López de Haro, vi­ñas vie­jas pa­ra un vino nue­vo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Iniciativa - TEX­TO J. M. ORRIOLS

Di­cen en Ha­cien­da López de Haro que no ha­ce fal­ta ser una bo­de­ga an­ti­gua pa­ra ha­cer vi­nos ex­tra­or­di­na­rios, aun­que es jus­to aña­dir que siem­pre es me­jor con vie­jos vi­ñe­dos. Ellos los tie­nen al pie de la Sierra de Can­ta­bria y por eso ela­bo­ran vi­nos al­tos de ga­ma. Hoy nos va­mos a re­fe­rir a su gran no­ve­dad: la Edi­ción Limitada 2016

Yes que las 90.000 bo­te­llas de su vino Edi­ción Limitada 2016, que lan­za aho­ra al mer­ca­do son el fru­to de las uvas Tem­pra­ni­llo de 39 par­ce­las se­lec­cio­na­das si­tua­das en San Vi­cen­te de la Son­sie­rra, con mu­chas vi­ñas cen­te­na­rias y de un te­rreno con lar­ga tra­di­ción vi­ní­co­la. Son 18 hec­tá­reas con las que se lle­nan 312 ba­rri­cas de ro­ble fran­cés y hún­ga­ro «ele­gi­mos es­tas ma­de­ras —ex­pli­ca Raúl Acha, di­rec­tor téc­ni­co de las bo­de­gas— por­que que­re­mos que nues­tro vino ten­ga per­so­na­li­dad pro­pia, ya que cree­mos que le aña­den no­tas es­pe­cia­das y ahu­ma­das a la fru­ta ma­du­ra de la va­rie­dad Tem­pra­ni­llo y al pe­que­ño por­cen­ta­je de Ma­zue­lo con las que se ela­bo­ra nues­tra Edi­ción Limitada. Tam­bién por­que le apor­ta fres­cu­ra y lon­ge­vi­dad». El re­sul­ta­do —se­gún los ex­per­tos— es un vino agra­da­ble, lar­go, equi­li­bra­do y car­no­so, en una aña­da co­mo la del 2016 que, des­de la bo­de­ga, se con­si­de­ra ex­cep­cio­nal.

VOL­VER AL VINO FA­MI­LIAR

«El ob­je­ti­vo de es­ta nue­va re­fe­ren­cia —aña­de el enó­lo­go— es vol­ver a los orí­ge­nes del vino fa­mi­liar de Rio­ja, evi­tan­do los tra­di­cio­na­les coupa­ges en­tre Rio­ja Al­ta y Rio­ja Baja que pu­sie­ron de mo­da las bo­de­gas más in­dus­tria­les del si­glo XX. Lo que pre­ten­de­mos es crear un vino tal y co­mo lo ha­cían las fa­mi­lias de la zo­na en el si­glo XIX y con­se­guir así tras­la­dar a la bo­te­lla un pai­sa­je, una his­to­ria y un te­rru­ño úni­cos».

Acha y su equipo han he­cho un mi­nu­cio­so tra­ba­jo de se­lec­ción de

par­ce­las. To­dos son vi­ñe­dos vie­jos, de más de cin­co dé­ca­das, en los que la uva Tem­pra­ni­llo da sus me­jo­res re­sul­ta­dos, gra­cias al mi­cro­cli­ma de San Vi­cen­te de la Son­sie­rra. La ven­di­mia se lle­vó a ca­bo du­ran­te el mes de oc­tu­bre, de ma­ne­ra es­ca­lo­na­da, a me­di­da que la ma­du­ra­ción avan­za­ba por los di­fe­ren­tes te­rre­nos: des­de las tie­rras del Ebro, has­ta las fal­das de la Sierra de Can­ta­bria, con más de dos se­ma­nas de di­fe­ren­cia en­tre la pri­me­ra y la úl­ti­ma. La uva se tras­la­dó en pe­que­ños re­mol­ques has­ta la bo­de­ga, don­de se so­me­tió a un cui­da­do­so pro­ce­so de ela­bo­ra­ción, que in­clu­yó quin­ce días de ma­ce­ra­ción con pie­les y una fer­men­ta­ción con­tro­la­da a baja tem­pe­ra­tu­ra.

Ha­cien­da López de Haro

rin­de ho­me­na­je a la lo­ca­li­dad en la que na­ció es­ta bo­de­ga, uno de los pue­blos de La Rio­ja con más tra­di­ción vi­ti­vi­ní­co­la, co­mo ates­ti­guan los res­tos ar­queo­ló­gi­cos de la­ga­res ru­pes­tres que se en­cuen­tran en­tre sus vi­ñe­dos.

La del 2016 fue una aña­da cli­ma­to­ló­gi­ca­men­te muy equi­li­bra­da. La evolución fue fa­vo­ra­ble a lo lar­go de to­do el ci­clo ve­ge­ta­ti­vo, con re­sul­ta­dos muy sa­tis­fac­to­rios, tan­to en ca­li­dad co­mo en can­ti­dad. El in­vierno fue re­la­ti­va­men­te frío, la bro­ta­ción se pro­du­jo en mar­zo y es­ca­pó de las he­la­das. El mes de fe­bre­ro fue muy ge­ne­ro­so en plu­vio­me­tría y, acom­pa­ña­do de una pri­ma­ve­ra con tem­pe­ra­tu­ras fres­cas, per­mi­tió un desa­rro­llo ve­ge­ta­ti­vo óp­ti­mo. El ve­rano fue se­co, lo que pro­vo­có un li­ge­ro es­trés hí­dri­co, acom­pa­ña­do de tem­pe­ra­tu­ras mo­de­ra­das que per­mi­tie­ron una ma­du­ra­ción per­fec­ta.

«En Ha­cien­da López de Haro —di­ce Acha— se cui­da al má­xi­mo to­do el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción. Los avan­ces téc­ni­cos y la sos­te­ni­bi­li­dad es­tán al ser­vi­cio de una ela­bo­ra­ción ar­te­sa­nal, siem­pre con el má­xi­mo res­pe­to por la tra­di­ción».

Los de­pó­si­tos de ela­bo­ra­ción tie­nen las bo­cas muy am­plias pa­ra imi­tar la

“Ela­bo­ra­ción ar­te­sa­nal y res­pe­to a la tra­di­ción”

vi­ni­fi­ca­ción en la­gos abier­tos y, a su vez, per­mi­ten tra­ba­jar to­do el som­bre­ro, que son las pie­les que que­dan flo­tan­do en la par­te su­pe­rior del de­pó­si­to du­ran­te.

Siem­pre se rea­li­zan fer­men­ta­cio­nes es­pon­tá­neas, en don­de las pro­pias le­va­du­ras de la uva com­ple­tan to­do el pro­ce­so de for­ma na­tu­ral.

RO­BLES EU­RO­PEOS

La bo­de­ga apues­ta por ha­cer los mí­ni­mos ba­zu­queos y re­mon­ta­dos pa­ra man­te­ner la in­te­gri­dad de la uva has­ta el fi­nal, sin ex­traer de­ma­sia­do los com­pues­tos más amar­gos «por­que de es­ta for­ma —apun­ta en enó­lo­go— la ma­ce­ra­ción es muy es­tá­ti­ca, lo que evi­ta la ro­tu­ra de los ho­lle­jos, y pre­ser­va el ca­rác­ter fru­tal de la uva Tem­pra­ni­llo. Los ro­bles, eu­ro­peos, tan­to el fran­cés co­mo el del Es­te, en­ca­jan me­jor con el es­ti­lo de vi­nos que ela­bo­ra­mos en Ha­cien­da López de Haro, pues­to que res­pe­tan mu­cho más la fru­ta y el ca­rác­ter pro­pio de ca­da uva».

RAÚL ACHA enó­lo­go y di­rec­tor téc­ni­co de es­tas bo­de­gas de La Rio­ja Al­ta evi­ta en sus vi­nos los “coupa­ges”, pa­ra ela­bo­rar vi­nos co­mo en el si­glo XIX.

GIL­BERT BA­GÉS FO­TO

LAR­GA TRA­DI­CIÓN VI­NÍ­CO­LA La bo­de­ga tie­ne 39 par­ce­las se­lec­cio­na­das si­tua­das en San Vi­cen­te de la Son­sie­rra con mu­chas vi­ñas cen­te­na­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.