro pi­so lo des­car­ta por com­ple­to: «¿Pe­ro có­mo me voy a ir? ¿A dón­de me voy a ir? A par­te de que no po­dría pa­gar un al­qui­ler sue­len pe­dir una fian­za de mil eu­ros».

El Con­ce­llo de Cam­bre ne­go­cia aho­ra una solución con­sen­sua­da con la em­pre­sa pro­pie­ta­ria, da­do el in­cum­pli­mien­to del con­ve­nio vi­gen­te pa­ra es­tos pi­sos de al­qui­ler social. Los ve­ci­nos es­pe­ran que esa sa­li­da lle­gue an­tes de que se vean to­dos en la ca­lle.

ÁN­GEL MANSO

La mu­jer pen­dien­te de un desahu­cio tie­ne 53 años y una mi­nus­va­lía del 41 %.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.